¿Qué necesita México en educación?

Expertos dicen que México no requiere más dinero para mejorar ese sector, sino más transparencia; la corrupción y la politización de la educación impiden que los recursos se aprovechen, advierten.
estudiante frustrado  (Foto: Thinkstock)

Aunque México es el país miembro de la OCDE que mayor proporción de su gasto público destina a educación (22%), eso no se refleja en mejores resultados y el nivel de sus alumnos se sitúa entre los más bajos, advierten especialistas.

Lo que el país necesita para conseguir mejorías en este tema es una mayor rendición de cuentas en este ámbito, mencionó Harry Patrinos, economista del Banco Mundial (The World Bank) en Washington.

En el país "ninguna autoridad tiene la información de cuántos maestros hay en el sistema público, su sueldo y desempeño", mencionó David Calderón, representante de la asociación ‘Mexicanos Primero'.

Además existen arreglos corruptos no funcionales, como tener a personas (profesores) con contratos en dos estados lejanos entre sí, refirió durante su partición en la cumbre realizada por The Economist el pasado 6 de octubre, en la ciudad de México.

Alejandro Ramírez Magaña, director general de Cinépolis, expresó que aunque el sector privado está involucrado en la educación, lo hace a nivel micro, por ejemplo, otorgando becas; y es poco realista pensar que los resultados se transformarán si no hay intervenciones a nivel macro. Es importante trabajar en aspectos básicos, como mejorar la participación de los padres de familia e incrementar la transparencia en la asignación de recursos a la educación.

Para el empresario, la educación es una tema politizado en el país, siendo el sindicato de profesores unos de los más poderosos. Por su parte, Miguel Székely, director del Instituto de Innovación Educativa del Tecnológico de Monterrey, mencionó que en educación hay desafíos en otra dimensión, como el desarrollo del concepto ‘ciudadanía'.

Algunos estudios, dijo, revelan que 40% de los estudiantes mexicanos de entre 12 y 15 años opina que es bueno tomar la autoridad por propia mano, un 76% no cree en los partidos políticos y 50% dejó de identificarse con México como país. Además, los estudiantes no creen en el diálogo como una alternativa para resolver problemas. "La cosa se ve mal en México, hay que tomar medidas en civismo", afirmó.

Ramírez Magaña detalló que en el país los jóvenes no tienen modelos a seguir y hay poca detección de talento en etapa temprana.

En opinión de Calderón, es difícil lograr cambios en el sistema si las escuelas son lugares donde se puede encontrar corrupción, por eso es fundamental que haya mayor rendición de cuentas. "La profesión magisterial (sin embargo) quizá sea la menos preparada para ser el marco de acción de esto", porque esta actividad ha sido un punto de lucha en la política, subrayó.

Miguel Székely agregó que seleccionar mejores maestros y capacitarlos es crucial, porque se necesitan profesores que enseñen bajo una metodología diferente. Detalló que en México predomina la técnica de la memorización, por ello, si al chico se le aplica una prueba donde en vez de repetir como autómata se le pide que lea un texto y lo comprenda, el resultado es más bajo.

Ramírez Magaña aseguró que la sociedad mexicana debe fijar metas para los próximos 12 años, entre éstas aspirar a que el promedio de México mejore en aspectos básicos como lectura y matemáticas, y que disminuya la deserción escolar.

 

Ahora ve
El papel que juega Corea del Sur en la histeria actual por el bitcoin
No te pierdas
×