5 tips para ahorrar y conservar el mundo

Cambiar los focos incandescentes por fluorescentes puede ayudar a ahorrar hasta 900 pesos anuales; los electrodomésticos que cuentan con eficiencia energética conservan el medio ambiente.
Tania M. Moreno
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

Sustituir los focos incandescentes, que utilizan el 35% de los consumidores mexicanos, por lámparas fluorescentes puede ayudar a ahorrar entre 800 y 900 pesos anuales, según datos de GE Iluminación.

El 20% de la electricidad que se produce en el planeta se destina a la iluminación, y en gran parte se desperdicia por malos hábitos y porque los productos que se usan tienen tecnología antigua, en el 70% de los casos, señalan estadísticas de esta unidad de negocio de GE Consumer & Industrial en América Latina.

"En estos tiempos de crisis es necesario eficientar el consumo de energía para lograr no sólo ahorros monetarios, sino contribuir a la conservación del medio ambiente", dice en entrevista el gerente de Mercadotecnia de GE Iluminación, Roberto Torrijos.

Los hogares mexicanos gastan el 2.8% de su ingreso mensual en energía eléctrica, es decir aproximadamente 511 pesos, según datos del Instituto Nacional de Geografía y Estadística (INEGI).

Además, la iluminación de la casa consume la tercera parte de la energía en los hogares, revelan datos del Fideicomiso para el Ahorro de Energía Eléctrica (FIDE).

En México se venden 300 millones de focos incandescentes y 60 millones de fluorescentes, este último mercado tiene un ritmo de crecimiento anual de 15%.

Existen acciones concretas y sencillas que ayudan a reducir el consumo, promueven la conservación del medio ambiente y generan considerables ahorros para el bolsillo.

En el marco del Día Mundial de la Tierra, conoce los cinco tips que te ayudarán a salvar ese dinero de más que gastas en el sistema de iluminación de tu casa u oficina.

1. La primera medida, y también la más sencilla, es reemplazar los focos incandescentes por bombillas fluorescentes. Un solo cambio ahorra más de 80% de energía durante la vida útil del foco, que en el caso de los fluorescentes va de las 10,000 a las 12,000 horas, contra 1,000 de uno tradicional.

"Los focos ahorradores proporcionan el mismo nivel de iluminación, consumen cuatro veces menos energía eléctrica y tienen una vida útil hasta 12 veces mayor que los tradicionales", asegura Torrijos.

Si menosprecias los efectos de este pequeño cambio, debes saber que reemplazar 10 focos, que son los que usan en promedio los hogares mexicanos, costará alrededor de 500 pesos; si se usan cinco horas al día, el retorno de la inversión será en seis meses. El resto de su vida útil genera un ahorro monetario de casi 8,500 pesos, es decir entre 850 y 900 pesos anuales.

2. Pinta el interior de los espacios de tu casa u oficina con colores claros. De esta forma la luz se refleja en ellos facilitando la iluminación de los espacios con mucho menos consumo de energía. Si requieres luz artificial, busca lámparas y sistemas de iluminación fabricados con materiales que reflejen y distribuyan ampliamente la luz en vez de absorberla.

Los especialistas de GE Iluminación sugieren usar aquellas que tengan un flujo luminoso o coeficiente de iluminación de entre 0.33 y 0.50 para espacios pequeños y entre 0.55 y 0.80 para espacios grandes.

3. Abre las cortinas durante el día para que entre el sol por las ventanas y en la noche ciérralas para que el calor no se escape. En las oficinas usa los espacios cercanos a las ventanas para la realización de las actividades más intensas, como el trabajo en computadora, contabilidad, etcétera y reserva los espacios menos iluminados para actividades temporales: reuniones con tu equipo o con tus clientes.

Cuando llegue la hora de usar luz artificial, usa solamente la luz que necesitas. Recuerda que tener mucha luz artificial en una casa u oficina genera un brillo excesivo que es tan malo para los ojos como tener poca luz, y además ¡cuesta mucho más!, así que reduce el wattage de los focos, usa lámparas en lugar de iluminar cuartos enteros, instala controles automáticos de luz y apaga las luces cuando salgas de un cuarto.

4. Compra artículos de iluminación, electrodomésticos y productos para el hogar u oficina que cuenten con una certificación de eficiencia energética. Por ejemplo, verifica que tengan el sello FIDE y la NOM específica en cada caso.

Los productos de iluminación con una certificación de eficiencia energética pueden reducir tu consumo de energía en casas y oficinas hasta en un 75%. Lo mismo ocurre con los electrodomésticos, equipo de oficina y otros productos que llevan esta etiqueta.

¿Quieres más noticias como esta?
Recibe los mejores tips para tu ahorro, gasto e inversión.

5. Para iluminación en espacios exteriores utiliza luces con mecanismos de detección de movimientos que solo se encienden durante la noche o cuando alguien está presente. El detector de movimientos aumentará aún más tu ahorro de energía y ayudará a reducir tus costos de luz en tu casa u oficina.

"En principio la inversión resulta más costosa, pero a la larga verás reflejado el ahorro en este tipo de instalaciones, que dura hasta por doce años. Si no tienes tanto dinero, puedes comprar focos de tres pasos, que cuando se hace un switch baja el nivel de iluminación, hay otros con atenuadores integrados que con el espectro de luz natural favorece el consumo", finaliza el directivo de GE Iluminación.

Ahora ve
Xperia Touch es el dispositivo que convierte una superficie en pantalla táctil
No te pierdas
×