¿Se te va la vida en el tráfico? Cuidado

Si manejas más de tres horas para ir y venir de tu trabajo eres parte de los ‘Workilómeters’; esta tendencia, común entre los capitalinos, genera obesidad y bajo rendimiento laboral.
trafico  (Foto: AP)
Ivonne Vargas Hernández
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

¿Te imaginas permanecer encerrado en el auto 23 horas? En ese tiempo podrías terminar un reporte, preparar una presentación o tomar un curso. Ese tiempo, sin embargo, es el que destinan mensualmente los trabajadores del Distrito Federal y el Estado de México a ir en coche a su oficina y regresar. Así lo refiere un análisis elaborado por la consultora De la Riva Investigación Estratégica. En promedio, una persona que se traslada en auto a su empresa hace una hora y 20 minutos, todos los días. Esa cifra es de 2 horas y 8 minutos para quien se moviliza en transporte público.

Eso da lugar a una nueva microtendencia laboral, los workilómeters, trabajadores que invierten más de 3 horas y media (ida y vuelta) en la dinámica de conducir casa- oficina- casa. Y resulta que uno de cada 10 empleados en el Valle de México forma parte de ese grupo.

Según un estudio realizado por la firma IBM, México es la segunda ciudad con más tráfico en el mundo, sólo después de Beijing. Los workilómeters, sin embargo, no son resultado de la casualidad: además del tránsito, existe un crecimiento exponencial de la población en zonas conurbadas del Distrito Federal. De 1970 al 2010, por ejemplo, la población del Estado de México pasó de 7.6 a 15.1 millones de habitantes.

Los defeños no son los únicos con este problema. En Estados Unidos existen 3.4 millones de workilómeters, casi el doble de los que había en 1990, según Mario Dolores Soberanes y Rodolfo Vargas, autores del estudio.

La diferencia es que en ese país se aplica el concepto de ‘Extreme Commuters' a las personas que tardan una hora y media en llegar a su trabajo, tiempo que en México es considerado ‘normal', o dentro del promedio habitual de traslado.

Más allá del estrés

Los empleados que pierden más de tres horas conduciendo a sus oficinas se clasifican en dos, según la actitud con que enfrentan la situación. Están los que se ‘resisten' y sobrellevan el tráfico del día preguntando y alternando rutas de traslado. El otro grupo lo integran quienes optan por soluciones como ir al gimnasio o tomar un curso cerca de la oficina, así regresan cuando el congestionamiento disminuye, menciona De la Riva.

"Este tipo de planeaciones, a largo plazo, terminan por minar el entusiasmo del trabajador respecto a su fuente de empleo. Salvo que se trate de un excelente puesto, el colaborador se mantiene en ese lugar. Si hay un pésimo ambiente y encuentra otra opción más cercana, la persona termina por irse", comenta el médico general por la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla, Fernando Noriega.

Los workilómeters, a su vez, son más propensos a generar obesidad. Según un estudio del Georgia Institute of Technology, por cada 30 minutos en el coche crece 3% el riesgo a desarrollar este problema de salud. La razón, entre otros factores, en que al pasar largos períodos frente al volante se aumenta la ingesta de alimentos poco saludables.

El tiempo con la familia es otro factor que se perjudica. Un reciente estudio de la Universidad de Umea, en Suecia, encontró que quienes tardan más de 45 minutos en movilizarse a sus trabajos tienen más posibilidad de divorciarse debido a que la persona disminuye la comunicación con su pareja, ante el hartazgo que produce las horas de manejo.

Esos resultados, en opinión de Noriega, no son aplicables a México, porque la dinámica de la población es diferente. "Aquí el trabajador se enfrenta a otros problemas, como sobrepoblación y  un creciente aforo vehicular. Si a ello se suma que las oportunidades laborales son complejas, la persona no se divorcia por conducir mucho tiempo. Pero, es una realidad que esta situación termina por dañar la calidad de vida del profesionista".

Adicional al impacto en términos de salud, el tráfico genera una pérdida de productividad en la Ciudad de México equivalente a 55.4 mil millones de pesos por año, de acuerdo con cálculos de la firma Consultores Internacionales S.C. (CISC). En su análisis titulado ‘Un tráfico paralizando en la Ciudad de México', se menciona que esa cifra representa alrededor de 1.95% del Producto Interno Bruto del Distrito Federal y el Estado de México.

En opinión de Fernando Noriega, el tráfico genera problemas que, si bien no se pueden traducir a cifras exactas, sí dañan el desempeño de la persona. El cansancio y el disgusto (durante las primeras horas del día, en especial) suelen estar vinculados con el tiempo que la persona tarda en llegar a la oficina.

Los workilómeters, menciona el estudio de De la Riva, seguirá creciendo en los próximos años. Algunas cifras confirman esa perspectiva: datos de la Secretaría del Medio Ambiente refieren que cada año se incrementa entre un 10 y un 20% el número de autos en la ciudad de México.

Cabe destacar que en el Distrito Federal existen servicios como ‘Aventones', que buscan fomentar en las personas el hábito de compartir su auto dentro de comunidades de confianza. Esto se realiza a través de un sistema en línea que identifica a quienes pueden pertenecer a un mismo colegio o empresa, con la finalidad de organizar y sincronizar sus rutas.

Trastornos del tráfico

A continuación se enlistan diversas emociones que experimentan los workilómeters. ¿Te identificas con alguna de ellas?

- ‘Arrepentimiento' vial: Se da cuando los conductores eligen una ruta congestionada y comienzan a pensar si una vía alterna hubiera sido mejor opción.

- Fobia a ciertos destinos. La persona hace todo lo posible por evitar circular en determinadas zonas por miedo a encontrar un embotellamiento.

- Cambio de vehículo. Se comienza a considerar, seriamente, la posibilidad de adquirir una motocicleta o bicicleta para dirigirse a su destino. Se toma consciencia de los beneficios de viajar en medios alternos (si la distancia lo permite).

Ahora ve
Falta de oxígeno en hospital en India causa la muerte a 64 niños
No te pierdas
×