Cambiar de carrera, te decimos cuándo y cómo hacerlo

En los giros laborales es clave auto conocerse e identificar tus talentos naturales; 80% de los empleados, sin embargo, no sabe para qué es bueno y por qué, dicen especialistas.
empleado exportacion talento  (Foto: Getty)
Ivonne Vargas
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

El año comienza y el deseo de cambiar de carrera o trabajo está presente. El tema es ¿te sientes listo para cumplir ese objetivo?

Para empezar una transición en tu carrera, hay tres preguntas clave, ¿cómo sé si lo necesito?, ¿cómo lo hago? y ¿cuándo? El 56% de los profesionistas en México piensa que lo mejor que le podría suceder en 2016 es encontrar otro trabajo, indica una encuesta de la bolsa de empleo OCCMundial 

Pero, independiente a ser un deseo anual, las personas buscan cambios de carrera en diferentes etapas de su vida. Los jóvenes de hoy, por ejemplo, vivirán al menos siete roles o funciones diferentes en su ciclo laboral, señala Cristina Mejías, socióloga y directora de la firma de recursos humanos homónima.

Una clave para saber si requieres un cambio es pensar ¿qué emoción te genera tu trabajo? Plantea ¿por qué te levantas diario a realizar cierta actividad?, propone Ana Estrada, directora de Brújula Interior, consultora de recursos humanos especializada en mejorar la satisfacción laboral, a partir de evaluaciones y asesoría basada en principios de neurociencia.

Si la respuesta arroja aspectos como: detesto lo que hago o me aburre, pero son buenos el sueldo o la convivencia social, puedes sospechar que necesitas un giro, afirma Estrada. La gente se apega a cosas sociales como: “estoy aquí porque es bonito y al menos el lugar no deprime”, o bien “me cae bien el jefe, o la oficina está cerca de casa”. Dar esas razones no es erróneo, porque la capacidad de satisfacción en un trabajo está vinculada al sentido de bienestar, pero es importante tener claro qué “te amarra a cierta tarea laboral”, eso da claridad a los ‘porqués’ del cambio.

Cristina Mejías señala que las personas basan sus expectativas de trabajo en querer cumplir metas personales. Se quiere, también, satisfacción emocional, equilibrio vida- trabajo, razón por la que la mayoría de la personas llegan a plantearse, en algún momento, una transición de carrera. La última razón asociada a un cambio, generalmente emitida por la gente, es sueldo, cita la autora la Cambio y Vida Laboral.

Hay otras señales evidentes de requerir un giro. Es el típico caso del empleado que expresa: “el trabajo me consume toda la energía, me siento drenado”. Hay quien dice estar bien alimentado o dormir varias horas, pero continuamente se siente cansado. Algunas veces se llegar al extremo de enfermarse crónicamente (gripa, por ejemplo) o llorar dentro de la oficina. Estas son muestras de “rechazo físico” a lo que haces, explica la directora de Brújula Interior.

¿Cuándo?

Pensando en momentos en que surge el deseo de cambio, hay otro clave: el ‘idealismo’ con el que se eligió y comenzó una carrera se convierte en ‘realismo’, indica Rodolfo Rivarola, asesor en temas de comportamiento humano y master en educación por la Universidad de Harvard.

Un profesional, especialmente pasando los 30, ha vivido frustraciones, problemas y una rutina que quizá considera aburrida. Surgen así los cuestionamientos e intención de moverse a otros horizontes laborales, indica Rivarola, coautor del libro La Carrera Profesional.

Ese deseo de dar un giro, que se argumenta generalmente como “quiero hacer lo que me gusta”, se observa cada vez más en personas con poca trayectoria, y una de las razones es sobrevalorar la inmediatez, explica Ana Estrada. La gente argumenta la necesidad de cambios con el propósito de llegar a lo que disfruta y quiere “ahorita”, se es menos tolerante al ‘largo plazo’.

El gran problema, expresa Estrada, radica en no entender la diferencia entre “lo que quieres” y aquella actividad para lo que resultas naturalmente apto por los talentos que tienes. “80% de los empleados, sin embargo, no tiene idea de dónde se ubican sus talentos, hecho que resulta clave para hacer un giro profesional”, argumenta la consultora y psicoterapeuta gestalt.

¿Cómo cambiar?

Qué tan rápido te veas haciendo algo diferente depende del perfil y tipo de trayectoria. Quien elige carrera por influencia familiar, o el núcleo social se ha encargado de enfatizar cuán bueno se es en algo, sin importar si se disfruta, ha depositado gran parte de su identidad en cierto trabajo. Desprenderse requerirá “mucho coraje”, menciona Cristina Mejías.  

La transición es diferente para quien utilizó los primeros años de carrera en reconfirmar su vocación y usa la experiencia para mirar a otro horizonte laboral, donde desarrollará nuevas habilidades, pero partiendo de un área que se conoce y disfruta, detalla Rivarola.

Si de cambio se trata, la persona puede buscar un movimiento lateral en la empresa (tener otras funciones, no necesariamente más dinero o ser el jefe). Se puede renunciar al trabajo y buscar otro, o de plano dar un “golpe de timón” a algo completamente diferente. “No importa la experiencia ni el antecedente”, pero sí hay que tener claro qué dejará esa nueva actividad en términos de satisfacción, motivación, y cuáles son las implicaciones del cambio, sugiere Rivarola.

Entre los primeros siete y 10 años de carrera, un cambio de especialidad o área no tiene graves consecuencias, detalla Rodolfo Rivarola en su obra. Ese giro puede servir para reorientar la vocación y ser más eficiente en lo que se hace. Para un profesional más experimentado, lo ideal es primero cuestionarse ¿qué conocimientos están afianzados? , y utilizar esa experiencia para girar a otro horizonte laboral.

¿Quieres más noticias como esta?
Obtén los mejores consejos laborales y de management.

No son pocas las investigaciones en neurociencia que sugieren que cada área del cerebro, que se divide en cuatro cuadrantes, tiene tareas específicas, y una de esas partes determina las mayores capacidades de la persona. Existe en el mercado la posibilidad de realizarse evaluaciones personales para saber dónde está el talento natural (Brújula interior ofrece asesoría al respecto). Lo importantes, antes de dar el brinco, es ponerse como meta identificar ¿de dónde viene la insatisfacción actual, y qué disfrutarías hacer diferente y por qué?, argumentan los especialistas.

“La falta de conocimiento personal genera que la persona acabe en un lugar laboral donde no tiene el máximo potencial, o ni siquiera le gusta, y eso actualmente es de lo más común a nivel laboral”, puntualiza Ana Estrada.

Ahora ve
Las tropas estadounidenses se mantendrán en Afganistán, anuncia Trump
No te pierdas
×