4 reglas para cambiar de banco con éxito

Los expertos señalan que una regla de ‘oro’ en esta decisión es comparar los servicios y costos; antes de dar ese paso, define cuál de tus necesidades buscas cubrir con la nueva elección.
banco  (Foto: Thinkstock)
Ivonne Vargas Hernández
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

En México, más de una tercera parte de la población opta por hacer ‘guardaditos' de dinero en su casa, en alcancías o debajo del colchón, en lugar de recurrir a una institución bancaria para ahorrar. Eso fue lo que encontró un estudio de la Asociación Mexicana de Administradoras de Fondos para el Retiro (Amafore), realizado entre 2,000 personas afiliadas al Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS). Entre los mexicanos existe no sólo desconfianza en los bancos, sino que los consideran ajenos a la vida económica de las personas, refiere la ‘Encuesta Nacional de Valores: lo que nos Une y Divide (ENVUD)' realizada por Banamex y la Fundación ‘Este País'.

Según la etapa financiera en la que te encuentres, es inevitable que entables una relación con la banca, ya sea para solicitar un crédito, depositar nómina, ahorrar, contratar seguros, entre otros servicios. El primer paso para establecer un vínculo ‘sano' es saber qué necesidad va a satisfacer esa institución, cómo se ajusta lo que ofrece con tu perfil financiero y qué obligaciones tendrás a cambio de ese producto o servicio.

En México, un problema es que no se ejerce el poder del consumidor. Al elegir una institución bancaria "nos vamos más por mercadotecnia que por una cuestión de analizar la información" sobre los productos ofrecidos, menciona Ángel Salinas, profesor de la escuela de Economía de la Universidad Panamericana (UP).

Cuando se escoge un banco hay que pensar en el estilo de vida. Por ejemplo, si una persona viaja con frecuencia, debe asegurar disposición de dinero en varios países. Para quien realiza continuamente transferencias, será importante garantizar un buen servicio de banca en línea, y un emprendedor en busca de ingresos para su negocio está muy atento a intereses y facilidades otorgadas por el banco, cita un artículo publicado por ‘Money Smart', programa de educación financiera en Estados Unidos.

Si estás por realizar un cambio de banco para adquirir determinado servicio financiero, estos son algunos puntos en que debes fijarte, de acuerdo con el académico de la UP.

1.       Haz un archivo del banco.

¿Qué es lo que sucede cuando vas a comprar una computadora, por ejemplo? Revisas entre varias opciones y en diferentes tiendas. El mismo nivel de detalle debe aplicarse a la elección de esta institución. Reúne la mayor información sobre el grupo. Una primera fuente es la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef); en su portal hay contenido detallado sobre comparativos de cuentas, créditos y evaluación de servicios de acuerdo con la opinión de clientes, entre otros datos.

Tu otra fuente es la referencia personal y las redes sociales. Si hay un banco que "abuse del cliente", menciona Salinas, y le otorgue mal servicio, no dudes que en Internet encontrarás grupos  que refieren la experiencia vivida con determinadas instituciones.

2.       Si necesitas un crédito

Contraer ese tipo de compromiso, de tipo hipotecario o automotriz, implica preguntarse ¿cuánto me va a costar ese préstamo? No sólo por los intereses a pagar, sino también hay que evaluar el costo anual total. En el caso del crédito hipotecario hay un seguro que cubrir, por ejemplo, entonces el banco debe dar un cálculo del costo anual total del crédito, y éste es uno de los indicadores más importantes al elegir entre una u otra opción.

Cuando se trata de un crédito al consumo, por cada opción que revises anota las comisiones que cobran, si existe pago por anualidad y la tasa de interés, que en México está entre el 50 y hasta 80% anual. En el caso de las tarjetas de crédito, también es importante analizar qué valores acompañan a este producto, como seguro contra clonación; reposición de plástico y en cuánto tiempo; bajo qué dinámica y si tiene o no costo. Reúne esa información y compárala con tu perfil socioeconómico, es decir, cuáles son tus ingresos, para qué utilizarás la tarjeta y cómo la pagarás. Con base en ese comparativo elige el producto que se acerque a tu perfil de pago en la actualidad, no al que crees que tendrás más adelante.

3.       Fíjate en la letra ‘chiquita'

Las instituciones financieras no harán gran publicidad a un cambio en sus políticas de cobro, o no realizan campañas para pedirle al usuario que lea con detalle todo documento que se le entrega. Pero tú si debes asumir esa responsabilidad por cada producto o servicio adquirido.

Por ejemplo: si vas a solicitar un crédito automotriz, algunas veces en esa adquisición viene de por medio tener que pagar un seguro, al menos por tres meses, y eso es algo que quizá no desea el comprador, explica Ángel Salinas. Por eso es relevante, como consumidor, no firmar ningún papel hasta leerlo con detalle o pedir a un especialista (un abogado) que dé su opinión sobre las condiciones establecidas en el contrato. Eso ayuda a ir descartando opciones de bancos.

4.       Víctima de llamadas ‘amenazantes'

Esa situación puede orillarte a elegir o no determinada institución, por cuestión de imagen. Es decir, si el banco opta por llamar a una persona y ésta debe escuchar comentarios intimidantes por un deudor que ni siquiera conoce, "termina por decir: con ese lugar no deseo tener ningún trato". Éste es un factor importante al elegir un banco, dice el contador privado por la UNAM Ernesto Buendía.

¿Quieres más noticias como esta?
Obtén los mejores consejos laborales y de management.

En caso de vivir esa experiencia, en lugar de levantar una queja ante la Profeco, hay que hacer ese trámite en la Condusef, instancia responsable de llamar la atención al banco. Sin embargo, dado que el marco legal "no permite tomar acciones" más significativas, muchos usuarios terminan por cambiar su número telefónico, menciona Salinas.

Las personas, expresa, también deben fijarse en otros factores en su proceso de elección, entre estos quién ofrece más opciones respecto a banca en línea y analizar la disponibilidad de cajeros y sucursales cercanos a la zona de movilidad diaria.

Ahora ve
Esta fotógrafa quiere romper el estereotipo de los hombres árabes
No te pierdas
×