La multiprogramación en TV abierta, ¿un buen negocio?

Las tendencias del mercado apuntan hacia la televisión digital y de paga, dicen expertos; las empresas que renten a concesionarios sus canales adicionales deben hacer grandes inversiones.
Televisión  (Foto: Getty)
Leonardo Peralta
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

Las reglas para la televisión abierta permitirán la entrada de nuevos jugadores al negocio de la televisión abierta, pero el monto de la inversión y las actuales tendencias tecnológicas ponen en duda el atractivo que pueda tener este negocio.

Según los Lineamientos Generales para el acceso a la Multiprogramación, publicados el 17 de febrero, los concesionarios de televisión -Televisa, TV Azteca y Canal 22- pueden distribuir más de un canal de programación en los canales de transmisión con los que ya cuentan.

El espacio asignado para un canal de transmisión de televisión puede subdividirse en varios canales de programación, explicó Gerardo Soria, presidente del Instituto del Derecho de las Telecomunicaciones. El negocio para los concesionario está en la posibilidad que les da el regulador para rentar a terceros esos espacios adicionales si no cuentan con programación propia para transmitir.

No obstante, las perspectivas de éxito de la multiprogramación son limitadas, y quienes deseen explotarla deben esperar a que funcione la señal de televisión digital en el país, lo cual podría suceder hasta fin de año.

"Esta medida llega con más de una década de retraso, cuando la atención del público están en las nuevas plataformas de video por internet", dijo Salomón Padilla, vicepresidente de la Asociación de Telecomunicaciones Independientes de México (ATIM).

Actualmente no se concibe la televisión abierta como un negocio en sí mismo, sino como parte de un mayor portafolio de servicios.

Televisa, por ejemplo, ha complementado sus operaciones de telecomunicaciones fijas mediante adquisiciones como la de Cablevisión Red en enero. Hacia el otoño del año pasado, sólo el 42% de sus ingresos vinieron de la venta de anuncios en televisión. En 2006 el Grupo Empresarial Ángeles adquirió la frecuencia del canal 28 en la Ciudad de México y lo rebautizó como Cadena Tres.

Aunado a lo anterior la inversión que implicará participar en un canal de multiprogramación serán de millones de pesos. Para empezar las autorizaciones para transmitir en uno tienen un costo de 100 mil pesos.

La operación de los mismos también implica un gasto elevado. Los costos de operación de las dos cadenas de televisión de TV Azteca ascendieron en los últimos doce meses a más de 7,100 millones de pesos. Sin embargo, sus márgenes de utilidad en este negocio se han mantenido estables en los últimos años en alrededor de 20% por lo menos en el último lustro.

Canal 22 en la Ciudad de México generó costos anuales de producción por 258.7 millones de pesos, a los que se suman otros 37.8 millones de pesos por gastos administrativos del canal, según su informe de 2014. En tanto, Canal Once, entre enero y septiembre del año pasado (última fecha de la que hay información disponible), reportó gastos totales por 294 millones de pesos.

¿Quieres más noticias como esta?
Obtén los mejores consejos laborales y de management.

Además debido al uso intensivo de equipo (cámaras, vehículos, consolas de edición, etc) estas empresas necesitan inyectar grandes cantidades de dinero para aatir la depreciación de sus activos.

Debido a que las peticiones de permiso para multiprogramación tardan un máximo de 60 días hábiles, será hasta mayo de este año cuando será posible saber si hay interesados en rentarle a los concesionarios canales para entrar al negocio de la televisión.

Ahora ve
A partir de diciembre, el salario mínimo en México sube 8.32 pesos
No te pierdas
×