SEP ‘llevará de la mano’ a los alumnos

Para frenar la deserción escolar, el Gobierno implementará el programa ‘Síguele, caminemos juntos’; el plan consiste en identificar a tiempo a quienes están en ‘peligro&#039 de dejar la academia.
estudiante  (Foto: Photos to go)
Ivonne Vargas Hernández
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

Anualmente, cerca del 15% de los alumnos en bachillerato abandona la escuela. Son alrededor de 588,000 alumnos, según estimaciones de la Secretaría de Educación Pública (SEP). Las cifras "hablan de un grave problema social, porque el trasfondo de esa deserción incluye desde dificultades económicas para enfrentar los gastos de asistir a la escuela, hasta problemas a nivel familiar o desinterés de los jóvenes y sus padres porque continúen con los estudios. La pregunta es qué tipo de futuro tendrán esos estudiantes", expresa Pedro García, especialista en educación por la Universidad Juárez Autónoma de Tabasco.

Para detener esa ‘salida' anual de alumnos y aumentar la cobertura del nivel medio superior, a partir del próximo ciclo escolar la SEP lanzará 'Síguele, caminemos juntos', iniciativa que forma parte del Programa de Acompañamiento Integral para Jóvenes.

Una herramienta fundamental del proyecto -cuya prueba piloto se realizó en 72 planteles de todo el país- es el Sistema de Alerta Temprana (SIAT), a través del cual se busca detectar cuando un estudiante que cursa el bachillerato presenta problemas que lo pueden orillar a abandonar la escuela.

El SIAT proporcionará reportes individualizados por asignatura por cada alumno, con la intención de identificar a tiempo a quienes están en ‘peligro' de dejar la academia.

Si un alumno reprueba una asignatura y tiene más de 10% de faltas en un bimestre, está en riesgo de dejar el bachillerato, según información de la SEP.

El sistema muestra una bandera amarilla cuando el alumno tiene un riesgo bajo de abandonar la escuela, y bandera roja cuando ese indicador es alto. A partir de ese análisis, el sistema permite sugerir estrategias de intervención mediante el Sistema Nacional de Tutorías, Educación Vocacional, Construye T y becas hacia la retención, todos éstos programas de la SEP.

Históricamente, la deserción de estudiantes en el bachillerato se registra entre el primer y segundo año. Una de las principales causas de este fenómeno corresponde a motivos económicos, de acuerdo con un comunicado emitido por la Secretaría.  La meta presidencial de cobertura en el nivel medio superior para el 2012 es del 68%, siendo que esa cifra se encuentra, actualmente, alrededor del 63%, según números de la SEP.

Los jóvenes en bachillerato son un grupo vulnerable, porque están en la etapa en que pueden ser atraídos -la mayoría de las veces por necesidad- por el subempleo. Muchos estudiantes son los proveedores de su familia e, incluso, ejercen la paternidad desde temprana edad, así que deben incorporarse rápidamente al mercado laboral en lo que sea que encuentren, expresa Pedro García.

¿Quieres más noticias como esta?
Obtén los mejores consejos laborales y de management.

En el nivel medio superior, el número de estudiantes que abandonan la escuela es mayor, por otra razón. Cuando se estudia la primaria y secundaria, los padres tienen mayor control del hijo, pero en la preparatoria los jóvenes adquieren más autonomía en la decisión de estudiar, y muchos piensan "mejor me voy a trabajar para ganar dinero, retomaré más adelante donde me quedé", detalla el especialista en educación.

Ser un estudiante desertor no sólo genera el deterioro de las aspiraciones educacionales y ocupacionales de la persona, también impacta en el estancamiento del nivel educativo de México. "Un país sin recursos de conocimiento es propenso a rezagarse y enfrenta desventajas en las economías mundiales", indica María Guadalupe Zuñiga, autora del libro ‘La deserción estudiantil en el nivel superior, causas y solución'.

Ahora ve
Esta es la frase de Bill Belichick que enojó a algunos mexicanos
No te pierdas
×