Periodos sabáticos, una recompensa emocional

En EU, sólo el 15% de las empresas contemplan largos periodos de descanso para sus empleados; sin embargo, firmas como Intel están impulsando sistemas de trabajo para dar estas facilidades.
jefe oficina empleados.jpg  (Foto: Thinkstock)
Jeanne Sahadi
NUEVA YORK -

Si trabajas para Intel durante siete años, puedes tomar hasta ocho semanas sabáticas totalmente pagadas para hacer lo que quieras; además de tus días de vacaciones regulares.

Los empleados regresan “renovados y listos para innovar”, dijo el portavoz de Intel Gail Dundas.

Al reconocer que un largo descanso puede aumentar la creatividad y la productividad de los trabajadores, algunas empresas están ofreciendo sabáticos ya sea pagados o no pagados, que suelen durar entre uno y tres meses. Para calificar, el empleado generalmente tiene que ser un trabajador destacado que haya estado en la compañía entre 5 y 7 años.

Aún así, el periodo sabático no es un beneficio laboral común. Sólo el 15% de las 500 organizaciones encuestadas por la Society for Human Resource Management, dijo que ofrecen periodos sabáticos. Pero la gran mayoría de los empleadores en las Mejores empresas para trabajar de la lista de la revista Fortune lo hacen.

Francis Niskey de Nuevo México trabaja en Intel desde hace 17 años, durante los cuales ha tomado dos periodos sabáticos. Durante el primero, Niskey construyó su propia casa, en la que vivió durante una década.

Matt Antonucci, un ingeniero eléctrico de Georgia, también ha tomado dos periodos sabáticos. Él y su esposa usaron uno para viajar con su suegra, que se encontraba en las primeras etapas de la enfermedad de Alzheimer. Esperaban que “ella al menos lo recordara durante un rato”, dijo Antonucci. “Pasamos casi los 90 días con ella y nos dimos un tiempo de buena calidad y los últimos buenos recuerdos que tuvimos antes de la enfermedad le robara su mente”.

Aunque puede parecer ilógico, tomar un tiempo libre después de haber sido despedido o de renunciar también puede ser una de las mejores cosas que haces por ti mismo; y por tu futuro empleador.

Después de ser despedido, Brian Meston y su esposa viajaron durante siete meses hasta el sudeste de Asia, Australia y Nueva Zelanda.

Simplemente apresurarte al siguiente trabajo cuando todavía estás enojado o agotado puede terminar mal. “Es una pérdida de tiempo (y) empañará tu currículum si no funciona bien”, escribe Cathy Allen y sus coautores en su libro Reboot your life.

Si puedes pagarlo, trata de tomar un respiro durante al menos tres meses, o más si es posible, dijo Allen.

Las primeras dos semanas o un mes deben ser para desconectarte (por ejemplo, dormir, limpiar los armarios, hacer ejercicio, visitar amigos, pasar tiempo con la familia).

La parte media de tu tiempo libre es una oportunidad para explorar algo nuevo (por ejemplo, viajes, voluntariado, tomar una clase).

Y la última parte es la mejor opción para planificar tu reingreso al trabajo.

Las tres etapas pueden ayudar a recargarte de energía, y aclarar en qué deseas invertir tu energía profesional.

La artista y escritora técnica Sharon Cook de Florida renunció a su trabajo para remodelar un barco y navegar por el Caribe durante dos años y medio. La experiencia le dio nueva confianza. “¿Ese trabajo que dejé? Poco después de regresar a Estados Unidos, volví a trabajar para la misma empresa en un puesto más alto por más paga”, dijo.

¿Quieres más noticias como esta?
Obtén los mejores consejos laborales y de management.

Después de ser despedido de su trabajo como ingeniero de redes, Brian Meston y su esposa salieron de su casa en Colorado para realizar un viaje de siete meses al sudeste de Asia, Australia y Nueva Zelanda.

“Vivíamos en pequeñas camionetas camper, y con una sola mochila cada uno. Vimos lugares increíbles, aprendimos a navegar, y conocimos gente maravillosa de todos los tipos. Después de regresar a Estados Unidos, logramos obtener nuevos empleos a nuestros antiguos salarios”, dijo Meston.

Ahora ve
Esto es lo que debes saber de la devoción a la Virgen de Guadalupe
No te pierdas
×