¿En verdad es tan difícil volverse rico?

Pese a lo que dicen varios analistas, el ahorro es la base para tener dinero, dice Brian Stoffel; además de invertir, la clave para ser rico es definir tu propio concepto de riqueza.
ahorro  (Foto: Getty)
Brian Stoffel
NUEVA YORK (CNNMoney) -

Si le preguntas a cualquier planificador financiero honesto cómo puedes llegar a ser rico, te responderá que el simple acto de ahorrar es mucho más importante que elegir el próximo título bursátil en boga.

Por ello me sorprendió toparme con un cuestionable artículo en The Billfold titulado ‘You Don't Get Wealthy from Savings’ (algo así como ‘No te haces rico ahorrando’). El artículo estaba tan lleno de pesimismo y suposiciones ridículas que me vi impelido a desmontar las más alarmantes.

Mi esperanza es que, al final de leerme, veas que el ahorro (y algunos sencillos pasos hacia la inversión) es la clave para volverse rico.

Problema 1: Ahorrar el 3% no te vuelve rico

Abordaré primero el problema más sencillo. El artículo dice que si ganas un ingreso familiar promedio de 51,939 dólares, y estás ahorrando el 3% de ese ingreso antes de impuestos, comenzando a los 30 años y siguiendo así hasta los 65, sólo tendrás 192,686.34 dólares para el momento en que llegues a la jubilación.

Para empezar, vamos a dejar una cosa clara: Si quieres demostrar que los ahorros no pueden hacerte rico, no puedes asumir que ahorramos un mísero 3% de nuestros ingresos para probar ese argumento. Eso es como no ahorrar nada.

Si incrementamos los ahorros de esa familia al 10% y asumimos un retorno ajustado a la inflación de 6.86% (ese porcentaje resulta ser la verdadera rentabilidad anualizada del mercado de valores desde 1871) la familia ahora se jubila con 745,000 dólares actuales.

Problema 2: El ahorro y la inversión durante cinco años no te volverán rico

El segundo problema que tiene el artículo es un poco más complejo. Una vez más, recurriendo a la familia promedio, el autor reflexiona sobre lo que sucedería con una familia que es capaz de ahorrar 10,000 dólares por año, esto es, una tasa de ahorro muy impresionante de 19% antes de impuestos.

¿Qué concluyó el autor?

“Pero 10,000 dólares en un año no te hacen rico. Tampoco 50,000 dólares en cinco años. Ese es el tipo de ahorro que paga por un año de educación universitaria de tu hijo”.

Este ejemplo tampoco sirve, ¿quién en el mundo va a pensar que puede hacerse rico con sólo cinco años de ahorros? Eso es ridículo. Si, como en el ejemplo anterior, habláramos de alguien que invierte en un horizonte temporal de 35 años, los resultados serían muy diferentes. El saldo final en tu cartera -una vez más, empleando la rentabilidad promedio ajustada a la inflación del mercado de valores- sería de 1.4 millones en dólares de hoy.

Si tomamos en cuenta la Seguridad Social, esta pareja podría incluso jubilarse antes.

Ahora bien, esa cifra podría ser en realidad un poco más baja, porque probablemente habrías querido diversificarte hacia inversiones menos riesgosas conforme envejeces, pero comprendes mi punto. No puedes afirmar que ahorrar e invertir en un fondo cotizado Total-Market no crea riqueza si sólo empleas un marco de tiempo de cinco años.

Problema 3: ¿Cuál es nuestra definición de la riqueza?

Pero el problema más insidioso con este artículo es que no define el término “riqueza”, Todo lo que nos dice es que 50,000 dólares no nos hacen ricos, ni tampoco 193,000 dólares en una cuenta de jubilación a los 65 años. Por supuesto, cualquier persona podría estar de acuerdo con esas dos premisas, pero ese no es el punto.

A falta de algún tipo de límite, cualquiera podría decir que ser “rico” significa ser millonario o tal vez multimillonario. Si esa es la línea detrás de ese artículo, es una triste declaración respecto a cuáles son nuestras prioridades.

A menudo digo que lo que más importa es alcanzar nuestro “suficiente”, nuestro “tengo lo bastante”, y mi colega de Fool, Morgan Housel, ha demostrado lo fácil que puede ser sentirse ricos si uno ajusta su perspectiva y entiende que la única verdadera medida de la riqueza es la libertad de tiempo, no el patrimonio acumulado.

Supongo que eso nos deja con dos preguntas muy simples: ¿Cuál es tu definición de riqueza, y cuán importante es para ti obtenerla?

Ahora ve
Con esta tecnología, la NASA analiza el impacto de los incendios en California
No te pierdas
×