Arma tu Plan B ante un despido

En tiempos de crisis las empresas eliminan de su plantilla laboral a las personas menos productivas; no dejes que está decisión te agarre desprevenido: prepárate, actualízate y emprende.
despidos  (Foto: Thinkstock)
Samantha Álvarez /
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

La precariedad laboral actual confirma una máxima: nadie es indispensable en ningún empleo. Ser empleado hoy no garantiza que lo serás mañana. Frente a esa realidad, expertos recomiendan desde aumentar el rendimiento laboral, empezar un negocio que no afecte el empleo actual y fortalecer capacidades que se puedan aprovechar en un futuro.

“Es común que las empresas hagan anualmente un recorte de entre el 10% y 20% de su plantilla laboral para traer nuevo talento creativo e innovador”, dijo el director de estrategia y comunicación de Proempleo, Alfredo Maldonado. “El reto es no ser blanco del despido”.

En tiempos de crisis en las compañías, los recortes de personal comienzan por los empleados de bajo rendimiento y creatividad, coincidieron los entrevistados.

Las compañías ya no buscan mano de obra, “quieren empleados que sean intraemprendedores”, es decir proactivos e innovadores, que no esperen indicaciones para hacer las cosas, agregó Maldonado.

Un empleado que participa, cumple sus responsabilidades, supera sus metas, ayuda a sus compañeros, colabora en otras áreas, hace más trabajo del asignado y no se mete en chismes es difícil que lo consideren dentro del recorte.

“La manera en que los empleados pueden blindarse es convirtiéndose en el brazo derecho de su jefe y aportar nuevas ideas para superar la crisis de la empresa”, recomendó la directora corporativa de Comunicación de Trabajando.com, Margarita Chico.

Caer en rumores o presentismo laboral, estar en el lugar de trabajo pero distraído en otras actividades "puede bajar la productividad de un empelado hasta 45%”, comentó Chico.

Aunque la empresa en la que trabajes no esté en crisis, es necesario seguir preparándose, estudiar alguna maestría, diplomado o un segundo idioma que aumente tu valor como empleado para que piensen dos veces antes de prescindir de tus servicios.

Además, el currículum es una as bajo la manga que debe estar “impecable” en cualquier ocasión. “Un reclutador tarda sólo dos minutos en revisar la carta de presentación de alguien y tomar la decisión de llamarlo a una segunda entrevista”, aseguró Margarita Chico.

Fortalece tu red de contactos con clientes y proveedores con lo que tratas cotidianamente. Ellos podrían ser tus siguientes compañeros de trabajo o jefes.

“El 67% de los nuevos empleos se consiguen con éxito a través de las redes de clientes y proveedores cercanos”, dijo la vocera de Trabajando.com.

Cuando no hay marcha atrás y la decisión de despedirte fue tomada, siempre es un buen momento para replantearte en dónde estás, hacia dónde vas y qué quieres.

Estás preguntas te ayudarán a saber si deseas buscar un nuevo empleo, qué tipo de empleo deseas, bajo qué condiciones o si planeas iniciar un negocio por tu cuenta.

“Lo más recomendable es tomarte una semana para reflexionar, cuestionarte y comenzar a moverte”, opinó la directora general de Team Coach, Elena Espinal.

Según datos de Proempleo, un 10% de sus emprendedores fueron despedidos y decidieron utilizar parte de su liquidación para poner una empresa, 20% no logró colocarse en otra compañía después de su último empleo y otro 20% inició su negocio, sin dejar su trabajo, como una fuente de ingreso adicional.

“El pensamiento de emprender, a la par de tener un ingreso fijo, se intensificó durante la crisis del 2008”, dijo Maldonado, lo que los obligó también a cambiar su modelo de operar como incubadora y a ofrecer cursos los fines de semana.

Sin importar el momento en el que te encuentres, con empleo o sin él, “mira hacia donde quieres llegar y si lo que haces te lleva hacia ese rumbo. Si no estás en el camino correcto siempre tendrás el derecho de elegir”, sugirió Elena Espinal.

Antes de la crisis de un despido:

1) Conviértete en un intraemprendedor dentro de tu compañía.

2) Sé un empleado leal y proactivo.

3) Actualízate y fortalece tus capacidades.

4) Cosecha una buena relación con tus clientes y proveedores.

Durante la crisis y amenaza de despido:

1) Pon en orden tus archivos y resultados que has logrado en la compañía a la que perteneces.

2) Ubica a los contactos potenciales que podrían ayudarte a encontrar un nuevo empleo.

3) Actualiza tu CV escrito y en las bolsas de trabajo por Internet.

4) Cuida lo que publicas en las redes sociales.

5) No seas parte de los chismes y rumores de la empresa.

6) Concéntrate en dar buenos resultados hasta el final.

Enfrenta el despido:

1) Date una semana para cuestionarte y pensar.

2) Haz una reflexión de qué es lo que sigue y qué quieres.

3) Habla con tu red de contactos potenciales y envíales tu CV.

¿Quieres más noticias como esta?
Obtén los mejores consejos laborales y de management.

4) Gracias a que fortaleciste tus capacidades y habilidades ahora estás capacitado para ofrecer consultorías, clases o alguna asesoría en los temas en los que eres experto.

5) Si prefieres, acércate a una incubadora de negocio y despierta tu espíritu emprendedor.

Ahora ve
Lo más buscado por los mexicanos en Google durante 2017
No te pierdas
×