Defiende tus ‘brincos’ entre empresas

Que tu currículo enliste varias compañías es recomendable, aunque debes tener un buen argumento; las empresas deben aceptar que el personal se desmotiva porque su fidelidad no es alentada.
entrevista, empleo, trabajo  (Foto: Photos to go)
Ivonne Vargas Hernández
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

Hace algunos años, entrar en una empresa y hacer una larga carrera en ella era lo más común y recomendable. Hoy, contar con una lista extensa de experiencias laborales es incluso recomendable, sin ser signo de irresponsabilidad.

"Cambiar de trabajo cada determinado tiempo no es mal visto, si el trabajador sabe argumentar el por qué de sus movimientos y cómo ha contribuido en cada área donde ha laborado. Si, por el contrario, se queja de los empleos anteriores, puede ser tomado como símbolo de un colaborador inestable y problemático", afirma Leticia Hernández, psicóloga y orientadora vocacional por la UNAM.

En México, 84% de los profesionistas ha tenido más de un empleo, y un 16% sólo cuenta con una experiencia laboral, de acuerdo con una encuesta realizada por el portal Trabajando.com, entre más de 2,500 personas.

"El trabajo de por vida ha muerto, la gente tiene que moverse a nuevas áreas y empresas, porque algunos empleos no tienen futuro". Lo importante ahora es proteger a la persona, al talento, señala un informe sobre políticas de empleo de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE).

Para las empresas, sobre todo grandes compañías, el que una persona no tenga experiencia en varias áreas puede ser un valor adicional, pero la persona debe preparar herramientas para demostrar que quiere hacer un aporte a la organización y le gustaría crecer en ese puesto, no salir corriendo al primer problema. Por ello, el empleado tiene que estar seguro de que puede encajar en el puesto y la filosofía de la empresa en su mira, sugiere Hernández.

Buscar un trabajo nuevo cada seis meses sí podría ser signo de inestabilidad y falta de compromiso, señala el estudio del portal del empleo. Y, al parecer, eso lo tienen claro los mexicanos. A la pregunta, ¿cuánto duraste en el último empleo? el 39% respondió entre uno y tres años; un 24% más de seis años; 19% entre tres y seis años, y un 18% menos de un año.

Las empresas muchas veces deben asumir que la razón por la que se desmotivan los trabajadores es su culpa, ya que no promueven medidas para 'fidelizar' a sus empleados y, en su lugar, promueven una frecuente rotación de personal, indica el informe.

La percepción de no estar en un lugar ‘firme' para trabajar, porque: el salario es 'castigado', existe sobrecarga de funciones, pocos incentivos o condiciones para crecer, son algunos de los factores que más pesan al empleado. Además, las nuevas generaciones buscan empleo con la convicción de que las plazas ya no son eternas, menciona Leticia Hernández.

Según el sondeo del portal laboral en línea, el 18% de quienes terminaron con su antiguo empleo lo hicieron a causa de un despido. Un 14% indicó que no le pagaban lo que se merecía; un 9% quiere montar su propio negocio; 8% trabajar en lo que ha estudiado (ya que no lo estaba haciendo) y un 7% no estaba cómodo con el ambiente laboral.

Hay circunstancias donde no se puede tomar con facilidad la decisión de terminar un trabajo. Para ello, se deben evaluar mucho los pros y los contras, ya que no sería óptimo cambiarse de empleo sin reflexionar al respecto y luego arrepentirse de ello, indica la directora general de Trabajando.com, Margarita Chico.

A la pregunta final, ¿quisieras volver a estar en ese antiguo empleo?, un 60% asegura que no, mientras que un 40% dice querer volver.

¿Quieres más noticias como esta?
Obtén los mejores consejos laborales y de management.

Si has pensado últimamente en cambiar de trabajo por decisiones personales o profesionales, lo primero que debes tener en cuenta es la razón de esta decisión.  Un cambio puede resultar beneficioso, porque podrían mejorar las condiciones, pero es necesario analizar varios factores antes de decir que sí a un nuevo empleo. Por ejemplo: ambiente laboral, horarios, bonos, posibilidad de desarrollo profesional, distancia entre casa y oficina, entre otros, añade Chico.

Es un movimiento "que no puedes tomar a la ligera, pues lo que duras en un empleo sigue siendo considerado por los reclutadores a la hora de contratar a una persona", puntualiza la directora de Trabajando.com.

Ahora ve
EU está dispuesto a dialogar con Corea del Norte “sin condiciones previas”
No te pierdas
×