¿Eres el candidato ideal para estudiar un MBA?

Basar la decisión en estatus y la proyección rápida son señales de no estar listo, dicen expertos; para aprovechar este programa es necesario identificar carencias profesionales y personales.
El paso principal es conocer por qué se quiere estudiar este tipo de posgrado. /
universidad  El paso principal es conocer por qué se quiere estudiar este tipo de posgrado. /  (Foto: Getty)
Ivonne Vargas
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

Tener en el currículo el MBA (maestría en administración de negocios) es una aspiración que crece entre profesionistas y no sólo por la red de contactos y los conocimientos ganados: ellos saben que son bien vistos por empleadores.

Actualmente, 84% de los empresarios a nivel mundial dice que planea contratar graduados MBA, frente a 74% de los reclutadores que buscaron este talento entre 2014-2015, según datos de la Encuesta Corporativa para Reclutadores (Corporate Recruiters Survey), realizada por GMAC, organismo que aplica el GMAT (evaluación de ingreso para esta maestría MBA).

Las compañías latinoamericanas muestran más interés en personal con maestría en administración de empresas, según el informe del GMAC, que incluyó entrevistas con 750 empleadores, 5% de América Latina. En este continente, 75% de los reclutadores asegura que ‘cazará’ este talento, 20 puntos por encima de los europeos.

Se fijan en los MBA para cubrir, principalmente, funciones de marketing o vinculadas al área comercial, de acuerdo con 54% de los entrevistados. Y es mayor el interés por el MBA, que por el egresado de alguna otra maestría (84% dijo buscar un MBA frente a 55% que elegiría a egresado de maestría en contaduría, por ejemplo).

No es momento de MBA: 7 señales

Aprovechar el conocimiento generalista del MBA es un deseo en aumento para el empleador, pero ¿todo profesionista es candidato idóneo para el MBA? Tal vez este programa no es para ti (en este momento) y aquí algunas señales:

1. Premura por ser director (y con poco esfuerzo). Este programa es para un profesionista que desea consolidar herramientas de administración y liderazgo, pero “no da resultados por sí solo. Es un curso muy demandante, que exige transformación basada en disciplina”, comenta Alejandro Cruz, International Development de la escuela de negocios de Luxemburgo.

El directivo asegura que una persona sin claridad sobre lo que desea después del MBA “no debería cursarlo”. Esta maestría debe verse como un canal para alcanzar un objetivo y no como el objetivo final para aumentar sueldo, agrega Cruz, quien realizó el MBA en la Business School de Manchester, Inglaterra.

2. Tu fin es ‘estatus’. Por peculiar que resulte, algunos candidatos hacen entrevistas para MBA argumentando que quieren mejorar su nivel socioeconómico. Esto deja ver, entre otros aspectos, un complejo de inferioridad que para nada resulta atractivo a las escuelas de negocio, cuenta Juan Pablo Calderón Dávalos, director del MBA Anáhuac Norte y Sur.

No estar convencido del impacto que genera el programa es otra señal. “Hay candidatos que en la entrevista dicen: ‘convénceme de quedarme en tu programa’. Esa arrogancia deja ver que la persona no reconoce sus carencias, ni las posibilidades de aprender algo nuevo”, argumenta Calderón Dávalos. 

3. Crecer la red de amigos. Cierto que el MBA permite crear una red de contactos con perfiles que son o están en vía de convertirse en tomadores de decisiones. Pero pensar que el MBA es un espacio sólo para “codearse con gente que te ayudará a fines personales, como crecer un negocio, es condenarse al fracaso en el programa”, dice Ana Luisa Mondragón, egresada del programa MBA de la Anáhuac.

“Para entrar a esta maestría necesitas claridad sobre qué te falta para cierta meta y humildad.Nadie es tan completo como para abarcar todas las áreas de la empresa, ni programa (en universidad) que dé todo”, dice la ex directora del patronato del Museo Nacional de Antropología.

4. Faltan destrezas ‘clave’. Por más actitud y espíritu de superación que se tenga, si al alumno le faltan aspectos claves como el inglés, no es su momento para el programa. Pero esta falta puede convertirse en área de oportunidad más adelante, indica Juan Pablo Calderón.

La evaluación en inglés GMAT es un examen oficial que la mayoría de las escuelas de negocios tienen como requisito de admisión. La media que exigen los programas entre los 10 mejores es superior a 600 puntos, indica el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología.

El director del programa Anáhuac asegura que con el tema económico sucede algo similar. Si bien son diversos los apoyos financieros para cursar esta maestría, hay que reconocer si “tu situación financiera es muy complicada”. Determinar si es el momento para meter o no mayor estrés a la condición económica importa para decidir si hoy o después el programa.

5. Te aferras a una ‘marca’. Cada curso MBA tiene un perfil específico y si no estás listo para que una escuela demuestre que no le interesa tu perfil, entonces no se desea ‘de fondo’ el programa; quizá sólo interesa ingresar donde estudió el jefe o el lugar que es famoso en tú núcleo social. 

“No todos los programas encajan con el candidato y hay que saber reconocer. London Business School tiene un enfoque más financiero, buscará ese perfil. La escuela de Manchester, por el contrario, es más orientada a industria general”, ejemplifica Alejandro Cruz. 

6. Crees que aprenderías mejor por tu cuenta. Algunos profesionistas son férreos críticos del MBA, argumentando que se puede llegar al mismo resultado laboral si se estudia por cuenta propia. Si eres de esos autodidactas quizá no haya razón para el MBA, “pero la retroalimentación que ganas en clase, escuchar el punto de vista de otros, no lo da el plan aprender por ti mismo”, opina Ana Luisa Mondragón.

7. El foco: ‘triplicar salario’. Traer un motivador económico para cursar esta maestría no es ‘pecado’, pero basar la elección del programa únicamente en este factor puede generar frustración, porque el aumento salarial depende de más factores, recuerda Calderón Dávalos.

“De entrada los sueldos quizá no sean los más altos, por ello es que la decisión de este programa necesita ir más en virtud de un proyecto personal o cambio de carrera”, propone Alejandro Cruz.

Ahora ve
Tiroteo en hospital de Guatemala deja seis muertos
No te pierdas
×