TEDx, empoderamiento desde la sencillez

Esta comunidad es una gran ventana para hallar a gente con pasión, dice Marcela Ángela García; lograr que los asistentes al TEDxCuauhtémoc salgan con una duda es el reto de la organizadora.
tedx  (Foto: Jesús Almazán)
Marcela Ángela García*
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

A unos días del TEDxCuauhtémoc, del cual soy organizadora y curadora, me di cuenta de todo lo que hemos conseguido en estos siete meses que llevamos organizándolo: #sponsors, 10 speakers de alto perfil, 15 voluntarios en el equipo, cuatro números musicales, y muchas, muchas satisfacciones.

Esto me hizo ponerme a pensar en qué me trajo hasta aquí.

En mi vida siempre ha existido una búsqueda. Incluso antes de llegar a TED, yo ya percibía que había algo más para hacer y, lo que hace que mi motivación sea distinta, es que hoy sé dónde estoy parada y sé para qué estoy en el mundo. Parece fácil, pero no lo es. A mí me llegó con los años.

Tuve una adolescencia complicada. Mi madre murió cuando yo tenía diez años. En Argentina estaba la dictadura militar y cuando tenía doce años desapareció mi hermana. No fue la etapa más feliz de mi vida, pero creo que me dio el empuje para sobrevivir a las adversidades.

Desde muy chica tenía algo como chistoso, insolente, arriesgado. Tengo recuerdos de ser muy pequeña y hacer chistes y que todos se rieran. Me llamaba mucho la atención ese poder desconocido en mí. Estudié sociología porque quería cambiar el mundo, pero la teoría social en general y la de la época en la que me formé en particular, me eran totalmente ajenas. En la universidad éramos un poco hippies y lo que en Argentina se le dice “psicobolches”; un tipo de zurdo psicoanalizado… revolucionario de café. Pero este era un círculo un poco estrecho, limitado para mí. Cuando entré a trabajar en una multinacional me di cuenta que era un mundo de mucho prejuicio. Mi papá, cuando era adolescente, se preocupaba por mí; me decía: “no sé dónde vas a ir a parar” y tenía razón.

Ese trabajo me permitió viajar, conocer el mundo y conocer personas con otras mentalidades. Estas experiencias me abrieron otras visiones, pero me fui un poco para el otro lado y me transformé en una yuppie de los noventas y, un poco, me creí ese cuento. De repente lo importante era viajar, tener coche, ir a comer a restaurantes, comprar ropa de marca y tener un closet pretencioso. Después de un tiempo me quedó claro que ese no es un objetivo, no es un fin y me aburrí. Como decía Moris, un rockero argentino ”ahí no hay nada”.

Por ahí del 2009 una amiga en Facebook publicó la TED talk de Sir Ken Robinson (¿Por qué las escuelas matan la creatividad?). Había visto varios videos en la empresa que iban un poco en esa línea y me gustaron. Me enteré que había más videos TED y empecé a utilizarlos en mi trabajo. TED hace ya 30 años inició como un foro innovador para compartir ideas (de Tecnología, Educación y Diseño), y con el transcurso de los años se ha transformado en una comunidad global de proyectos, iniciativas y temáticas diversas. Desde 2009 se abrió la organización a grupos voluntarios que bajo el nombre TEDx organizan eventos independientes con una licencia TED.

En 2011 hice un ejercicio con un cliente y utilicé la transmisión en vivo de un evento TED y me pregunté ¿por qué no experimentarlo en vivo? Fui a TEDActive por primera vez en 2013 y todos me preguntaban si era mi primer, segundo o tercer evento TED y yo decía What? Me preguntaban de qué equipo era y decía: “No, de ninguno, soy de México y vengo a ver qué onda”. Era un bicho raro. Después del primer día publiqué en Facebook, en broma, que era demasiado perfecto para ser real, y me mataron: ¿Por qué es demasiado perfecto para ser real? Ahí me di cuenta que había otra cosa. Encontré una comunidad de gente motivada, curiosa, pero sobre todo optimista. Un optimismo diferente del que tienen aquellos que simplemente sueñan o esperan un futuro mejor. Un optimismo que busca construir un cambio.

A modo de ejemplo: Este año, en TED2014, Edward Snowden sorpresivamente y sin ser un speaker de la agenda, habló desde su refugio en Rusia. Luego de su charla, Chris Anderson ofreció el escenario y el derecho a réplica a la NSA. 8:30 AM del día siguiente se presentaba Richard Ledgett, NSA Director Deputy respondiendo. La frase memorable del Director de la NSA fue “We need to be more transparent”. Cuareo días más tarde, se publicó esta noticia en el New York Times.

Si esto no muestra el poder que hoy ha construido TED, ¿qué lo haría?

No todo TEDx es lo mismo: ni todos los eventos son iguales, ni todos los eventos me hacen sentir lo cómoda que yo quisiera, pero nadie es perfecto. Y de todas las comunidades y de todos los mundos en los que me he asomado, esta es la comunidad que siento más auténtica y más parecida a mí. Pude integrarme: la hippie de los ochenta y la empresaria yuppie de los noventa y mi perspectiva cambió de nuevo. A partir de ahí empecé a encontrar otras cosas en México: otra clase de gente, otra clase de vínculos. Y me dije ¿por qué no tener un evento TEDx?

Suena medio simple, pero en la manera en que se hacen las cosas está el mensaje. La coherencia en todos los elementos que involucran un evento o una experiencia hablan por sí solos. El valor de una conferencia donde hay trabajo, donde hay una idea, donde hay amor se refleja. No todo es negocio, no todo es dinero y no todo debe costar dinero para tener valor. Creo que hace falta gente un poco loca como yo que tenga el valor de hacer un evento TEDx verdaderamente abierto, gratis, por convicción.

Creo que hay personas que tienen amor en el cuerpo y otras que no; gente que tiene pasión y gente que no. No sé de dónde viene ni cómo es, pero creo que esta comunidad tiene amor y tiene pasión. ¿Qué quiero que pase? No sé. Pero si logramos que nuestros asistentes salgan con una duda, una inquietud o un nuevo propósito, los habremos empoderado enormemente.

¿Quieres más noticias como esta?
Obtén los mejores consejos laborales y de management.

Creo que es lo que hoy necesitamos todos: en México y en el mundo.

La autora tiene un posgrado en Estadística Aplicada a las Ciencias Sociales, UBA, es especializada en marketing por la Universidad de San Andrés, es maestra de arte contemporáneo y es licenciataria y curadora de TEDx.

Ahora ve
Estos ‘huevos revueltos’ son preparados sin huevos
No te pierdas
×