5 prácticas laborales nocivas que dañan a los empleados

Algunas compañías se mueven al margen de la ley al despedir o contratar un trabajador; las demandas laborales ante la Junta de Conciliación se incrementan hasta en 300% anualmente.
despidos  (Foto: Thinkstock)
Ivonne Vargas
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

Falsear las condiciones de contratación, promover la firma de documentos en blanco, así como discriminar por género y apariencia son prácticas nocivas de algunas empresas al contratar o despedir a algún colaborador.

“Hay empresas que se mueven en la ley de lo mínimo respecto a su personal de trabajo y optan por el modelo de amedentrar emocionalmente. No es justificable pero sí un esquema común”, indica Javier Morales, gerente nacional de operaciones Adya, firma especializada en reclutamiento.

Las consecuencias de las prácticas nocivas no acaban en un empleado desmotivado. Las demandas por despido van en aumento en la Junta de Conciliación y Arbitraje, con el correspondiente impacto para empresas y empleados, dijo el abogado laboral Jorge Sales Boyoli.

Las demandas por despido injustificado crecen anualmente entre 250% y 300% en promedio, según un cálculo a tres años de la Junta Local de Conciliación y Arbitraje (JLCA). Los empleados demandan, en su mayoría, por adeudo de salarios, aguinaldo y no recibir pago adecuado por horas extras.

Para un colaborador no es del todo grato que el abogado se quede con 40% de la indemnización, menos esperar años para recibir su pago, pues muchas empresas han hecho de este modelo un modus vivendi para financiarse y pagar después el empleado, indica Sales Boyoli.

“El patrón sabe que el número de demandas duplica el personal de la Junta (de Conciliación y Arbitraje)” esa sobrecarga pueden utilizarla a su favor”, agrega el socio de la firma especializada en derecho laboral.

Complicaciones económicas y legales son el principal resultado de no saber con qué prácticas te puede sorprender una organización al contratar o despedir.

1. Firma en blanco

Las renuncias en blanco se producen en cuatro de cada 10 contrataciones, señala Arturo Alcalde, asesor en la firma Asesoría Jurídica Laboral y abogado por la UNAM. Esta práctica condiciona al candidato a que firme una o varias hojas en blanco para ser contratado, y después la empresa lo utiliza para sus propios fines. “A veces la persona ni cuenta se da, pues firma una doble hoja, con una especie de papel calca, lo que permite al empleador quedarse la hoja con su rúbrica”, explicó Javier Morales.

Sales Boyoli señaló que esta práctica “reprobable” tiene implicaciones penales, en caso de que el empleado denuncie, pues es una modalidad de falsificación y alteración de documentos.

2. El arma de la desinformación

En 90% de los despidos la persona no sabe qué le corresponde económicamente y firma cualquier propuesta por querer contar con la recomendación del exjefe o por temor a no recibir su dinero, dice Morales.

En renuncia voluntaria, despido injustificado y al rescindir la relación por causa atribuible a la empresa (que dejen de pagarte, por ejemplo) se debe otorgar el finiquito (parte proporcional de vacaciones, prima vacacional y aguinaldo). Si es despido injustificado, también debe haber una indemnización de tres meses de salario.

“La práctica más polémica es que muchas empresas se niegan a pagar prima de antigüedad al pasar los 15 años laborados. Son 20 días de salario por cada uno de los años de servicios prestados”, explica Jorge Sales.

3. Cuando no hay dinero

Muchas organizaciones hacen despidos argumentando que el presupuesto no alcanza, advierte Javier Morales. Sin embargo, esto no se encuentra en las causas de recesión de relación de trabajo establecidas en el art. 47 de la Ley Federal del Trabajo.

En todo caso, explicó el gerente en Adya, la empresa debe notificar a instancias como el SAT, o el IMSS, que su situación es tan grave como para llegar a la banca rota.

El nombre de esta tercera práctica es “irresponsabilidad”, argumentó el gerente. La empresa quiere despedir quizá por problemas económicos, pero sin liquidar como se debe. Si la persona no salió por una causa justificada puede en ese momento iniciar la demanda.

4. Te contrato… por menos

El 16% del personal de las empresas en México trabaja a través de outsourcing, según datos de la firma Manpower, pero esto no significa que el modelo opere con rectitud, muchas organizaciones lo usan con intención de evadir impuestos y no pagan IMSS o Infonavit, indica Javier Morales.

Esta práctica procede por un ingrediente cultural, añade Jorge Sales. “El empleado tiene que cuestionar en forma directa cuál será el salario y con qué cuota se dará de alta en el seguro social, por ejemplo. Muchas de esta prácticas siguen dándose por falta de información”.

5. ¡Tatuaje o piercing, fuera!

¿Quieres más noticias como esta?
Obtén los mejores consejos laborales y de management.

Uno de cada 10 habitantes en México tiene un tatuaje, lo cual figura como una de las primeras causas de discriminación por apariencia física al contratar, de acuerdo con datos del Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación (Conapred). El 26% de los candidatos a un puesto en la Ciudad de México han sentido alguna vez que sus derechos no fueron respetados por su apariencia, comenta Blanca Segura, responsable de asuntos de la juventud en este organismo.

En un mercado laboral donde cuesta cubrir perfiles, ni siquiera se explica que todavía haya empresas con estas prácticas, o que den importancia a si eres casado o soltero para reclutar, dice Javier Morales. El problema con esta práctica es la dificultad para comprobar que por ello te descartan. Lo único que queda al empleado es valorar si conviene hacer carrera en este tipo de organizaciones, o incluso identificar si tiene los elementos para levantar una queja ante Conapred.

Ahora ve
La tormenta en la CDMX llegó a este departamento de una forma inesperada
No te pierdas
×