Los secretos de tres mamás que trabajan

Estas tres mamás trabajadoras comparten su experiencia al equilibrar la familia y el negocio; tienen en común el compartir la responsabilidad con sus esposos y en depender de niñeras.
mama trabjadora  (Foto: Getty)
Emily Jane Fox
NUEVA YORK -

Hay un debate acerca de si las madres que trabajan pueden tenerlo todo y si se apoyan lo suficiente.

Tres mujeres exitosas, que resulta que también tienen hijos pequeños, dan a CNNMoney un vistazo de cómo hacen las cosas, de cómo piden ayuda y de cómo aún luchan por hacerlo todo bien.

Estas mamás se dieron cuenta de que con el éxito, viene la capacidad de pagar por cuidado infantil, es decir, niñeras — un lujo que muchas madres no pueden permitirse. Pero su trabajo conlleva un conjunto diferente de tensiones y presiones.

Rosie Pope

Fundadora de Rosie Pope Maternity, una línea de ropa y accesorios, y autora de Mommy IQ: The Complete Guide to Pregnancy y fundadora de las clases Momprep. Abrió su primera tienda el día en que tuvo su primer hijo y justo al igual que Lehman Brothers, donde su esposo trabajaba, colapsó (él ahora trabaja con ella). Ella vive en los suburbios fuera de la ciudad de Nueva York con sus dos hijos y dos hijas, todos menores de seis años.

¿Cómo es tu rutina diaria?

Mi día comienza a las 4 de la mañana cuando me levanto para alimentar a mi hijo menor. Mi hijo mayor se despierta alrededor de las 6, y entre las 6 y las 7 es nuestro tiempo para estar solos. Entonces todo el mundo se despierta, desayuna, se apretuja en una minivan para llegar a la escuela, y yo estoy en un tren hacia la ciudad por ahí de las 9.

Soy esa persona que establece su oficina en el tren. Una vez que llego a la ciudad, es una loca carrera entre las 9 y las 5. Luego salto de nuevo hacia el tren y estoy en la puerta a las 5:30. Entonces comienza la locura de la hora de la cena, la hora del cuento, la hora del baño. Me gusta estar allí cada noche. Cuando todos están en cama alrededor de las 8, mi esposo llega a casa y trabajamos juntos hasta la medianoche.

¿Qué haces sobre del cuidado de niños?

Mi hijo mayor está en preescolar, y nuestra segunda hija comenzará en el otoño. También contamos con una niñera. Necesito ayuda. No sería capaz de hacer esto sin mi marido. Él me ayuda a hacer este trabajo. Soy capaz de quedarme en casa por la mañana, porque él sale a las 4:45 para abrir el negocio, y puedo salir temprano porque él se queda hasta tarde.

¿Cómo facilitas las cosas?

Mi objetivo cada día es cansar a los niños. Tienen deportes, clases de arte, y tenemos la suerte de tener un gran patio trasero. Pedí una monstruosidad de enorme castillo inflable con tobogán en Amazon una noche. Y los tengo en un horario bastante apretado.

Como una madre trabajadora exitosa, y como alguien que habla con cientos de otras mamás acerca de cómo equilibrar el trabajo y la vida familiar, ¿con qué luchas y qué les cuesta trabajo a otras mamás?

Creo que hay un gran problema con la autoconfianza. En términos generales, estamos pensando que no hacemos lo suficiente, tanto en el trabajo como en la casa. Cuando veo a mi marido, él es feliz, y él piensa que es el mejor padre y el mejor en su trabajo. Las mujeres no tienen la confianza.

Algunos días me resulta muy difícil no ser una madre que se queda en casa. Puedes pedir muchas disculpas por ser una madre que trabaja, pero trato de hacer que el trabajo sea algo positivo, a pesar de que estoy llorando por dentro y todo el mundo se aferra a mi pierna cuando me voy.

Lucho por aprender a estar en el momento. Cuando estás con los niños, no puedes pensar en la oficina. Y en la oficina, no puedes pensar en los niños. Odio pensar al final del día que no estuve presente.

Cuando construyes un negocio, todo el mundo te observa para que fijes el tono. No estoy en el punto en el que pueda trabajar tres días a la semana. A medida que tu negocio es más exitoso, ninguna persona motivada dice: 'Oh, yo no quiero hacerlo más exitoso. Estás pensando en el futuro de tus hijos.

Rachelle Hruska MacPherson

Fundadora de Guest of a Guest, un sitio que narra las pormenores de la escena social de Nueva York (el cual fundó con Cameron Winklevoss). Está casada con el hotelero de New York Sean McPhearson, y tienen dos niños menores de tres años de edad.

¿Cómo es tu rutina diaria?

Mi esposo y yo somos muy afortunados porque podemos definir nuestros horarios, lo cual permite una gran flexibilidad. Por lo general, despertamos a las 7, pasamos la mañana en familia, y hacemos el trabajo desde casa hasta por lo menos las 10 de la mañana. Para mí, es el único tiempo que tengo para hacer una lista de lo que quiero lograr ese día. Cuando llego a la oficina, es caótico y difícil para mí concentrarme.

El resto del día totalmente una locura. Paso el resto de la mañana y la tarde en la oficina, y luego tengo reuniones fuera de la oficina por las tardes. Trato de estar en casa entre 6 y 7:30 para la cena y para la hora de acostarse. Después de que los niños están dormidos, mi esposo y yo vamos a un restaurante cercano para relajarnos o tenemos un evento social al cual ir.

¿Qué hacen tus dos hijos cuando estás en el trabajo?

Hemos tenido una niñera desde que nació nuestro primer hijo, pero la cuestión de la niñera es nueva para mí. Soy de Nebraska y definitivamente no crecí con algo como esto.

Pero me permite una gran flexibilidad. Con dos padres que trabajan como nosotros, realmente no hay otra opción. No pensamos que nuestro hijo estuviera listo para ser lanzado en un ambiente escolar de tiempo completo. Y mi niñera me envía fotos todo el día. Es genial. Me hace sentir presente cuando estoy en el trabajo.

Una de las mayores dificultades de ser una madre que trabaja es que siempre estás dudando de si es el cuidado adecuado para los niños, si vas a ponerlo en la escuela correcta. En la ciudad de Nueva York, la gente está en un círculo vicioso de querer lo mejor para sus hijos.

¿Cómo facilitas las cosas?

Lo que más me ayudó a poner las cosas en orden fue mudar nuestra oficina a tres cuadras de nuestro departamento. A veces me tomaba 45 minutos ir y volver del trabajo todos los días.

Ahora, permite que mis hijos sean parte de mi vida. El cambio ocurre cuando muestras a tus hijos que su madre es una persona que maneja gente y está a cargo. Es una cosa tácita que espero que entiendan; este respeto hacia las mujeres de una manera profunda.

¿Hay cosas que te cuesta trabajo descifrar?

Hay un peso gigante asociado a ser una CEO. Sabes que la vida de las personas está en tus manos. Es difícil no llevarte eso a casa. Eso es algo que estoy tratando de no hacer. No quiero traer el trabajo a casa.

Zanna Roberts Rassi

Editora de moda senior de Marie Claire, estilista, corresponsal de moda para E! News y para The Today Show, mentora de Project Runway All Stars. Recién convertida en mamá de niñas gemelas de tres meses de edad.

Esto todavía es nuevo para ti, pero ¿cómo es tu rutina diaria?

Volví a trabajar a las tres semanas, porque soy freelance.

Me levanto a las 6 de la mañana, cuando las niñas comen por primera vez en el día. Luego vuelven a dormir y yo voy a trabajar.

Por las mañanas, estoy en videoconferencias, por lo general para empleos de asesoría de estilo. Por el momento, estoy grabando Project Runway All Stars tres días a la semana, y eso es de la 1 a las 7 de la tarde. Las niñas tienen la hora del baño a las 5, y si no estoy en un rodaje, realmente trato de estar allí con ellas. Luego se vuelven a dormir, y por lo general hay cenas, o por ejemplo, anoche, entrevisté a (la modelo) Kate Upton para E! News.

Mi esposo está en la industria también, así que podemos hacer cosas juntos. Él tiene su propio negocio, así que tiene la libertad de ir y venir. Si no puedo estar allí para la hora del baño, él estará allí. Es un trabajo en equipo. Estamos aprendiendo cada día.

¿Qué hacen las niñas mientras ambos están en l trabajo?

Tengo una niñera, que está viviendo con nosotros. Ella es increíble. Es mi salvavidas. Confío en ella totalmente.

El principal problema de tener una niñera y ser madre exitosa es la culpa. Te sientes egoísta. Sientes que no estás haciendo lo mejor en el trabajo o en la casa. Intentas dar el 100% en donde quiera que estés. En casa, dejo mi teléfono abajo. Quiero ser una madre trabajadora por las niñas también, y darles un ejemplo a seguir. Mi mamá se quedó en casa, y eso fue genial, pero tienes que averiguar qué es lo que funciona con lo que quieres para ti y para tu familia.

¿Hay un momento en que te diste cuenta de que tu vida había cambiado?

Yo estaba en una grabación, usando mi extractor de leche de viaje sobre la taza del baño, hablaba en el altavoz del teléfono en una conferencia telefónica, mientras que intercambiaba mensajes de texto con mi niñera con una sola mano. Me miré al espejo y me reí de mí misma. Pensé, a esto es a lo que se reduce todo. Ésta es la altura de los malabares.

¿Cómo has tratado de ajustarte?

El cambio más grande es ya no ser el centro de atención. Ahora eres el marco de la imagen y ellas son la imagen. Tienes que ser flexible, no ser capaz de decir “Oh, vayamos a la cena o al evento”, o subirse a un avión.

Era algo que hacíamos todo el tiempo. La semana pasada fui a Londres para un viaje de negocios, y me tomó una hora despedirme de ellas. Las dejé en la cuna, y luego regresé y dije: 'Hola de nuevo!' Y luego pasé el viaje en taxi con una sensación horrible. Nunca se volverá más fácil. Sólo tienes que acostumbrarte a ello.

¿En qué seguirás trabajando?

Me he vuelto mucho más consciente del tiempo y de ser eficiente. Reduje una gran cantidad de estupideces. Quiero seguir trabajando en la gestión de mi tiempo. Los fines de semana son sagrados. No importa lo que surja, debes mantener a tu familia en primer lugar. Es una curva de aprendizaje.

Ahora ve
Esta es la propuesta de gabinete de Andrés Manuel López Obrador
No te pierdas
×