Empresas ven ajustes tras reforma fiscal

En 2014, las compañías harán cambios en nóminas y prestaciones para aminorar el impacto de la ley; el 24% de ellas prevé reducir plazas de trabajo, mientras que el 11% cancelará aumentos de sueldo.
impuesto SAT contribuyente auditoria  (Foto: Thinkstock)
Ivonne Vargas
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

En respuesta a las modificaciones incluidas en la reforma fiscal, las empresas alistan los primeros ajustes para responder a algunos cambios como el límite a la deducibilidad en prestaciones y los gastos de previsión social.

Como medida inicial, el 24% de las organizaciones en México optará por reducir plazas de trabajo, mientras el 11% cancelará los aumentos de sueldo, según una encuesta de la Asociación Mexicana en Dirección de Recursos Humanos (Amedirh) a 12,500 empresarios.

La reforma fiscal representará un incremento de gastos considerable para las empresas, y no sólo en términos de nómina, también impactará en forma negativa rubros como capacitación y entrenamiento, pensiones y planes de inversión, aseveró Alberto De Armas, presidente de Amedirh.

El incremento en costo de nómina es visible, antes de la reforma, el costo de un empleado con un salario de 8,000 pesos mensuales era de 14,300 pesos aproximadamente, incluyendo prestaciones como fondo de ahorro, seguro social e Infonavit; con las modificaciones hacendarias, ese mismo trabajador representará 15,311 pesos, 7% adicional sin aumento salarial, según cálculos de esa asociación.

Artículo relacionado: Mexicanos, pesimistas por reforma fiscal

Los primeros cambios

Limitar el incremento de salario no es la única medida que tomarán las compañías en 2014. El 62% migrará los vales de despensa a monedero electrónico. El 21% pretende monetizar las prestaciones, es decir, que la cantidad que se otorgaba en vales, por ejemplo, se dé como salario, porque éste último es 100% deducible.

El 59% hará una revisión salarial, con miras a detener los incrementos y evaluar bajo qué esquema de sueldos se establecerán las nuevas contrataciones. El 13% disminuirá el gasto de capacitación y un 20% postergará sus planes de inversión, opinaron los entrevistados por Amedirh, que aglutina a más de 900 empresas en el país.

Disminuir o eliminar prestaciones en nuevas contrataciones es la medida por la que más se inclinarán las firmas mexicanas, sin embargo, la mayoría no sabe qué eliminar. Incluso, algunas empresas ni siquiera tienen contabilizado el impacto que tendrá en su nómina los cambios fiscales, aseguró el director comercial de Manpower, Héctor Márquez Pitol.

El rubro de contrataciones será el segundo aspecto más perjudicado por la reforma, según los ejecutivos entrevistados. El 34% mencionó que bajarán el número de plazas programadas para 2014. El 37% no abrirá vacantes hasta realizar un análisis exhaustivo de cómo lo impactarán las modificaciones hacendarias, y el 26% sí abrirá los puestos que tenía previstos para el siguiente año.

Artículo relacionado: Cómo imitar recibos digitales de nómina

Para planear las estrategias que se aplicarán este año, los responsables de recursos humanos trabajarán en forma conjunta con diversas áreas dentro y fuera de la compañía. El 36% de los entrevistados se apoyará en la Alta dirección, un 35% en contabilidad y finanzas, y el 18% recurrirá a un asesor externo en materia fiscal y de seguridad social. Sólo el 5% buscará un especialista jurídico.

Pedro Borda, director general de Amedirh, precisó que el impacto de la reforma es inevitable, por lo que las empresas necesitan pensar en medidas, como crear un programa de ‘acompañamiento de salida', es decir, definir cómo comunicarán a las personas las razones por las cuales se prescindirá de sus servicios, en caso de las organizaciones que recortarán personal.

¿Quieres más noticias como esta?
Obtén los mejores consejos laborales y de management.

Aseguró que los empresarios deben tener un estimado de cómo incrementarán sus gastos con la reforma, pues a la fecha pocas organizaciones tienen un cálculo real que les permita decidir si deben frenar contrataciones, modificar las prestaciones o asumir otras medidas. 

En el país, suma 33 millones 155,844 personas el número de población subordinada y remunerada. De esta cifra, el 60% recibe prestaciones laborales, sin incluir el acceso a las instituciones de salud, según datos de la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo (ENOE) al segundo trimestre del año.

Ahora ve
México y EU avanzan en combatir al crimen organizado, afirma Osorio Chong
No te pierdas
×