El decálogo del buen candidato laboral

Con miles de jóvenes egresando cada año, la lucha por un empleo se vuelve más ‘encarnizada’; definir tu área de interés y ser honesto en el currículo son aspectos valorados por las empresas.
ejecutivo cambio  (Foto: Thinkstock)
Ivonne Vargas Hernández
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

Los 3 millones de alumnos de educación superior en México, según la Secretaría de Educación Pública, tienen por delante un mercado laboral que genera sólo 700,000 puestos de trabajo. Esos empleos ayudan, pero no soluciona la problemática de precarización ni garantizan trabajo al salir de la carrera, advierten expertos.

La estabilidad económica es insuficiente y faltan incentivos para que las empresas generen más empleos, dice el director del CIEN, José Luis de la Cruz De la Cruz. Si a eso se agrega los más de 300,000 jóvenes que egresan de las universidades queriendo encontrar un trabajo, la lucha por el empleo se vuelve más encarnizada.

A esa competencia se suman los errores de los egresados al postularse a un empleo, agrega la empresa de reclutamiento Adecco. La firma sugiere 10 puntos que no debes perder de vista:

1. Identifica un nicho. Aunque suene incongruente ante el problema de desempleo que existe, como candidato debes ubicar qué quieres, hacía dónde va tu carrera y en qué área te interesa desarrollarte. Escríbelo, empieza un plan de carrera aunque otra compañía no te lo haya dado.

Hacer ese ejercicio de "honestidad personal" permite definir hacía enfocar tu esfuerzo para lograr una contratación.  En Internet hay algunos sitios que dan ideas sobre cómo elaborar el plan (por ejemplo www.job-interview-site.com).

2. Averigua sobre la empresa. Para entrar con el pie derecho a cualquier organización, conócela. A un reclutador le desconcierta que si aseguras tener interés en cierto trabajo, no tengas la mínima idea del desempeño de la compañía. Haz una investigación en línea para ubicar sus productos, servicios, misión, visión y valores. También ayuda leer algunas noticias publicadas recientemente.

3. Ojo con el CV. El currículo es una primera impresión de lo que eres. Dedica tiempo a su diseño para evitar errores de redacción y dañar tu imagen profesional. Incluye sólo información de interés para el reclutador; enfócalo a la vacante que interesa; organiza los datos de manera lógica; prioriza la síntesis; revísalo, o pide a alguien más que lo haga antes de enviarse, para buscar errores de ortografía y redacción; actualízalo según nuevos conocimientos y entrenamiento adquiridos.

Grábate esto: por cada vacante emitida se reciben 200 postulaciones, en promedio, y sólo se dedicarán 10 segundos a leer los currículos, expresa Roberto Esparza, Director General de IQubadora.

4. Traje a la medida. El hecho de aplicar a cualquier vacante puede tener consecuencias negativas. Adecco advierte que es una pérdida de tiempo para el candidato y el reclutador aplicar para un puesto que requiere de un perfil totalmente diferente al tuyo. El empleador no se apiadará del candidato ni la empresa cambiará el perfil.

5. Cuidado con los piratas. De acuerdo con un estudio de la empresa Symantec, a 20,000 personas en 24 países, anualmente se cometen 431 millones de delitos informáticos y las bolsas de trabajo no están libres de riesgo.

Hay muchas personas que lucran con la desesperación de la persona por encontrar empleo y piden depósitos a cambio de participar para una vacante. Cuando subas tus datos a un sitio de Internet, verifica que el servicio sea proporcionado por una empresa que incluya en sus términos y condiciones un apartado de "Reglas de Publicación".

6. Cuida tu imagen (virtual). Esto aplica mientras buscas empleo y cuando lo obtengas. La forma de conducirse en la vida real y en la virtual (a través del uso de perfiles en redes sociales) dice mucho del prospecto. Actualmente los reclutadores evalúan este aspecto y suelen revisar los perfiles electrónicos para constatar la seriedad del candidato.

La consultora KPMG en México ha realizado alrededor del 20% de sus contrataciones, a través de plataformas como Facebook, Twitter y Linkedin, de acuerdo con datos de la firma. Deloitte, por su parte, opina lo siguiente: "las redes sociales son un recurso valioso en la captación de talento joven para vacantes especializadas o con un perfil particular. Funcionan como un complemento en la vinculación previa a la entrevista. La ventaja es que es un medio con impacto importante".

7. Deja a un lado la improvisación. Llegar a tiempo y estar preparado para enfrentar las preguntas difíciles en una entrevista, es crucial para causar una buena impresión. La única manera de salir airoso en este proceso es preparándose. Ensaya lo que responderías ante cuestionamientos delicados como: "¿por qué dejaste tu último empleo, por qué nunca has trabajado, por qué has cambiado varias veces de trabajo, cuánto quieres ganar?"

8. Olvida las mentiras piadosas. Si llegas a mentir, lo más seguro es que el reclutador lo note y en ese momento rechace tu candidatura. Aun cuando no se percate -en un primero momento- y te dieran el puesto, si la empresa se entera después de tu desliz, puede rescindirte legalmente la relación laboral sin responsabilidad alguna. Evita caer en la estadística del 42% de los mexicanos que ha alterado su CV para conseguir un trabajo, de acuerdo con datos de Trabajando.com

¿Quieres más noticias como esta?
Obtén los mejores consejos laborales y de management.

9. Evitar las persecuciones laborales. Una vez que tengas la entrevista, si el reclutador dice que te llamará, hay que esperar a que te contacten, más no iniciar una campaña de persecución diaria para tener noticias. Si es posible, averigua a través de otros contactos cómo va el proceso de reclutamiento; si tras un par de semanas no recibes llamada, busca a la persona, de formal cordial y breve, no en plan de exigencia.

10. Capacitación, indispensable. Las empresas necesitan invertir en preparar a su talento si quieren retenerlo. Esto es verdad, pero también lo es que debes poner de tu parte y tus recursos para seguir desarrollándote profesionalmente, aunque ya tengas trabajo. Una máxima que aplica a todos los niveles es la siguiente: el candidato que no tiene deseos de superación es difícil que se convierta en un colaborador valioso para las organizaciones, afirma Adecco. Revisa anualmente tu presupuesto y fija un porcentaje que puedas destinar a cursos, sin olvidar opciones en línea, que puedan resultar gratuitas.

Ahora ve
Con López Obrador, tres precandidatos ya están en el ring electoral hacia 2018
No te pierdas
×