¿Cómo rendir más en el trabajo?

Sentirte cansado gran parte del día, irritable o con sueño son alertas de una mala alimentación; una nutrición deficiente puede disminuir en 20% la productividad laboral de un trabajador: OIT.
frutas rojas  (Foto: Getty)
Ivonne Vargas
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

Hasta hace poco, el bajo rendimiento en la oficina se atribuía a aspectos como la ansiedad y el estrés. Pero, lo que se ingiere en la oficina también puede ser un aliado o un enemigo en el rendimiento laboral, advierten especialistas.

El cerebro, por ejemplo, consume una quinta parte de la energía de los alimentos y sin los nutrientes adecuados se dificulta la capacidad de concentración del empleado, comentó la nutrióloga Kathy Mattews, autora del libro La Dieta de Wall Street (The Wall Street Diet).

La comida suele considerarse como algo secundario para muchos empleados, pero una alimentación inadecuada causa la pérdida de 20% en productividad laboral, según cifras de la Organización Internacional del Trabajo (OIT).

De acuerdo con datos de esta organización, cuatro de cada 10 trabajadores definen sus hábitos alimenticios como deficientes, porque su rutina laboral así lo exige.

La calidad de la alimentación del trabajador trae consecuencias más allá de sentirse con sueño en la oficina. Los costos de salud por atender a empleados con enfermedades derivadas del exceso de peso, ascenderán a 150 mil millones de pesos en el 2017, según estimaciones de la Comisión Federal de Mejora Regulatoria (Cofemer).

Además en México más del 25% de las incapacidades laborales son sólo por padecimientos relacionados a obesidad, de acuerdo con estimaciones de la Secretaria de Salud del Distrito Federal.

Que una persona carezca de tiempo para desayunar o sólo tome café es algo común, lo importante tema es cómo trabajar para tener una mejor calidad de vida, dijo el médico por la Universidad Benemérita Autónoma de Puebla Fernando Noriega.

"¿Quién quiere sentirse somnoliento gran parte del día? Detrás de este comportamiento está cómo se alimenta y descansa la persona", añadió la nutrióloga Miriam Gutiérrez.

Cinco hábitos para cambiar

No hace falta hacer grandes inversiones para tener un mejor rendimiento en la oficina, desde la perspectiva de la alimentación. Fernando Noriega subrayó que el reto está en cambiar hábitos.

Estas son algunas ideas prácticas que pueden seguirse en el trabajo:

1. El trabajador de escritorio. Estar más de 10 horas frente a la computadora ¿te suena familiar? En una rutina laboral sedentaria, la dieta debe ser más moderada en consumo de calorías. Los refrescos, café y galletas deben cambiarse por frutas, en especial rojas, como arándanos, moras y fresas, que previenen de enfermedades neurodegenerativas.

 2. ¿Ansioso? Si es uno de esos días donde el estrés incrementará en el empleado porque es revisión de proyecto, o las juntas no permiten salir a comer, la primera reacción es consumir dulce en exceso. "Esto es una manera de recompensar por un día difícil en la oficina", explicó Gutiérrez.

La rutina de consumir dulces o panes es la más utilizada porque da una inyección de energía; sin embargo, también generan somnolencia, dice la nutrióloga.

3. Café, con medida. Beber más de cuatro tazas de café al día puede poner en riesgo la salud del empleado, en especial aquellos con complicaciones gástricas, menciona Fernando Noriega. Para rendir en el trabajo lo que se necesitan son nutrientes, como vitaminas y minerales.

4. ¡Cuidado con los atracones! Un día de regaños en la oficina es motivo suficiente para llegar a casa y comer en exceso, en especial, alimentos muy azucarados. Eso es la mejor receta no sólo para aumentar el peso, sino para no descansar bien y al día siguiente tener poca energía en el trabajo.

La nutrióloga recomendó evitar hábitos como cenar viendo la televisión. "Aunque es una descarga emocional, limita prestar atención a las cantidades y la calidad de alimento". Lo mejor para dejar los atracones es comer de regreso a casa una colación, y evitar tener a la mano alimentos ricos en azucares muy procesados.

¿Quieres más noticias como esta?
Obtén los mejores consejos laborales y de management.

5. ¿Sin salir a comer? Vincular el aumento de peso con alimentarse algunas veces en el escritorio, mientras se trabaja, es un mito. "Esto repercute en el parte psicología, en que el empleado siente que no tiene tiempo ni para salir a comer", dijo la experta. El mayor problema es que la comida que se ingiere generalmente son baguettes o sándwiches rápidos sin demasiado aporte nutrimental. Lo ideal para esos días es solicitar a domicilio una comida más completa, por ejemplo, una ensalada con verduras y pollo.

 

Ahora ve
Las razones que hacen del aguacate el “oro verde” de Michoacán y de México
No te pierdas
×