¿Temen mujeres estudiar un MBA?

En México, sólo 30% de los asistentes a este programa lo componen mujeres; romper con mitos personales y financieros es clave para incrementar su participación.
mujeres  (Foto: Carlos Aranda/Mondaphoto)
Ivonne Vargas
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

El número de mujeres que estudian un MBA va en aumento, pero aún es menor en comparación con el número de hombres. El porcentaje de alumnas en estos programas oscila entre el 20 y 30%, según estimaciones de escuelas de negocios.  

"Pareciera que en el top of mind de las mujeres en Latinoamérica no está la idea de hacer un MBA, no por desconfiar de lo que les aportará, sino por pensar que conseguir fondos y aplicar al proceso de admisión será muy complicado o competitivo", dijo Karla Berman, directora de MBA Mujeres de México. 

Este programa puede ser un diferenciador para colocar a más mujeres en puestos directivos, la presencia del sexo femenino en las aulas crece de manera lenta por obstáculos y barreras que ellas mismas se ponen, consideró la directora. 

Entrar a este programa no es fácil, requiere estrategia para hacer ensayos y, en general, implica invertir mucho tiempo y trabajo, subraya Karen Gilchrist, también integrante de MBA Mujeres de México.

Pero esta dinámica es igual para los hombres, la diferencia con ellos, y que resulta clave, es que ven de manera natural cursar este programa para ascender profesionalmente. Ellas, por el contrario, sienten 'pavor' ante aspectos como preparar un GMAT (evaluación solicitada para ingresar al programa).

"Muchas veces piensan que un GMAT es imposible porque son matemáticas. Para esta prueba, así como para conseguir financiamiento hay un amplio abanico de apoyo", señalaron Karen Gilchrist y María Díaz Morera, quienes dan asesoría a mexicanas para estudiar dentro y fuera del país.

Las escuelas de negocio tienen interés en que la matrícula femenina aumente, "por tener más diversidad en el salón de clases y en los altos mandos", expresa Karla Berman. En México, por ejemplo, la escuela de negocios de la Universidad Anáhuac tenía una proporción de alumnos MBA, hace 10 años, de 20% mujeres -80% hombres. Esta cifra, hoy, llega a un 30-70%.

Las mujeres ocupan una posición clave en diversos giros, el 80% de las decisiones de compra recaen sobre ellas,  en muchos casos son sustento del hogar.

Ese liderazgo es una razón de 'peso' para que más empresas y escuelas amplíen su estrategia para llevarlas al programa, propone Díaz Morera. La Kellog School of Management, es un ejemplo: anualmente realiza un taller para atraer egresadas que están en los primeros años de trayectoria profesional para que conozcan sus programas de negocio.

Además de preocuparse por el tiempo que tardarán en pagar un préstamo para sus estudios, las mujeres -en particular latinas- se angustian por temas de pareja y familia. "Se cuestionan cómo voy a irme a otro país y dejar a mi novio en México", refiere Berman.

Un MBA es un plan de vida que involucra cambios en lo personal, sin embargo, eso no implica elegir entre familia o estudios, ése es otro de los mitos en los que debe trabajarse, explica la directora.

¿Quieres más noticias como esta?
Obtén los mejores consejos laborales y de management.

"El MBA no es el único camino para llegar a puestos de liderazgo pero sí es un acelerador para desarrollarse profesionalmente y, en el caso de las mujeres, lo utilizan para dar el brinco a otro sector", puntualiza la directora de MBA Mujeres de México.

Esta asociación brinda asesoría para las mexicanas interesadas en cursar el MBA. Realiza anualmente un foro en el que se comparten testimonios de ex egresadas y brindan información sobre cómo aplicar al MBA, de qué manera desarrollar un ensayo, opciones de financiamiento y de diversos programas de estudio en escuelas de México y el extranjero.

Ahora ve
Así se explica el rápido e inusitado ascenso del bitcoin
No te pierdas
×