Tips para tu primera inversión

La crisis no es pretexto para olvidar tus finanzas, si tienes 20 años, es tu momento de invertir; desde 5,000 pesos puedes acceder a fondos o entrar directamente en la Bolsa Mexicana de Valores.
Alejandra Macías

Salvo por una pequeña cantidad que depositó en el fondo de inversión de su papá, Héctor, universitario de 22 años, guarda todos sus ahorros en una vieja cartera negra de piel en un cajón de su cuarto.

Lo más que había ahorrado fueron 6,000 pesos, pero nunca faltaban las tentaciones para gastarlos. Ahora que tiene 5,000 decidió que ya es hora de meterlo en un lugar donde no lo tenga a la mano, fuera de la cuenta de su papá.

Puede entrar a los fondos de Profuturo GNP, en donde le cobrarían una comisión mensual de 30 pesos. También podría invertir en fondos o directamente en acciones de la Bolsa Mexicana de Valores, gracias a un programa de Accitrade, de Banamex, que le reduce de 10,000 a 5,000 pesos el mínimo de entrada si demuestra que está en la universidad o en una carrera técnica. Si su escuela tiene un convenio con Accitrade, el monto de entrada podría bajar a 2,500.

Para principiantes: no por joven Héctor tiene que arriesgar su dinero. Al lanzar a Bolsa a un chavo que tiene por primera vez contacto con el sistema financiero “lo puedes vacunar de por vida contra las inversiones”, por lo que Juan Carlos Alcalde, subdirector de Técnica de Fondos de Profuturo GNP, sugiere iniciar con un fondo conservador, de deuda gubernamental y después ir a algo más complejo.

A la edad de Héctor, la Bolsa es atractiva, porque en los próximos 10 años se espera que la deuda gubernamental ofrezca tasas de 7% anual, mientras los rendimientos de la Bolsa podrían alcanzar 20%, precisa Ernesto Díez, director de Scotia Fondos.

Recomienda destinar un porcentaje del portafolio a un fondo que imite el Índice de Precios y Cotizaciones de la Bolsa Mexicana de Valores, “que cada año solito se rebalancea”.

¿Quieres más noticias como esta?
Recibe los mejores tips para tu ahorro, gasto e inversión.

Más importante que la edad de cada inversionista es la meta para la que está ahorrando. “No es igual que  alguien de 22 años se prepare para su retiro (dentro de 40 años) a que quiera comprar coche en seis meses. Por muy joven que sea, en el segundo escenario no podría tomar riesgos”, dice Eduardo Contreras, subdirector de Negocios de Accitrade.

Díez explica que alguien de la edad de Héctor tendría que equilibrar su portafolio cada 10 años y empezar con 90% en renta variable y 10% en deuda, e ir bajando el porcentaje en renta variable. Si la meta es cercana, como tener el enganche de un departamento en 10 años, habría que modificarlo cada dos años.

Ahora ve
El primer robot de videojuegos del mundo tiene forma de araña
No te pierdas
×