Mujeres sufren más agotamiento laboral

El síndrome de 'burnout' lo experimenta más el sexo femenino ya que desempeña más actividades; México está entre los países con mayor incidencia de estrés laboral con cuatro de cada 10 empleados.
estres  (Foto: Thinkstock)
Ivonne Vargas
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

En México, las profesionistas no sólo ganan dos veces menos que sus colegas masculinos, también tienen niveles de agotamiento emocional superior, lo que las hace más vulnerables a sufrir el síndrome de burnout, señala el estudio “Autoestima, agotamiento y compromiso laborales en directivos mexicanos”, de la escuela de medicina de la Universidad Panamericana (UP).

El promedio mundial de agotamiento emocional es de 2.1 puntos, pero las mexicanas lo superan con 2.57 puntos frente a 1.91 de los hombres, según el informe de la UP, en el que participaron 66 directores de ambos sexos.

La medición utilizada en el estudio evalúa la presencia de tres síntomas que caracterizan el síndrome de burnout, agotamiento, distanciamiento emocional y falta de eficacia profesional, en una escala de 1 a 4, donde 1 es bajo y 4 alto. 

“El agotamiento no se da necesariamente por la cantidad de horas trabajadas, sino porque las mujeres atienden muchos otros ámbitos además del trabajo y a menor edad de la profesionista, más complicado manejar los niveles de estrés”, explicó María Beatriz Quintanilla Madero, académica de la escuela de Medicina de la UP.

En promedio las mujeres dedican 3.5 horas diarias a la familia, mientras los hombres sólo 2.8 horas, citó el estudio de la UP. Según el  Instituto Nacional de Estadística y Geografía  en promedio ellas dedican entre 10 y 20 horas semanales más que los hombres a actividades domésticas, y entre ocho y 15 horas más al cuidado de otros.

El burnout implica una crisis en las relaciones con el trabajo. La fatiga mental, la monotonía y el estrés son etapas antecedentes a este síndrome, provocadas por la tensión en el ámbito laboral, explicó María Quintanilla, especialista en medicina familia por el IMSS-UNAM.

Beatriz Quintanilla, también autora del libro ‘¡No Aguanto Más! Prevenir el burnout y promover el engagement’, mencionó que las mujeres muestran un claro agotamiento emocional, en tanto los hombres son más cínicos, es decir, se distancian emocionalmente más rápido del trabajo o de ciertas personas, y eso es algo que las mexicanas no consiguen con facilidad. “Las mujeres no se desvinculan de la gente”, afirmó durante la presentación de la obra en el IPADE Business School.

Los varones mexicanos sobrepasan el promedio de “distanciamiento o cinismo” que es de 1.5 puntos, alcanzando 1.25 puntos en la escala que se utiliza para evaluar el burnout.

Beatriz Quintanilla alertó que en el nivel de estrés que se encuentran los profesionistas mexicanos es difícil encasillar el burnout como un síndrome “netamente” masculino o femenino, o vinculado a unas cuantas carreras, como medicina.

En México, explicó, es difícil medir el impacto de este problema. La situación se torna más difícil a nivel directivo, porque al alcanzar esos puestos es tal la competencia por mantenerse que la persona no quiere lucir “ineficaz”.

“En esta país el burnout está ligado a los directores y es algo que no suele reconocerse. Estas figuras siempre quedan al final, como si ellos (as) no se ‘quemaran’ o agotaran por las metas que deben cumplir”, mencionó Quintanilla Madero.

México es de los países con mayor incidencia de estrés laboral, con cuatro de cada 10 empleados afectados por este tema, mientras en Europa el promedio es de dos por cada 10, según datos de la Organización Mundial de Salud (OMS).

Un error común, advirtió Quintanilla, es confundir ese síndrome con depresión, lo cual sucede a menudo en el país. En el burnout se experimenta un fuerte rechazo emocional ante una situación o tarea. El empleado vive como “haciendo tiempo en sus laborales sin resultado alguno, y desempeña su tarea solo a regañadientes y de mala gana”, dijo la también psiquiatra con doctorado por la Universidad de Navarra, España.

Para la especialista, las empresas de servicios y comercio son las que muestran con mayor frecuencia el burnout en México. Los profesionistas afectados aumentan en tanto aumenta su nivel de estudio, pues así también incrementan sus expectativas laborales y en esa medida la frustración cuando no se cumplen.

Además el síndrome es mayor entre las edades de treinta y cuarenta años, lo cual tiene que ver también con lo que espera la gente de su vida en esa etapa.

"Para que un empleado no se ‘queme’ y renuncie hay que crear en el engagement, esa sensación de encontrarse fuertemente involucrado en el trabajo y experimentar un sentido de significado”, puntualizó María Beatriz Quintanilla.

Artículo relacionado: ABC para ser feliz en el trabajo

¿Quieres más noticias como esta?
Obtén los mejores consejos laborales y de management.

 Estas son algunas características asociadas a este síndrome:

  • Personalidad tipo “A”: competitivo, presionado por el tiempo, hostilidad y necesidad excesiva de control.
  • Inestabilidad emocional.
  • Dependencia, pasividad, actitud a la defensiva.
  • Baja autoestima.
  • Escasa confrontación del estrés.
  • Evasión.
  • Bajos niveles de fortaleza o resistencia.
  • Altas expectativas.
  • Neuroticismo: ansiedad, hostilidad, depresión, vulnerabilidad, timidez y acomplejamiento.
  • Los individuos sentimentales se inclinan más al burnout, especialmente al cinismo.

Fuente: ¡No aguanto más!

Ahora ve
Los datos más curiosos sobre Netflix en México durante 2017
No te pierdas
×