3 errores que debe evitar un líder

Los CEO han avanzado en su estilo de gestión hacia un modelo menos familiar: FranklynCovey; el reto es intentar ser más flexibles y no atar el potencial del empleado a definiciones.
Hector Carvajal  (Foto: Cortesía)
Ivonne Vargas
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

Renovarse o morir. Este dicho se aplica al liderazgo mexicano, que en 15 años ha pasado de un modelo de gestión “familiar” a empresas con políticas de gestión más corporativas e internacionales, afirma Héctor Carvajal, CEO para México de la consultora FranklynCovey.

“Hace más de una década, el liderazgo en las organizaciones era más de imponer, con un sello familiar que no veía con buenos ojos que alguien cuestionara y donde los puestos estaban ligados a la herencia”, comentó a CNNExpansión el recién nombrado CEO.

Que México esté en la mira de inversiones internacionales y muchas organizaciones busquen desde aquí acercarse otros mercados ha sido un detonante importante para este cambio, según el consultor.

México, Tailandia, Indonesia y Turquía son los cuatros destinos considerados como potenciales para invertir, según la 17 Encuesta Global de CEO de PwC. “Su potencia comercial es tal que las empresas han debido apostar por un modelo nuevo para gestionar, porque es algo que se valora al momento de invertir en un país”, mencionó Carvajal.

Los cambios se notan aun cuando la inversión en capacitación es baja. México destina sólo 0.01% del Producto Interno Bruto (PIB) a la preparación para el trabajo, Chile invierte 0.05% y Alemania 0.22%, según el Banco Interamericano de Desarrollo.

Según Carvajal los retos de los CEO mexicanos son: mostrar que planean, que saben responder a los retos con gente preparada y prácticas laborales de calidad, ser un buen gestor. Para alcanzar esos retos deben evitar los siguientes errores.

1. Ser absolutista. “Hace 15 años en México ni siquiera había lugar a ‘viernes casuales’, todo era riguroso”, recuerda Carvajal. Si eso pudo cambiar, por qué no pensar en jefes flexibles que no aten el liderazgo a paradigmas de apellido o de dónde estudió la persona. El rol del líder es más de una persona que sabe escanear el potencial del empleado y va orientándola a resultados, no a la descripción de un puesto.

2. Ser cortoplacista. El mayor crimen que puede cometer un CEO es carecer de estrategia para retener a una persona que aporta valor a la empresa. Pensar que “vendrá otro” puede salir caro. Si el CEO se limita a hacer una propuesta económica, actúa desde un modelo de liderazgo antiguo, la nueva tendencia es ofrecer desarrollo personal.

¿Quieres más noticias como esta?
Obtén los mejores consejos laborales y de management.

3. Ser extremista. No hablar de equidad entre géneros, apertura a talento sin importar nacionalidad y edad, deja caduco al líder. Pero además los CEO deben dejar de pensar en extremos. “Hay jefes que se aferran a la relación ganar-perder, siendo ellos los que tienen la razón siempre y muchas veces sin lógica”, explica Carvajal.

Otro pensamiento extremista: si soy un CEO me muero en la raya, sólo trabajando. Un director debe estar sano física y mentalmente para ejercer su rol, recuerda Carvajal. Una persona que sólo vive en lo urgente y no sabe darse tiempos para recrear e innovar su faceta como jefe, no tiene visión para establecer prioridades y eso es un error capital al dirigir una empresa.

Ahora ve
La lista de políticos estadounidenses acusados de acoso sexual sigue creciendo
No te pierdas
×