México, cuarto en optimismo empresarial

Los sectores más positivos son el de salud e industria de la hospitalidad, dice Grant Thornton; el optimismo del empresariado mexicano se debe, entre otros factores, a las reformas estructurales.
empresario optimismo  (Foto: Getty)
Ivonne Vargas Hernández
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

México ocupa el cuarto lugar en optimismo empresarial, revela la encuesta International Business Review (IBR) que realiza la consultora Grant Thornton. 

Las compañías en el país esperan un buen 2013, y comparten ese ánimo con Perú, Filipinas y los Emiratos Árabes Unidos, naciones que ocupan el primero, segundo y tercer lugar, respectivamente en optimismo empresarial (con 98, 90 y 88%), informa el IBR, que incluye entrevistas a líderes de 40 economías que generan el 80% del Producto Interno Bruto (PIB) mundial.

Los resultados de la encuesta, correspondiente al primer trimestre de 2013, colocan a México con un 82%. América Latina -como región- muestra las mejores expectativas (con 58% de las respuestas) seguida de Brasil, Rusia, India y China (BRIC) con 48% y, en tercer lugar, Norteamérica con 32%.

¿Por qué tan contentos?

El optimismo del empresariado mexicano se debe, entre otros factores, a las reformas estructurales en materia de trabajo, educación, telecomunicaciones y energía, establecidas en la actual administración. "Se percibe una apertura a la inversión privada y esto detona" buenas perspectivas, opina Alejandro Llantada, director de Mercadotecnia de Salles Sainz Grant Thornton.

México es una de las nueve "águilas" que contribuirá en la próxima década al aumento del PIB mundial más que un promedio de economías desarrolladas, según el informe EAGLEs (Emerging and Growth Leading Economies), publicado por el área de investigación de BBVA, Research. El documento coloca como líderes económicos emergentes a Brasil, Indonesia, Corea, Taiwán y, sobre México, destaca dos puntos que impulsarán al país: bono demográfico y entorno de negocios con mayor competitividad.

Las Naciones Unidas definen como "bono demográfico" el periodo en que la proporción de niños y jóvenes menores a 15 años cae por debajo del 30% y la de adultos mayores de 65 años o más es menor a 15%. En México disminuye el grupo de niños y jóvenes, y aumenta la población en edad de laborar.

Los más ‘reservados'

El optimismo que las empresas de América Latina derrochan sobre la situación económica no es el mismo para Europa. Los países con perspectivas menos alentadoras son Francia, España y Japón (con 50, 33 y 26% respectivamente). A nivel regional, Europa del sur es símbolo de pesimismo.

En términos internacionales, la tasa de optimismo empresarial se situó en 27%, de acuerdo al IBR de Grant Thornton. Por sectores económicos, los que mejores condiciones prevén son empresarios del sector salud (54%), explotación de minas y canteras (50%) e industria de la hospitalidad (43%). Los menos entusiastas corresponden a servicios profesionales; manufactura; así como suministro eléctrico y agua. Construcción y sector inmobiliario también figura en el apartado de poco optimistas.

El principal brazo comercial de México, Estados Unidos, presenta cierta mejoría en el optimismo empresarial. Pese a recorte de gastos y aumento de impuestos, existe confianza en que el gobierno generará estrategias para mejorar el clima de negocios. Así lo dijo 31% de los encuestados.

Optimismo con retos

América Latina se mantiene como la región más optimista, sin embargo este concepto presenta un ligero descenso con respecto a resultados anteriores del IBR. La economía de Brasil, por ejemplo, registra un crecimiento de 1% en 2013, lejos del 7.5% alcanzado en 2010. Las medidas para mejorar la competitividad, como bajar los precios de la electricidad y eliminar los "cuellos de botella" en infraestructura son parte de las dificultades que enfrentan las organizaciones en ese país, indica Grant Thornton.

En el caso de México, otras encuestas confirman cierto optimismo por parte del empresariado en términos de contratación. La encuesta de Expectativas de Empleo de Manpower arroja que uno de cada cuatro empresas planea aumentar su plantilla el próximo trimestre. El 67% de 4,800 empleadores mexicanos no espera hacer cambios en el mismo periodo. La firma de recursos humanos prevé la creación de 400,000, aproximadamente, para el primer semestre de este año.

La informalidad laboral, sin embargo, es uno de los grandes retos en el país. Con todo y un bono demográfico atractivo, entre 2006 y 2012, el 58% de los empleos en México se generaron en la informalidad, con sueldos reducidos y condiciones precarias, advierte el Centro de Análisis Multidisciplinario (CAM) de la Facultad de Economía de la Universidad Nacional Autónoma de México.

De acuerdo con cálculos de ese organismo, al cierre del tercer trimestre de 2012, de los 48.7 millones de trabajadores en el país, 26.6 millones estaban en ese esquema laboral, es decir, 3.4 millones más en la informalidad, respecto al cuarto trimestre de 2006. 

¿Quieres más noticias como esta?
Obtén los mejores consejos laborales y de management.

Existe otra realidad que a encarar, en México contar con formación educativa no siempre es garantía de empleos de calidad. Al contrario, la falta de oportunidades da lugar a egresados con estudios superiores que se quedan en plazas para cuyas tareas están sobrecalificados, menciona Carlos Muñoz Izquierdo, investigador de la Universidad Iberoamericana (UIA). 

Para tener una idea de la situación, en 1960 por cada egresado universitario en México existían tres vacantes, pero a partir de los años 90, sólo hay un trabajo de nivel profesional disponible (incluyendo reemplazos por defunciones y retiros) por cada cuatro egresados, puntualiza el académico del Instituto de Investigaciones para el Desarrollo de la Educación (Inide) de la Ibero.

Ahora ve
Con Guillermo del Toro a la cabeza, así quedan las nominaciones a Globos de Oro
No te pierdas
×