México: muchos emprendedores, poco apoyo

El 80% de los jóvenes mexicanos piensa iniciar su propio negocio algún día, según un estudio; la falta de presupuesto, créditos y conocimientos desde la academia son sus mayores obstáculos.
jovenes endeudados  (Foto: Archivo)
Ivonne Vargas Hernández
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

Ocho de cada 10 jóvenes mexicanos tiene la intención de desarrollar su propio negocio antes que realizar una carrera dentro de una organización, reveló una encuesta del portal Trabajando.com y Universia.

La búsqueda de "libertad de acción profesional" es la principal razón, aseguró el 38% de los participantes en la ‘Encuesta de Empleo 2013' entre 1,161 mexicanos de 21 y 27 años.

El 29% emprendería para "hacer lo que más les gusta", y un 26% por mejorar su ingreso económico. Otro 7% fue contundente respecto a las razones que lo incentivan a emprender: quieren ser su propio jefe.

Hay dos tipos de emprendedores "los que inician por dinero y los que quieren impactar con su proyecto. En el 80% de casos que se abre un negocio por necesidad, y no por identificar una oportunidad de mercado, el proyecto quiebra a los dos años", dijo Alfredo Maldonado Sansores, gerente de proyectos en Fundación ProEmpleo.

El país ocupa el cuarto lugar en optimismo empresarial, de acuerdo con la encuesta International Business Review (IBR) que realiza la consultora Grant Thornton entre 40 economías que representan el 80% del Producto Interno Bruto internacional. Esa mentalidad positiva ¿aplica al emprendedurismo?

Entre los principales obstáculos que impone el mercado para abrir un negocio, los jóvenes mexicanos señalaron la situación económica, la falta de crédito, la elevada carga impositiva, la burocracia para hacer trámites y falta de formación para emprender desde la universidad. Sólo el 7% de los encuestados por Trabajando. com y Universia no encionaron limitantes.

El 34% de los encuestados tampoco confiaron en obtener una inversión rápida. A ello se suma la incertidumbre inicial del proyecto y la falta de conocimiento para dirigir personas. De manera personal, a los emprendedores les preocupa perder sus ahorros o deber dinero (en el 32% de los casos), teman al fracaso (23%) y a enfrentarse a un futuro inestable (20%).

Negocio contra oficina

La percepción de que las universidades aún apuestan por formar empleados, más que emprendedores, es lantente. Más de la tercera parte de los entrevistados expresó que sus escuelas no tienen ningún proyecto enfocado al desarrollo de un negocio.

El 21% indicó que en su universidad se capacita a los estudiantes para emprender, mientras que el 19% refirió contar con espacios para incubar ideas. El 17% opinó que las escuelas incentivan a los jóvenes para desarrollar sus propias empresas y sólo el 4% asegura que su escuela capacita a profesores en práctica y teoría de emprendedurismo.

"Crear una sociedad emprendedora debe empezar desde los niveles más bajos, hay que cambiar la cultura de que no sólo emplearse es la opción", aseguró Alfredo Maldonado Sansores.

Explicó que en México es común escuchar a un colaborador con trabajo fijo que manifieste su deseo de poner un negocio por obtener más dinero. Sin embargo, hay diferencias entre emplearse e iniciar y dirigir una empresa. "Un emprendedor debe tener iniciativa propia, no espera que le digan cómo hacer las cosas o a quién buscar. Muchos empleados, por el contrario, se acostumbran al esquema de recibir instrucciones", opinó el gerente de proyectos en Fundación ProEmpleo.

Los empleados pueden culpar, quejarse y renunciar si las cosas se ponen difíciles; por el contrario, los emprendedores deben permenecer fuertes y tratar de ser más sólidos al superar sus fracasos, cita Keith Cameron Smith en su libro ‘Las 10 Diferencias entre Empleados y Emprendores'.

¿Quieres más noticias como esta?
Obtén los mejores consejos laborales y de management.

Otra diferencia entre ambas figuras es: quien trabaja en una oficina ‘soluciona' problemas, el que quiere emprender un negocio ‘encuentra' las soluciones, resume Cameron Smith.

La apuesta por los riesgos, afirmó Maldonado, es otro de los distintivos del emprendedor; es gente que se siente a gusto con el cambio y aprovechan los riesgos, esto no se da igual para todos, y es una regla importante para quienes tienen en mente abrir un negocio, y cuyo punto de partida es sólo tener mayores ingresos, puntualiza el representante de Fundación ProEmpleo.

Ahora ve
Este gel permite un mejor estudio sobre el comportamiento del cáncer
No te pierdas
×