Los riesgos de una empresa en quiebra

Mexicana fue declarada en quiebra y aún empleados como Valeria esperan su indemnización; los trabajadores de una empresa en banca rota deben ser los primeros en ser liquidados.
quiebra  (Foto: Notimex)
Samantha Álvarez /
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

Valeria tenía 20 años cuando se convirtió en sobrecargo de Mexicana Click, durante cinco años hizo del ir y venir en el aire su dinámica diaria. El 28 de agosto de 2010 al mediodía la empresa para la que ella trabajaba cesó labores y 350 aeromozas perdieron su empleo.

Hasta el año pasado asistió a las asambleas y reuniones que el sindicato de Mexicana organizaba para hablarle a los empleados de la posible recuperación de la empresa. Le corresponde una liquidación de 300,000 pesos, de la cual no ha visto nada aún.

Artículo relacionado: 10 claves de la crisis de Mexicana

El viernes pasado Mexicana fue declarada en quiebra por el Juzgado 11 de Distrito en Materia Civil y hasta el momento Valeria no sabe si recibirá algo por indemnización. Este es uno de los riesgos a los que están expuestos ella y otros empleados.

Cuando una empresa se declara en banca rota, previamente pasó por un concurso mercantil en el que se busca negociar con los acreedores o una reestructura administrativa.

En caso de que un juez declare en quiebra a la empresa, el dueño de la compañía tendrá que ir "cerrando ciclos" con clientes, proveedores, accionistas, empleados e instituciones como el IMSS y el Infonavit, explicó la profesora de la Universidad Panamericana, María del Carmen Pereda.

“El proceso comienza con el cese de operaciones y el siguiente paso es notificar a los empleados sobre la situación económica de la empresa; los accionistas, por su parte, tendrán que ponerse de acuerdo si pueden liquidar a los trabajadores”, comentó.

La empresa debe hacer un inventario de los activos disponibles de la compañía para pagar los compromisos pendientes con sus acreedores  y tomará como prioridad proteger los derechos de los trabajadores, explicó el asesor del Centro de Reflexión y Acción Laboral, Paul Aguirre. “Con los bienes disponibles se tiene que pagar a los trabajadores", enfatizó.

El principal riesgo para los empleados es el desánimo durante el proceso del concurso mercantil y hasta que se declare la quiebra y se pague sus indemnizaciones.

El proceso de concurso mercantil por el que pasa la empresa puede durar hasta ocho años y es traumático para los empleados, ya que “dejas de pertenecer a una empresa y no sabes cuál será tu destino”, enfatizó Pereda.

El proceso que vivió Valeria durante el concurso mercantil de Mexicana fue desgastante. Durante estos cinco años participó en marchas y juntas del sindicato. “Me dijeron que si no asistía no sería contemplada en la recontratación en caso de que la empresa volviera a operar o no me apoyarían para obtener mi liquidación”.

En un conflicto así, los empleados no están obligados a esperar a que la empresa solucione su situación financiera, pueden buscar un nuevo empleo y el sindicato o el área de recursos humanos de la empresa tendrá que mantenerlos al tanto de su liquidación o de la resolución del juez.

A mediados del 2013, Valeria asistió a la última asamblea que realizó el sindicato de Mexicana, donde se le dijo que 60% de su liquidación sería en efectivo y el 40% restante en acciones de la empresa que serían compradas por algún inversionista.

Otro riesgo para los empleados es que la sentencia que dicte el juez no se cumpla. "Que no se pueda materializar porque la empresa no tiene los suficientes activos para pagarle a los empelados, por lo que verán mermado su ingreso económico”, especificó Aguirre.

En caso de que la empresa no tenga con que pagarle a sus empleados, éstos podrán demandarla y entrar en litigio, no obstante, los especialistas advierten que este proceso puede durar varios años porque la empresa no tendrá dinero y pagará con los recursos que tenga.

Trabajador, ¿a qué tienes derecho?

La indemnización en los términos que dicte del contrato que hayan firmado el trabajador y el empleador.  Si hay un contrato colectivo del trabajo, se hará valer el  que le otorgue mayor beneficio al trabajador.

En caso específico de que la fuente de trabajo cierre, el empleado deberá recibir una doble indemnización de acuerdo a lo estipulado en los Artículos 48 y 50 de la Ley  Federal del Trabajo.

1. 90 días de salario diario integrado por año trabajado.

¿Quieres más noticias como esta?
Obtén los mejores consejos laborales y de management.

2. Prima por antigüedad: 12 días de sueldo por año laboral.

3.También le tocará lo correspondiente al aguinaldo  (15 días de sueldo por año) y prima vacacional.

Ahora ve
AMLO se encuentra con Delfina Gómez en su gira por el Estado de México
No te pierdas
×