Plan para informales, sin impacto en PIB

El Programa para la Formalización del Empleo no detonará el crecimiento económico, dicen analistas; el proyecto carece de políticas adecuadas para crear puestos de trabajo para jóvenes, aseguran.
desempleo  (Foto: Agencias)
Ivonne Vargas Hernández
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

El Programa para la Formalización del Empleo presentado el lunes por Enrique Peña Nieto, que busca incorporar a 200,000 trabajadores a la economía formal en el segundo semestre del año, no será una solución de fondo contra la desocupación, coincidieron analistas, momentos antes del anuncio oficial.

"Esta administración ha disminuido el ritmo del gasto y en la forma que va el crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB) no es posible pensar en rebasar ni siquiera los 600,000 empleos al final del año", consideró el director de las carreras de Economía de la Escuela de Negocios del Tecnológico de Monterrey, campus Santa Fe, Raymundo Tenorio Aguilar.

La creación de plazas no se dará a menos que las políticas se centren en el largo plazo y enfocadas en crecimiento continuo más que en realizar ajustes macroeconómicos, señaló en un boletín el presidente del órgano rector de las políticas del Fondo Monetario Internacional (FMI), Tharman Shanmugaratnam.

La meta del programa presentado por el Gobierno federal junto con empresarios, gobiernos estatales y el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) consiste en formalizar a menos del 1% de los 28 millones de trabajadores que no cuentan con amparo legal y seguridad social, según cifras del INEGI.

Con el plan "se elevarán las cuotas al Infonavit y al Seguro Social, pero no se detonará el PIB. Lo que hace daño en este momento, por ejemplo, es la austeridad del Gobierno. No es posible querer mantenerse en una política de déficit cero cuando en realidad el déficit es financiable con una reforma fiscal apropiada", advierte Tenorio Aguilar.

Más importante que dar con el tamaño justo del déficit fiscal es la composición de las propuestas, considera Shanmugaratnam, ya que se carece de políticas adecuadas para propiciar el crecimiento y crear puestos de trabajo, especialmente para los jóvenes.

Si se genera un ajuste fiscal, "este no debe ser de cualquier clase, sino el tipo adecuado para evitar los aumentos de impuestos que dañan la confianza privada. No se puede depender excesivamente de una política; cualquier acción debe acompañarse de credibilidad fiscal y reformas estructurales que deben acelerarse", indica el representante del FMI.

Uno de los mayores problemas que enfrenta México es caer en el síndrome de adjudicar su situación a fenómenos externos, como la crisis estadounidense. Son condiciones que impactan, pero en realidad la dificultad está en casa, ejemplifica el académico del ITESM. "No terminamos de entender que el mercado interno está deplorable y estamos llenos de expectativas sin cumplir. La reforma laboral no ha impactado".

Una muestra del escaso trabajo que se realiza para buscar soluciones de fondo es el nivel de precarización en los salarios, siendo que la única forma de activar el mercado interno es con crédito y consumo, y ambas variables proceden de los salarios.

¿Quieres más noticias como esta?
Obtén los mejores consejos laborales y de management.

Entre 1980 y 2009 el salario mínimo real cayó 68.4%, mientras que el sueldo de los contratos colectivos decreció 50.5%, según una investigación sobre salarios en México del académico de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM), Enrique de la Garza Toledo.

La vinculación débil entre instituciones académicas y sector privado también impacta en forma negativa. "Esta relación no termina por estrecharse" y por tanto no se llega a mejores contrataciones, alerta el representante del Tec.

Ahora ve
Este gel permite un mejor estudio sobre el comportamiento del cáncer
No te pierdas
×