¿Cómo alcanzar tus metas laborales este 2015?

80% de los empleados no tienen claros sus objetivos profesionales en el corto y mediano plazo; el cumplimiento de las metas comienza con ponerlas en blanco y negro, recomiendan expertos.
ejecutivo, escribir  (Foto: Thinkstock)
Ivonne Vargas
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

Enero es el mes elegido para plantearse metas profesionales; sin embargo, más del 80% de esas ideas no se cumplen por falta de planeación y de métricas para evaluar avances, coinciden especialistas.

“Las personas no suelen tener un foco claro de qué persiguen, La gente se mueve por lo establecido en la empresa, falta planificación personal”, dice Jorge Uriega Cuesta, socio director de GRIP, consultora especializada en mejora de procesos operativos.

Tener las metas por escrito es un primer paso para acercarse a cumplir un objetivo, la razón es que la persona toma conciencia sobre la situación donde se encuentra y por qué cambiar, explicó Mariana Rodríguez, coach de vida y especialista del Instituto Humanista de Psicoterapia Gestalt.

En la década de los 90, la escuela de negocios de Harvard publicó el artículo ‘¿Por qué los objetivos deben escribirse?' Encuestó a una generación de estudiantes sobre sus metas al terminar el programa y sólo 3% de elllos escribió sus planes.

El mismo grupo fue entrevistado una década después, el 3% que escribió sus metas ganaba el doble que el 97% restante. "No implica que al escribir las cosas se den por magia, el mérito es que al hacer de este ejercicio un hábito te obligas a crear (…), generar acciones, medir y celebrar éxitos, lo cual es un incentivo”, refirió Rodríguez.

La planificación de metas laborales empieza por esclarecer qué quieres en este año, en tres y hasta en cinco años. Pero antes de comenzar a delinear objetivos, fíjate que actitudes pueden boicotear tus metas de crecimiento laboral.

1.Carecer de metas

Si no sabes qué objetivo cumples en la empresa o qué lugar quieres representar en el mercado laboral, piénsalo. Vivir en la inercia respecto a por qué estás en cierto trabajo es dejar a la deriva, y en manos de otros, el desarrollo de anhelos profesionales, comentó Uriega.

2. Falta de conocimientos

Cuando escribas tus metas es válido cuestionarse si tienes las capacidades profesionales y emocionales para cumplir lo que la empresa requiere. Quizá no eres el “peor” elemento en tu oficina, sino que tu pasión no está en ese lugar o bien falta capacitación en ciertas áreas de conocimiento.

También es importante cuestionarse qué tanto de tus objetivos personales se vinculan con las metas de la empresa, agregó Jorge Uriega.

3. No medir los avances

Revisar mensualmente cómo avanzas en el cumplimiento de las metas permite saber qué falta en conocimientos y en tu empresa para avanzar en tu propósito y cómo modificar tu camino. El 95% de las veces la gente olvida la revisión de sus metas, aseguró Mariana Rodríguez.

4. Caer en el paternalismo

Las empresas deben apoyar en el cumplimiento de metas, pero si no lo hacen reacciona y crear tu estrategia. Un problema es caer en el estado de confort, “yo hago como que trabajo y tú me pagas”, es el pensamiento de muchos colaboradores debido a la decepción producida por su empresa. Sin embargo, bajo esa perspectiva el único que se estanca es el empleado, no la compañía, indica el socio director en GRIP.  

5. Sobrevaloración

Hay profesionales que están convencidos de poder con cualquier trabajo pero no tienen un análisis objetivo de sus capacidades y lo que les falta por desarrollar para avanzar en el empleo o llegar a uno nuevo, subrayó Rodríguez.

¿Quieres más noticias como esta?
Obtén los mejores consejos laborales y de management.

Aunque el principal responsable de establecer una meta es el profesional, muchas veces son las empresas las que impiden que la persona las cumplan, por no saber vincular la meta del empleado con la organización, coinciden los especialistas.

“La voz del cliente es importante, así que antes de hacer la planeación estratégica director y jefes deben escuchar a sus colaboradores, a partir de ello trazar retos y hablar de los resultados esperados. Eso ayuda a ‘desatorar’ al empleado en los procesos donde no avanza”, mencionó Jorge Uriega.

Ahora ve
El Festival Internacional de las Luces ilumina el Centro Histórico de la CDMX
No te pierdas
×