Cómo ser un jefe al ‘estilo Jobs’

Un directivo como el presidente de Apple tiene características que tú también puedes aplicar; ser un líder que transforma y dicta tendencia con su forma de trabajo es complejo pero no imposible.
lider jobs  (Foto: Especial)
Ivonne Vargas Hernández
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

Sin importar de qué país se trate, los directivos de empresas enfrentan retos similares, como trabajar con menos recursos, responder a la competencia y otorgar valor a lo que hacen. La pregunta es ¿qué marca la diferencia entre obtener un resultado bueno, pero ‘normal', a uno ‘sobresaliente'? La respuesta es el tipo de liderazgo ejercido por los directivos. "Los que saben hacia dónde van logran organizaciones eficaces y eficientes", afirma Luis Felipe Cabrera Mir, director asociado de la división de negocios del Tecnológico de Monterrey, Santa Fe y Ciudad de México.

Ser eficaz, explica, significa lograr más con menos, mientras que la efectividad se logra al cumplir los objetivos planteados en la organización. "Todos los días, el director debe pensar en ambas cosas", señala; si falta un ingrediente "puede ir a la quiebra".

Ejemplos de jefes que inspiran puede haber varios, desde Steve Jobs (CEO de Apple) hasta Jack Welch (quien fuera CEO de General Electric), el nombre ‘elegido' depende de cada quien. Sin embargo, hay rasgos en esas personas que las hacen destacar al grado de convertirse en líderes transformadores. ¿Qué los hace ser diferentes?

El mismo Welch señala en su libro 'Winning' que una regla de oro para los directivos es "saber lo que pasa e informar sobre ello", así los empleados tienen datos de primera mano al trabajar. Eso conduce a una característica clave en los líderes inspiradores: practican la escucha activa. Felipe Cabrera suma a esa cualidad las siguientes:

1. Crear equipos productivos. Es indispensable poner énfasis en el reclutamiento y selección del personal. "Steve Jobs es quien es por el equipo que tiene", afirma el académico.

Uno de los primeros pasos para crecer cómo jefe es saber quién trabaja contigo, qué talento tiene y qué puede aportar. Delegar esa tarea exclusivamente a recursos humanos podría ser un error, en particular si son puestos estratégicos.

Trasladando esta situación al ámbito laboral, la recomendación es buscar contratarse en empresas donde, por lo menos, te entreviste quien será el jefe principal y, en su momento, el director. Eso habla de la seriedad en el proceso de reclutamiento.

2. Formar al talento. Si te preguntaran qué piensas del empleado mexicano, ¿cuál sería la respuesta inmediata? "Hay quienes podrían responder que son irresponsables". Si bien esto no es una realidad generalizada, hay un dato que sí resulta real: lo que piensas -como jefe- de tus colaboradores es lo que obtienes por resultados.

Es importante generar altas expectativas en el desempeño del personal. Pero eso no se lograr por ‘arte de magia', hay que invertir en su capacitación y aprender a escuchar a ese equipo de trabajo.

3. Mirar hacia el futuro. Una constante en el mundo personal y de negocios es el cambio. En opinión de Cabrera, hay tres formas de manejar este factor: te atrasas y quedas pasivo' te adaptas y eres activo, o te adelantas en forma 'proactiva'. Hay directivos que asumen la actitud de "Yo me adapto, sobrevivo y espero a ver qué pasa", puntualiza Cabrera.

Líderes como Jobs hacen lo contrario. El co fundador y presidente de Apple vive un paso adelante, pensando en productos que el cliente ni siquiera imagina. Sin importar si ello implica trabajar "hasta 18 horas, como sucedió cuando desarrollaba Macintosh", señala el académico.

¿Qué tipo de personas se requiere para crear innovación en una empresa? De acuerdo con información de la Escuela de Negocios de Harvard, hay que involucrar a diferente personal, desde aquellos que sobresalen como generadores de ideas, hasta gerentes de proyecto y líderes de equipo.

"Una innovación, igual que un equipo de futbol, requiere de varios actores; desde aquél que se atreve a hacer una propuesta, rompiendo con convencionalismos, hasta un empleado disciplinado cuya labor será disciplinar el proyecto", expresa Pedro Escamilla, especialista en educación.

En México ¿se puede?

Convertirse en un líder al estilo Jobs 'de la noche a la mañana' es complejo. Este directivo tiene valores únicos: vender sueños, tener fanboys de Apple, crear emociones, cautivar audiencias, esa es su manera de vivir, cita David Kramer, autor del artículo Leadership Behaviors and Attitudes of Steve Jobs y egresado del Institute of Technology School Of Management.

Hacer que una persona trabaje para ti de una manera apasionada, aunque se dice fácil, no es tarea sencilla, reconoce Cabrera Mir, también doctor en administración por la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

El primer paso para obtener resultados como los de Jobs es empezar por actuar en tu campo de acción, o lo que el académico llama: liderazgo con "l minúscula". Es decir, difícilmente se puede ser un visionario sin antes empezar por hacer transformaciones diarias en la forma de dirigir.

Esto implica trabajar en acciones como generar lealtad en el equipo, sin consentirlo en extremo o exigirles que sólo den resultados. "Hay que formar personas independientes" utilizando la esencia del liderazgo, que consiste en "desgastarse con la gente". Es vital mantener el mayor contacto posible con quienes ejecutan las tareas y prestar atención a sus ideas y necesidades.

¿Quieres más noticias como esta?
Obtén los mejores consejos laborales y de management.

A decir del director, otro elemento que conduce a nuevos niveles de liderazgo es "abrazar el error", o en otras palabras, entender que la gente se equivoca y de ese acto pueden provenir las mejores ideas.

 

Ahora ve
Bienvenido al viaje por los 25 lugares más coloridos del mundo
No te pierdas
ç
×