¿Listo para trabajar en el extranjero?

La experiencia internacional puede ser un excelente impulsor laboral y raíz de aprendizaje; no debes olvidar que el destino es tan importante como el puesto, la planeación y la preparación.
mundo  (Foto: Photos to go)
Anne Fisher

Empleados y directivos de algunas compañías transnacionales (frecuentemente parte de Fortune 500) han comenzado a entablar pláticas sobre expandir divisiones a otros países y así atender problemas de productividad en algunas plantas. Pero algunos de estos empleados temen que si aceptan estas ofertas no sean lo que esperaban, aunque otros sí consideran que implica un verdadero reto y sería una oportunidad interesante. Aunque no podemos olvidar que algunas personas que tomaron puestos similares y después se arrepintieron advierten que "estarán fuera de la vista de las oficinas centrales", y esto podría afectar la carrera de alguien.

Claro que es una decisión difícil, y es una que cada vez más gestores tienen que enfrentar. La cantidad de empleados enviados al extranjero el año pasado por primera vez desde 2006, según un estudio de Brookfield Global Relocation Services llamado Tendencias de Reubicación Global 2011. Según el estudio, un récord de 61% de las compañías en todo el mundo planean comisionar a algún gestor a otro país en 2011.

Los gestores trotamundos podrían tener una ventaja en comparación con sus contrapartes que se quedan en casa. La experiencia internacional "se vuelve con mayor frecuencia un pre-requisito" para los puestos de nivel ejecutivo, dicen Mansour Javidan, decano de investigación en la facultad internacional de negocios del Instituto Golbal Mindset de Thunderbird.

Estudios recientes sugieren que tiene razón. Los consultores de desarrollo ejecutivo de Healthy Companies International, cuyos clientes incluyen Intel, Northrop Grumman, Johnson & Johnson y Boeing, estudiaron los caminos laborales de gestores nivel C en compañías de Fortune 100 y descubrieron que más de 7 de cada 10 tenía un puesto en otro país. Es una cifra superior a los menos de 5 de cada 10 que estaban en esta situación hace una década.

"En muchas compañías grandes necesitan una tarea sustancial si quieres trepar la escalera ejecutiva", comenta Bruce Raines, presidente ejecutivo de la compañía de investigación de ejecutivos Raines International.

Sin embargo, antes de hacer las maletas, es necesario considerar un par de inconvenientes. Para empezar, no todo el mundo está hecho para desarrollarse en un lugar desconocido. El Instituto Global Mindset ha identificado tres características principales que comparten los 'trotamundos' exitosos (así como un examen que las compañías pueden usar para determinar si los candidatos cuentan con dichas características).

Hay tres parámetros de efectividad para un puesto en el extranjero: un conocimiento sólido del manejo de los negocios internaciones y capacidad para absorber información rápidamente; apertura hacia distintas culturas y facilidad para adaptarse a nuevas costumbres; tener "capital social", que se entiende como la habilidad para unir a las personas, crear alianzas e influir en aquellos con diferencias culturales o políticas.

Mansour Javidan comenta que, sin estas tres características, "la gente regresa a casa antes del fin del contrato o no cumplen las metas establecidas. El negocio se pierde y, tanto las relaciones profesionales, como las personales deterioran". Lo mismo le puede suceder a la carrera del gerente.

Antes de aceptar un trabajo en el extranjero, es necesario hacer un inventario honesto de las propias fortalezas y debilidades en esas tres áreas; siempre es posible preguntar al área de RH si existe algún tipo de capacitación para este nuevo rol. Hoy en día es lo más común en la mayoría de las empresas internacionales.

Hablar otro idioma sin duda es una gran ayuda. "Todos los gerentes en trabajos en el extranjero deben aprender el idioma y estudiar la cultura", dice Bruce Raines. "Es muy importante recalcar esta situación, en general, los estadounidenses tienen esta desventaja frente a los gerentes de otros países".

En cuanto al temor de "ojos que no ven, corazón que no siente" en las oficinas centrales, Raines comenta que no hay necesidad de preocuparse: "Antes del internet, la gente en el extranjero estaba aislada. Ahora, con Skype, videoconferencias y la demás tecnología disponible jamás se pierde el contacto".

Esto no quiere decir que salir del país no representa ningún riesgo profesional. Digamos que el jefe de división menciona un trabajo en el extranjero por "un año o dos". Raines dice que uno de los peligros más comunes es cuando un año o dos se convierten en cinco o seis.

"Esto sucede con mucha frecuencia", dice. "Para cuando el candidato vuelve, la organización ha cambiado tanto que no existe un trabajo equiparable para él. Entonces o bajas de nivel o te retiras de la compañía". Uy.

"Para estar seguros", Raines exhorta a no tomar un trabajo en el extranjero "a menos que sea un movimiento  profesional positivo, aún si al final no trabajas más para esa compañía".

Raines recomienda obtener responsabilidad directa de los resultados finales de la compañía en una región tan grande como sea posible, ya que estas habilidades se pueden transferir a otras compañías.

Ir a España o América Latina, agrega Raines, depende en gran medida de la propia actitud hacia los riesgos.

"Si uno es de mentalidad más bien empresarial, los mercados emergentes, como Brasil, el resto de Sudamérica, Vietnam, Moscú y China, son el objetivo. Se puede obtener una excelente reputación de asertividad y ascender rápidamente".

Por el contrario, si el individuo es más conservador y menos arriesgado, "es mejor opción Europa o cualquier mercado bien establecido, donde existen procedimientos establecidos y se lleva un registro".

Una cosa más: en caso de aventurarse, visita el sitio Expat Info Desk del experimentado trotamundos George Eves, que ofrece joyas de sabiduría, desde cómo reubicar mascotas hasta esculpir un contrato de empleo para ‘expatriados'.

¡Buena suerte!

¿Quieres más noticias como esta?
Obtén los mejores consejos laborales y de management.

 

 

Ahora ve
Cómo la tecnología te abre nuevas oportunidades #DiálogosExpansión
No te pierdas
×