El MBA de UCLA te acercará al empleo

La escuela revisará el plan de estudios de su maestría en Negocios para preparar más a sus alumnos; la universidad especializará a los estudiantes en bienes raíces, creación de marcas y otras áreas.
trabajo  (Foto: Photos to Go)
John A. Byrne
NUEVA YORK -

La Facultad de Negocios Anderson de UCLA contrató en dos ocasiones a Deloitte Consulting durante los últimos cuatro años, para que estudiara las mejores prácticas de varias escuelas de negocios de punta, entrevistara a reclutadores corporativos de MBAs, y analizara a profundidad el panorama competitivo de la educación de negocios.

El resultado de este trabajo preparativo generó una visión crucial pero simple: con frecuencia, muchos estudiantes de primer año llegan a la universidad sin estar seguros de lo que quieren obtener de su título. Aún tienen que fijar su mente en un campo, estudio o industria específicos. Cuando finalmente lo logran -si es que lo logran- los reclutadores corporativos ven poco menos que una línea directa a sus industrias y más un zigzag, que los pone a cuestionar su deseo y compromiso.

Este hallazgo fundamental ha sido la fuerza que ha movido a Anderson para que haga una revisión total de su plan de estudios, anuncio dado el 8 de agosto. Los cambios son parte de un esfuerzo para lograr que los estudiantes se comprometan más rápido a un campo de estudio más específico y para canalizarlos a un internado más productivo, que a cambio debería prepararlos para las mejores ofertas laborales en el campo que hayan elegido.

Claro que muchas escuelas tienen especialidades de estudio, pero Anderson está mejorando su plan de estudios de primer año para que los candidatos de la maestría en negocios puedan tomar estas decisiones lo antes posible. Y para que los estudiantes, astutamente, hagan un compromiso temprano, la escuela les ofrecerá una serie de certificados hasta en una docena de áreas de estudio especializadas. Cada certificado ofrece un menú de materias obligatorias para el título adicional.

La escuela ofrecerá certificados en bienes raíces, administración tecnológica, espíritu empresarial y sustentabilidad en este plan de estudios. Si la universidad lo aprueba, Anderson también ofrecerá certificados en creación de marcas, cuidado a la salud y entretenimiento. Pero las autoridades de la escuela esperan tener tres o cuatro en finanzas, al menos tres en mercadeo y una en recursos humanos.

"Esta estructura creará una preparación e intereses particulares de los estudiantes según su selección de materias, la secuencia de los cursos y la disponibilidad de los certificados", dice Judy Olian, decana de Anderson desde 2006, después de pasar una temporada en la Facultad de Negocios Smeal de Penn State. "En lugar de tener una MBA amorfa con muchos pedacitos de todo, esto ofrecerá información muy clara para el mercado".

Lograr que los MBAs se comprometan: ¿Una propuesta sin esperanza?

Es un enfoque nuevo, pero podría terminar desalentando a los estudiantes que están menos dispuestos a inscribirse a un tema específico y que utilizan su grado de MBA para explorar distintas opciones laborales.

Olian sostiene que los cambios no pretenden ser restrictivos. "No los estamos limitando", insiste. "Somos una institución educativa, no una prisión, así que si cometen un error, pueden cambiar. Pero estamos intentando que articulen sus opciones antes de entrar".

Andrew Ainslie, decano asociado del programa de MBAs, cree que los beneficios del nuevo plan de estudios superarán a los costos. "Desde la perspectiva de los estudiantes, esto ayuda a los MBAs a presentar su identidad en el mercado. Queremos decirle a un estudiante que si está interesado en finanzas, vamos a asegurarnos de que salga de esta escuela con la mejor preparación financiera posible. Los estamos ayudando a identificar quiénes son en el mercado".

Además de los cursos prescritos, también existirá lo que Olian llama "experiencia curricular profunda", un proyecto al cliente de 20 semanas creado para obtener un certificado particular.

El proyecto de investigación obligatorio convertirá a los estudiantes en consultores para compañías importantes, involucrándolos en una amplia gama de proyectos que van desde la exploración de oportunidades de negocios nuevos hasta el desarrollo de estrategias de apreciación.

¿Qué han hecho últimamente para los reclutadores laborales?

Los informes de consultoría de Deloitte dieron a conocer gran parte del pensamiento detrás de los cambios. "En ocasiones, las escuelas analizan su reforma al plan de estudios y dicen quiénes son y cuáles son las características de sus estudiantes. Queríamos saber lo que quería el mercado de nosotros y eso fue lo que dio forma a este plan de estudios", dice Olian.

El primer estudio se concentró en la estructura y en los servicios de empleo de las carreras de Anderson, y el segundo examinó "la cadena de valor completa de la experiencia educativa de MBA, desde las admisiones hasta las percepciones del reclutador", dice Olian.

Entre otras cosas, los estudios revelaron una escasez en el plan de estudios de la escuela en el área de comunicaciones. Este descubrimiento generó un nuevo curso de comunicaciones en el primer trimestre, junto con una serie de experiencias de introspección de liderazgo durante la orientación. Estos cambios fueron aplicados hace un año.

Deloitte también encontró fallas en la forma en la que la escuela interactuaba con los reclutadores. "Si prestaron atención a las calificaciones en U.S. News, quedó claro que no teníamos la mejor percepción por parte de los reclutadores. Nosotros podíamos arreglar el buen liderazgo en nuestro centro de administración laboral y en la clase de comunicaciones", dice Ainslie.

Anderson reclutó a Rob Weller, ex alumno de Anderson de 1991 que trabajó en Goldman Sachs, Union Bank of Switzerland y Trust Company of the West, como ejecutivo en residencia en su Centro de Administración Laboral en 1997. Recientemente tomó el puesto de decano asistente de servicios laborales para mejorar las relaciones con los reclutadores corporativos.

U.S. News calificó a Anderson en el 14º lugar nacional con un "puntaje de evaluación de los reclutadores" de 3.9, en una escala de cero a 5.0. Por otro lado, la Facultad Haas de Berkeley, que está empatada con la Facultad Tuck de Dartmouth en el séptimo lugar, tuvo un puntaje de 4.1. El puntaje más alto lo recibió Stanford, con 4.6. Poets&Quants califica a Anderson en la posición 17, en gran parte debido al bajo puntaje que recibió del Financial Times y The Economist.   

Transformar los cambios en trabajo

La identidad de la escuela ha girado en torno a su sede principal al sur de California, y es fuerte en finanzas, mercadeo, espíritu empresarial y operaciones. La mayoría de los estudiantes que se gradúan de UCLA con una MBA se 'enamoran' del lugar y dicen que ahí pasarán el resto de su carrera. "Somos reconocidos por tener una genuina cultura de comunidad, interacción y compañerismo. Es una gran razón para venir aquí, pero no queda claro cómo esto nos da una ventaja en el mercado", dice Ainslie.

Por ejemplo, un análisis realizado por Weller sobre las tendencias del mercado laboral de MBAs, mostró que hay 9,000 empleos para esta carrera enlistados en San Francisco y Silicon Valley cada año, superior al número en Nueva York y muchos más que al sur de California. Aún así, el número de graduados de MBA de Stanford y Berkeley es tan pequeño, que no puede satisfacer la demanda. "Estamos intentando que nuestros estudiantes miren a ese mercado con mayor seriedad", dice Ainslie.

Con los nuevos cambios, Anderson está intentado encontrar un punto medio entre la variedad de la Facultad Booth de la Universidad de Chicago, la cual permite a los estudiantes una flexibilidad máxima en el diseño de su programa de MBA, y del enfoque inflexible de la Facultad de Negocios de Harvard, en la que los estudiantes de primer año toman todas sus clases juntas en secciones de 90 alumnos cada una.

"Aún queríamos tener cierta estructura y un conjunto de clases que los alumnos cursaran juntos, pero queríamos ofrecer la flexibilidad de tomar cursos desde el principio en materias como finanzas, mercadeo y estrategia, que suelen marcar un camino laboral", dice Ainslie.

¿Quieres más noticias como esta?
Obtén los mejores consejos laborales y de management.

¿Estos cambios realmente producirán graduados de MBA con mejor enfoque? Anderson sin duda así lo cree. "Muchos empleadores están buscando este valor inicial por parte de los MBAs que emplean", dice Olian. "No quieren volver a someterlos a un ejercicio de capacitación, sino que buscan gente en la que puedan contar desde el principio para realizar contribuciones reales...".    

 

Ahora ve
El balotaje entre Piñera y Guillier en Chile es de pronóstico reservado
No te pierdas
×