Trabaja desde tu casa… o desde el Metro

Los empleados podrán contar a corto plazo con unidades de trabajo remotas instaladas por su empresa; Regus promoverá este tipo de salas en México próximamente, dice su CEO, Mark Dixon.
oficina virtual  (Foto: Thinkstock)
Ivonne Vargas Hernández
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

Es el año 2013. Un futuro casi inmediato donde el profesionista que no alcanzó a llegar a la oficina, envía su información e imprime documentos desde un mini centro de trabajo ubicado afuera de una estación de Metro u otros puntos de la ciudad. La generación de los profesionistas ‘móviles' comenzará a crecer en las empresas. Las reglas de las empresas también cambiarán. La actividad laboral tendrá más peso por lo que hace la persona, no desde dónde lo hace. "Eso no hubiera pasado hace años, pero la tecnología está cambiando rápidamente la forma de trabajar: hoy la gente tiene iPad, iPhone y otros equipos, además las compañías están viendo la forma de reducir costos", dijo a CNNExpansión el CEO de Regus, Mark Dixon.

¿Qué había antes y cuál era la tendencia? El esquema que ha predominado es asignar al colaborador un escritorio; la oficina tiene el mayor poder porque representa estabilidad y seguridad. Pero ese enfoque está de salida. Mucha gente ya no quiere sentarse detrás de una mesa para hacer sus tareas. Una investigación de Regus refiere que 55% de los escritorios en una empresa están vacíos en algún momento del día. En Londres, por ejemplo, el costo anual de un escritorio por persona oscila entre los 19,000 y 22,000 dólares. El panorama de mesas ‘solas' cambiará y para ello viene en camino el uso del tercer espacio, asegura Dixon.

Ese concepto se refiere al lugar entre la oficina y el entorno familiar. Es que hablar de movilidad no implicar trabajar -siempre- desde casa, o en un café, donde tal vez te puedes conectar a Internet pero no imprimir. Con el ‘tercer espacio', la propuesta es instalar puntos como business lounges (salas de negocios) con lo necesario para trabajar, ubicados en áreas poco comunes hasta hace poco, como las estaciones de trenes, Metro, espacios disponibles en edificios públicos, entre otros. En Londres, el fundador de Microsoft, Paul Allen, hizo uso de este concepto y creó un lounge en un edificio donde trabajadores ‘móviles' trabajan y cuentan con una pantalla de cine, entre otros servicios, por una suscripción anual.

Este concepto no es ajeno a México. Actualmente, Regus tiene un espacio de negocios con características parecidas en una zona cercana al Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México, pero implementarán nuevos centros "más productivos y privados", entre 2012 y principios del 2013, comenzando en el Distrito Federal y posteriormente en otras ciudades, como Guadalajara.

Los puntos de trabajo no son lo único que cambiará a corto plazo. Las organizaciones se interesan en costos, así que, para Dixon, el nuevo foco empresarial se ubicará en cómo gastar menos: los inmuebles representan, para la mayoría de las empresas, la segunda sobrecarga de dinero después de los salarios.

Como todo cambio, tener colaboradores que pasen a un esquema flexible tiene sus retos, y no sólo de infraestructura: lo primero para que estos modelos funcionen es transformar la cultura corporativa, reconoció Dixon.

México, detalló, es un país ‘tradicionalista' en cuestión de trabajo, sin embargo, está movilizándose hacia este cambio que un director debe implementar en toda la empresa y no por departamentos. Para Mark Dixon, ese cambio está ocurriendo más rápido en las pequeñas y medianas empresas porque esa es la naturaleza de tales organizaciones: se enfocan en buscar oportunidades. Las grandes firmas despuntaron en la incorporación de este modelo en 2011.

¿Quieres más noticias como esta?
Obtén los mejores consejos laborales y de management.

Para el CEO de la firma proveedora de soluciones inteligentes de trabajo, un desafío en el trabajo flexible es que las compañías ya combinan o integrarán -en el corto plazo- cuatro generaciones: los baby boomers (entre 43 y 62 años); la generación X (31- 42 años); los ‘milenio' o Y (11 a 30 años) y la generación next (siguiente generación, nacidos a partir del 2000). Adoptar o pedir en su vida laboral un modelo flexible es diferente entre los ‘milenio', acostumbrados a vivir ‘en línea', y los  baby boomers. Éste último grupo todavía necesita que se les asigne un espacio para operar y pueden ser más resistentes al cambio. Sin embargo, Dixon aseguró que esa generación ha tenido que ajustarse a la nueva dinámica por la rapidez con la cual se está moviendo este concepto.

El CEO puntualizó que otra tendencia que acelerará el paso a nuevos modelos de trabajo es la transportación. Es una realidad que los colaboradores viven estresados por el desplazamiento a sus oficinas, así que adoptar un modelo ‘policéntrico' -es decir, operar desde donde sea más práctico- es una solución que reduciría el problema, al menos en México, donde los trabajadores del Distrito Federal y el Estado de México destinan, mensualmente, 23 horas a trasladarse en coche a su trabajo y regresar, de acuerdo con una investigación de la consultora De la Riva Investigación Estratégica.

Ahora ve
Barack Obama sorprende a niños con una bolsa gigante de regalos
No te pierdas
×