Educar a las mujeres para ganar

La instrucción en materias, como ciencias y matemáticas, es clave para la igualdad; así, las chicas podrían optar a puestos económicamente más competitivos, dice Emiliana Vegas, del BID.
igualdad mujeres  (Foto: Thinkstock)
Puri Lucena /
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

América Latina ha avanzado en materia de igualdad en educación primaria y secundaria en todos los países, salvo en Guatemala, a la vez que ha incrementado el número de niñas en educación secundaria, pero el reto sigue  en las materias que estudian y cómo se relacionan éstas asignaturas en el mercado laboral, pues esto repercute en que opten a menos puestos directivos y con menores salarios en el trabajo, advierte la jefa de la División de Educación, del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), Emiliana Vegas.

“En terminos de aprendizaje (las niñas) salen con puntajes más bajos que los niños en pruebas internacionales en matemáticas y ciencias, que son las que se relacionan con los trabajos del futuro, con pensamiento analítico”, apunta la especialista.

Algunos factores que explican estos resultados vienen precisamente desde la infancia y de  la forma en la que se limita a las chicas con "barreras ficticias", o no son orientadas, para que estudien ciertas carreras, como ingeniería.

En México, según los datos del BID, el porcentaje de mujeres en las aulas en carreras como transporte, tecnologías o ingeniería es de 10 o 20%; mientras que son mayoría en carreras “no tan valoradas en el mercado económicamente”, como educación, artes, humanidades, ciencias sociales y servicios sociales.

En el sector comercio al por menor, por ejemplo, según cifras del Inegi, las mujeres suponen 51.3% del personal ocupado. Sin embargo, en el mayoreo, disminuye a sólo una de cada cuatro personas empleadas. 

Entre las cinco profesiones con mejores sueldos en México, las mujeres representan 36%. Y ganan menos: la diferencia promedio en salarios en el país es de 45%, de acuerdo con  la estadística del BID.

Según  el índice GFP (Pionero en el Avance de Género), desarrollado por la agencia de relaciones públicas Weber Shandwick, sólo 10.9% de las altas ejecutivas de las 500 empresas más grandes del mundo son mujeres. De ellas, 37.6% no tiene a ninguna mujer entre sus puestos de alto liderazgo.

“Hay muchos estudios en Estados Unidos y otros países desarrollados donde también hay estas brechas y hay varias teorías: la que yo creo que es principal tiene que ver con las distintas actitudes. Los hombres tienden a negociar más duro por su trabajo, a sentir que valen más en el mercado; mientras que las mujeres sentimos que nos reconocen al darnos el puesto y no peleamos tanto por el salario”, explica Vegas.

Esto tiene que ver también con que las mujeres, al inicio de su carrera laboral, ganan menos. Y ahí, de nuevo, la especialista sostiene que entra en juego la educación y cómo las distintas instituciones pueden enseñar a las niñas a negociar.

¿Quieres más noticias como esta?
Obtén los mejores consejos laborales y de management.

Otro reto está en involucrar a las empresas para que permitan el ascenso de las mujeres y colaboren con el sistema educativo. 

Pero el principal desafío es conseguir que las niñas de hoyestudien ciencia y matemáticas. Se  les puede interesar desde la enseñanza práctica, comenta Emiliana vegas. "Tuvimos dos mujeres latinoamericanas, de Costa Rica y Colombia, que son astronautas en la NASA. Cuando lo contaban (su objetivo de estudiar ciencia) las tachaban de locas, pero encontraron a alguien que les dijo que ellas podían y se animaron", relata. El problema,  insiste, es que "nos crean barreras ficticias”.

Ahora ve
Temores por renegociación del TLCAN en industria automotriz en México
No te pierdas
×