Formación laboral, reto de universidades

Alumnos mexicanos consideran que las escuelas deben darles más habilidades para trabajar; esperan que las universidades y las empresas les provean herramientas para pelear por un empleo.
Universitarios Biblioteca  (Foto: Getty)
Ivonne Vargas
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

Los estudiantes mexicanos esperan que las universidades les den flexibilidad para armar su propia agenda de estudios, tener mayor contacto con empresas, y más conocimientos prácticos que les enseñen a resolver problemas.

Siete de cada 10 jóvenes considera que la formación universitaria debería enfocarse en habilidades para el trabajo y no sólo conocimientos generales, según el informe Global Survey of Students, realizado por el grupo Laureate Education, a través de Zogby Analytics.

El estudio se basa en una encuesta a 20,800 estudiantes de 21 países, entre ellos México, sobre lo que esperan de la educación universitaria en 15 años. Una de las principales conclusiones es que las escuelas tienen una deuda importante en dar herramientas para pelear por un empleo.

Pero la educación no puede esperar más tiempo para transformarse, afirmó el rector de la Universidad del Valle de México, Bernardo González Aréchiga. “Ninguna universidad puede verse formando profesionistas para un mercado tradicionalista. Hay que enseñar competencias transversales, es decir, para toda la vida”, afirmó.

Los alumnos mexicanos, 10% de la muestra, esperan que los empleadores participen más proveyendo trabajos de medio tiempo que les permitan tener un ingreso y ganar experiencia, según el informe de Laureate, proporcionado en exclusiva a CNNExpansión.

Para tener un mayor acercamiento a la realidad laboral esperan que las universidades les ayuden a encontrar prácticas profesionales, amplíen su oferta de cursos /o materias optativas y fomenten una mejor red de comunicación entre estudiantes.

“El enfoque primario de la educación universitaria, especialmente en los países en desarrollo, es centrarse en preparar para ubicar trabajo”, que las habilidades aprendidas se apliquen al mundo real, apuntó Douglas Becker, Presidente de Laureate Education, Inc.

La flexibilidad sobresale como una de la mayores demandas de los jóvenes. Casi el 50% de los estudiantes externó el deseo de no tener horarios fijos, sino esquemas de aprendizaje que se adapten a las necesidades de quienes trabajan.

“No deberían forzar, por ejemplo, a comprar libros que utilizarás muy poco en clase, o porque el maestro basa su programa de trabajo en ésa (literatura)”, dijo un estudiante de la Universidad Tecnológica de México (UNITEC), que participó en la encuesta.

Los encuestados quieren cursos a su propio ritmo, en lugar de concentrar la formación académica en intervalos de cuatro años que culminan en la obtención de un título. Además de la posibilidad de obtener certificados especializados a lo largo de su carrera aparecer como otra de sus prioridades.

El informe de Laureate Education arroja que más de la mitad de los estudiantes espera que las universidades faciliten cursos que promueven la colaboración entre estudiantes, con énfasis en proyectos grupales. ¿Qué es lo que quisieran? Instrucción personalizada o tutoriales en línea, quitando peso a experiencias tradicionales en el salón de clases.

¿Quieres más noticias como esta?
Obtén los mejores consejos laborales y de management.

En general, cuatro de cada 10 encuestados afirmó que una prioridad deberá ser aprender con contenido en línea gratuito, así como sacar provecho a las plataformas sociales para intercambiar conocimiento, hecho que actualmente es poco explorado.  

Para aprender mediante la resolución de problemas las universidades tendrán que poner más peso a interactuar con retos, exigir al estudiante investigación, encontrar las mejores soluciones en equipo y enseñar al estudiante a retroalimentar. “Eso habla del rol de un joven más activo y consciente”, precisó el rector de la UVM.

Ahora ve
Los hechos económicos que marcaron a México durante el 2017
No te pierdas
×