¿Te vas? ¡No acabes mal con el jefe!

Acabar mal en una relación laboral puede traducirse en pésimas referencias al buscar otro empleo; lo ideal es negociar con el superior o ser sincero con el nuevo reclutador sobre tu salida.
discusión  (Foto: Thinkstock)
Ivonne Vargas
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

Al momento de renunciar a un trabajo, lo primero en que debería pensarse es ¿cómo salir por la "puerta grande"? Esto significa, dejar una buena impresión y relación con amigos y jefes, sobre todo, por el tema de referencias laborales. En México, 72% de los empleados cierra su vínculo con el jefe en forma positiva, mientras que 11% acaba con problemas. Así lo detalla una encuesta elaborada por Trabajando.com, entre 2,000 colaboradores. De ese universo, 78% menciona que, de vez en cuando, ve a su ex jefe para "ponerse al día", 15% asegura frecuentar a quien fuera su superior, y 7% dice hablar con él o ella constantemente.

Para el 95% de los mexicanos, terminar en buenos términos con el superior es lo mejor, sólo a un 5% le resulta indiferente este factor, que ‘pesa' al buscar contratarse en otra oficina.

"Muchas personas creen que las empresas ya no piden datos del empleado, sobre todo si son puestos operativos. Eso es un error; la referencia es importante en la contratación y las firmas de reclutamiento están prestando mucha atención a este punto", dice la psicóloga laboral Berenice Espinoza. Por ejemplo, una firma de reclutamiento de ejecutivos, como Michael Page, les sugiere a sus clientes pedir entre 3 y 5 recomendaciones.

¿Por qué dejó o quiere cambiar su trabajo? Con esa pregunta, el entrevistador abre la pauta para que el empleado hable de su vínculo con el jefe y los compañeros. La empresa necesita garantizar que su contratación puede entenderse con el equipo y no dejará el puesto al primer desacuerdo, o que no se trata de un "problemático (a)". Al pedir referencia, también se verifica personalidad; si mintió o no un candidato en su CV o entrevista, dice Espinoza.

La psicóloga menciona que recursos humanos no tiene por qué levantar el teléfono para confirmar la información. Basta con que el candidato se ponga nervioso cuando se le pregunta sobre sus referencias y de argumentos ‘vacilantes' para saber que hay una señal de alerta.

Lo recomendable es dejar a 2 ó 3 personas para recomendación, pero no es indispensable citarlo en el currículo, puedes esperar a que el entrevistador pregunte, sugiere en un artículo el portal laboral CVTips.com.

Berenice Espinoza dice que algunos empleados optan por mencionar como primera referencia a un amigo (a). Esto podría ayudar si la persona ocupa una buena posición en la empresa y conoce en forma cercana tu trabajo, pero hay que preparase para que el entrevistador busque, de todas formas, hablar con el jefe.

Allison Green, autor de Managing to Change the World: The Nonprofit Leader's Guide to Getting Results (Gestión para cambiar el mundo: La guía del líder para obtener resultados), explica en su obra que quien termina mal con el jefe, debe tratar de "negociar" con él o ella pensando que en el futuro se buscará la referencia del superior.

Si el empleador ya dio una mala recomendación, menciona Green, puedes pedir a la empresa que solicite referencias en otras áreas, como recursos humanos. En caso de que la relación con el ex jefe sea realmente mala, se puede dar esa advertencia durante la entrevista, pero sin que suene a queja o se utilicen malas palabras.

Sólo hay que indicar que la relación laboral con el jefe no fue tan positiva por determinada situación y eso, quizá, podría afectar la referencia.

Irse de un lugar de trabajo en malos términos no significa que durante el tiempo que se laboró en esa empresa la relación con el jefe fue pésima. Así lo mencionó el 44% de los encuestados por Trabajando.com. Ese porcentaje dijo que mientras duró el trabajo, el vínculo con los superiores fue de "altas y bajas". En tanto, el 43% dice haber tenido un buen acercamiento con su superior, y 13% niega haberse llevado bien con su líder alguna vez.

Según el sondeo, 96% de los mexicanos que no terminaron la relación en buenos términos con su ex jefe desearían haber cambiado ese factor, al 4% ese factor le tiene sin cuidado.

Margarita Chico, Directora General de Trabajando.com México, aclara que es importante cerrar el ciclo laboral en una empresa en buenos términos, y la red de contactos debe mantenerse siempre actualizada por si se necesita. "Tener mala relación con los ex jefes puede traducirse en pésimas recomendaciones, que afecten tu reputación al buscar empleo", expresa Chico.

¿Quieres más noticias como esta?
Obtén los mejores consejos laborales y de management.

 

 

Ahora ve
En las calles de Tokio puedes jugar Mario Kart, pero en la vida real
No te pierdas
×