Los 5 errores en los CV de ejecutivos

Los profesionistas con mucha experiencia pueden perder la brújula de lo importante a destacar; si quieren detallar cada puesto que han ocupado, harán currículos kilométricos que nadie leerá.
hombre-ejecutivo-JI.jpg  (Foto: Jupiter Images)
Anne Fisher

Las personas que en la actualidad intentan conseguir un empleo nuevo, y se ven en la tarea de crear un nuevo currículo actualizado de su historial laboral, suelen tener problemas sobre la redacción y formato adecuados para enviarlo a los posibles empleadores. Sin duda es una tarea compleja, pues siempre escuchamos recomendaciones de cómo crear el currículo perfecto.

Y claro, es un asunto complicado porque no existe realmente una fórmula única para elaborar un CV ganador. Además, las modas y las nuevas tendencias vienen y van.

Muchas personas redactan 'frases objetivo', algo recomendado por escritores y asesores profesionales por muchos años (hasta que los reclutadores y gerentes empezaron a considerarlo como algo irrelevante). Tú podrías realizarlo mucho mejor con un título de "resumen ejecutivo".

Tu currículo debe ser preciso y sólo debe tomar un vistazo simple para comprenderse. Para su próximo libro, Unbeatable Resumes: America's Top Recruiter Reveals What Really Gets You Hired, Tony Beshara, un cazador de talentos veterano con base en Dallas, entrevistó a 3,000 gerentes y ejecutivos de Recursos Humanos. Más de tres cuartas partes (77%) admitieron que les toma menos de 5 minutos leer cada CV; 56% comentó que les tomó menos de 60 segundos cada uno.

Es por eso que las portadas son frecuentemente eliminadas: 86% de los encuestados dijeron que las portadas "no son importantes". Con esto en mente, tu CV debe crear una foto clara e instantánea de quién eres y de lo que puedes ofrecer a tu contraparte.

"Se está convirtiendo en un cliché hablar de una marca personal (dándose a entender lo que es único y deseable de ti) pero tu CV necesita conducir esto en términos no inciertos",  comenta Howard Seidel, un socio del equipo ejecutivo en Boston de la firma Essex Partners. "La mayoría de los currículos no lo hacen".

¿Por qué no? Seidel reconoce cinco errores que los ejecutivos suelen cometer cuando crean su currículo.

1.        Comenzar con una "declaración objetiva". Como sabes, estos párrafos describen el tipo de trabajo que quiere hacer un candidato, y suelen no contener información útil.

Seidel recomienda redactar un párrafo de ‘resumen ejecutivo' que resuma de forma concisa tus mayores logros laborales. "Puedes incluir algunos puntos que enfaticen habilidades particulares", si lo haces bien, intrigará a la persona que lo lea y seguirá leyendo.

2.        Querer ser todo para todos los empleadores. "Los gestores con mucha experiencia suelen tener problemas para articular su nicho, pero los reclutadores se guían por las categorías. Se les paga para que hallen a alguien que se ajuste a un puesto. Si quieres convencer a alguien de que eres muy bueno para muchas cosas, puedes no ser convincente en ninguna".

Solución: enfatiza en tu currículo dos áreas en las que tu trabajo haya tenido el mayor impacto. Cuando estés con el entrevistador, puedes mencionar otras habilidades y logros si parecen relevantes.

3.        Usar lenguaje demasiado vago. "Un error común es escribir una lista de puestos, seguido de la frase ‘responsable de', responsable de esto, responsable de lo otro. "El problema es que muchos títulos no se ven bien. Fuera de la compañía en la que tuviste cierto puesto, quizás no explique suficientemente qué hiciste en realidad, y decir que fuiste responsable de algo no es lo suficientemente específico".

Seidel recomienda colocar tus logros en términos monetarios, o al menos en porcentajes. "Aumentaste las ventas en X, redujiste costos en Y, mejoraste la eficiencia en tanto. Quieres dejar muy claro lo que hiciste", y por extensión, cuáles son los resultados tangibles que puedes darle a un empleador potencial.

4.        Comprimir todo en una página. Contrario a lo que se cree, que los currículos deberían reducirse a una página, el sonde de empleadores de Tony Beshara descubrió que el 95% leerá, o al menos hojeará, un currículo de dos páginas. En algunos campos, como el cuidado a la salud, tecnología de la información y la academia, los currículos de tres o cuatro páginas están bien.

"No puedes acomodar toda una carrera de 20 años o más es una sola página sin que sea difícil de leer. Lo más importante es que la primera página debe tener un impacto inmediato y debe contar claramente tu historia, comenzando con el resumen ejecutivo y tus logros más recientes. Después, a medida que repases el tiempo y vayas a la segunda página puedes ver los detalles, y sólo muestra los puntos importantes así como su conexión con el resto de tu carrera".

5.        Olvidar que tu currículo es cuestión de ventas. Después de asesorar a cientos de ejecutivos, Seidel suele impresionarse por su modestia. "Hasta los gestores más estelares desacreditan su trabajo y sus logros más grandes diciendo ‘sólo estaba haciendo mi trabajo'", dice. "No quieren alardear, pero en un currículo, hacerlo está bien. De hecho, tienes que hacerlo, pues es un documento de mercadeo".

Seidel agregó que "claro que no debes lucir arrogante, pero debes venderte. Si no lo haces, estarás en problemas, porque la competencia sí lo hará".

¿Estás a cargo de las contrataciones? ¿Qué te impresiona? ¿Qué no te impresiona sobre los currículos que recibes? Opina en nuestro Facebook.

Ahora ve
Científicos hallan en Portugal un raro tiburón calificado como ‘fósil viviente’
No te pierdas
×