¿Pocos empleos o falta de talento?

Pese a los altos índices de desocupación, las empresas dicen tener dificultades para llenar plazas; para ser un candidato convincente, los expertos recomiendan promocionar habilidades especiales.
desempleados  (Foto: ThinkStock)
Ivonne Vargas Hernández
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

El porcentaje de desempleo alcanzará este año niveles récord, según la Organización Internacional del Trabajo (OIT). Ciertos escenarios agudizan el problema en México, como la cifra de desempleados con preparación académica, entre otros.

La tasa de desocupación entre los profesionales es de 5% contra el 4% de nivel primaria y secundaria, refiere el Panorama Educativo 2012, de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE).

La OIT estima que cerca de 200 millones de personas se encuentran actualmente desempleadas, lo que resulta contradictorio al observar que casi cuatro de cada 10 empresas refiere problemas para ocupar sus vacantes "de manera satisfactoria". Siete de cada 10 compañías señalan que la falta de experiencia, habilidades y conocimientos, son  el mayor obstáculo para reclutar el talento que necesitan.

Eso fue lo que se encontró en el estudio "Resolviendo la Paradoja del Talento", de Accenture. La consultora entrevistó a ejecutivos de 30 organizaciones y los resultados arrojan, de manera generalizada, que cuando las empresas buscan reclutar personal con un perfil "sofisticado", que tenga un impacto directo en el crecimiento de la compañía, no encuentran talento capacitado disponible. Sólo 16% de los entrevistados describe a su fuerza laboral como "líder" en la industria.

De acuerdo con el estudio, más del 63% de los empleados reporta que en los últimos cinco años se ha sentido presionado para aprender nuevas habilidades que le permitan realizar su trabajo. El 72% dijo que la característica que más valoran los empleadores es la capacidad de incorporar nuevos conocimientos en forma rápida.

Reunir lo que pide una organización para una vacante "difícil de cubrir" va ligado a la especialización. ¿En qué áreas es importante actualizar conocimientos? La encuesta de Accenture revela que el 45% de los empleados recibió capacitación en tecnología, 30% reporta haber adquirido conocimientos de comunicación, 28% desarrolló habilidades relacionadas con la industria en la que labora, 23% entrenamiento de liderazgo y 16% se enfocó a temas de innovación.

Habilidades primerizas

Un análisis que realizó el Centro de Carrera y Empleabilidad de la Universidad de Loughborough, en el Reino Unido, refiere que cuando se aplica para un trabajo, hay que promocionar ciertas habilidades que pueden provenir de tu experiencia laboral, prácticas académicas o intereses personales. Son aspectos que parecen ‘obvios', pero no todos saben venderlos frente al reclutador:

1. Capacidad de análisis. Saber evaluar una situación o problema desde diferentes ángulos e identificar los elementos clave que hay que abordar para resolver un problema.

2. Feeling Comercial. Al tener una entrevista hay que mostrar conocimiento sobre los problemas que afectan el sector de negocios donde se desenvuelve la empresa. Es indispensable buscar información sobre las empresas que compiten en el mismo rubro.

3. Toma de decisiones. Muchas empresas colocan a sus candidatos en pruebas grupales para ver qué opciones ofrecen para resolver un problema, identificando pros y contras, y piden hacer un juicio "equilibrado" de la situación. Aún cuando no pases por esa prueba, hay que ir preparado para demostrar en qué experiencias has debido tomar decisiones, tipo de resultado y en qué tiempo.

4. Negociación. Querrán conocer cómo actúas para llegar a una solución satisfactoria. Es importante preparar ejemplos en los has aplicado esta habilidad y estar listo para ponerla en práctica en el proceso de reclutamiento.

5. Iniciativa. Valorarán tu capacidad de encontrar una nueva manera de hacer las cosas. Estudia las características del puesto, de la empresa, del entrevistador (que es tu cliente) para llevar una propuesta de lo que podrías hacer en esa área y puesto.

La planificación, voluntad de aprender, comunicación, resolución de conflictos y entrenamientos (certificados, estudios, etcétera) afines al puesto también son aspectos que califica la empresa.

A veces, sin embargo, recibir un entrenamiento no es suficiente y los empleados se ven orillados a dar un giro a su formación. El estudio de Accenture arroja que casi el 70% de los encuestados dijo haber cambiado de carrera por lo menos una vez, el 47% dice haber cambiado de profesión dos veces.

Otra encuesta, desarrollada por Randstad Holding, refiere que en México sólo 5 de cada 10 encuestados manifestaron que su empresa invierte lo suficiente en la formación educacional de los empleados, colocando a México en la media de la muestra. Los países en los que sus entrevistados mostraron una mayor percepción de que sus empresas invierten en capacitación, fueron la India (75%), Luxemburgo (68%) y Bélgica (65%). Regiones como Hungría, Grecia, Argentina y Japón, no alcanzan ni el 50% de personas que opinaron a favor de su organización.

Aunque es importante que la empresa desarrolle habilidades en sus empleados, la psicóloga industrial Patricia Noriega afirma que no todo es responsabilidad del empleador. El profesional debe tener iniciativa para entrenarse, de acuerdo a sus recursos y posibilidades. En México, sólo 8 de cada 100 profesionistas mexicanos han adquirido alguna vez financiamiento para sus estudios y capacitación, de acuerdo con una encuesta realizada por OCCMundial.

La dificultad de estos préstamos suele concentrarse en los requisitos para conseguirlo, "a muchos estudiantes y profesionales se les dificultad garantizar aval. Además, al sacar cuentas perciben que por lo que pagarán pueden hacerse de otros bienes. Sin embargo, de una u otra manera necesitan tener una capacitación, porque eso marca la diferencia entre uno y otro candidato", dice la psicóloga industrial.

Accenture menciona algunas estrategias que las empresas están considerando para cubrir sus puestos.

1. Ir más allá de habilidades específicas. Lo que parece ser una habilidad necesaria hoy, podría no serlo mañana. Buscan gente dispuesta a aprender.

2. Atraer talento por otros medios. Las herramientas digitales pueden ser muy útiles, 60% de los encuestados por la consultora declaran estar dispuestos a compartir información personal para ser contactados por las empresas.

Candidato: tener una identidad virtual profesional es importante, y eso va más allá de ser activo en una red social, hay que buscar redes sociales profesionales para promoverse y dejar en claro, en éstas, cuáles son tus talentos, para que los demás contactos te ubiquen con cierta experiencia, comenta Noriega.

3. Ser transparente. Sólo el 45% de los empleados conoce las habilidades y conocimientos requeridos por su empresa.

Candidato: La empresa necesita difundir esa información, pero no hay que esperar con los brazos cruzados para recibirla. Hay que agotar los medios para aprender a "leer" la necesidad de la organización, es decir, de tu cliente, y buscar un entrenamiento o experiencia que te acerque a ser contratado en ese puesto, puntualiza Patricia Noriega.

Ahora ve
Barack Obama sorprende a niños con una bolsa gigante de regalos
No te pierdas
×