Deudas, más caras por nota de Fitch

La baja en la calificación crediticia de México aumentará las tasas de interés de los créditos; esto también inhibirá la inversión y podría derivar en pérdidas de empleos, coinciden expertos.
grafica-bajo-bajar-caer-caida-JI.jpg  (Foto: Jupiter Images)
Tania M. Moreno
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

La baja que Fitch dio a México en su calificación crediticia provocará un alza en las tasas de interés, frenará la inversión y encarecerá las deudas de los mexicanos, coincidieron especialistas. Este movimiento en el que la nota del país pasó de "BBB+" a "BBB" será la 'cereza del pastel' para el inicio de 2010, que ya se consideraba un año difícil debido al alza en los impuestos y a la contracción del empleo, dijo el economista del Tec de Monterrey, José Luis de la Cruz.

La agencia Fitch Ratings redujo la calificación crediticia de México con una perspectiva estable, lo que ya se esperaba debido al deterioro de las finanzas públicas y la reducida capacidad fiscal del Gobierno para enfrentar la baja en ingresos.

La calificadora de riesgos consideró que la crisis financiera y económica global, y la reducción en la producción de petróleo acentuaron las debilidades del país.

"Esta calificación refleja la percepción que se tiene sobre la poca solvencia de México para cumplir con sus compromisos financieros, tanto en las empresas como a nivel familiar", dice el director de la Escuela de Economía de la Universidad Panamericana (UP), Gabriel Pérez del Peral.

Esto se debe a que aunque la baja en la nota afecta en primera instancia al Gobierno federal y a las grandes empresas que piden financiamiento, las tasas de interés de los créditos en tarjetas, automotrices y productos hipotecarios sufrirán alzas al contraerse el fondeo de las instituciones bancarias.

Otro sector que sufrirá las consecuencias es el de las Pequeñas y Medianas Empresas (Pymes), quienes tendrán una mayor dificultad para obtener créditos y desarrollar los proyectos productivos que generan el 97% del empleo del país.

La firma esperaba la aprobación del Presupuesto 2010 para analizar la situación financiera de México, que  no mejoró sustancialmente pese al aumento en algunas tasas impositivas al consumo y al Impuesto Sobre la Renta.

Además de la dificultad generalizada para obtener financiamiento, esta baja a la calificación crediticia del país podría generar un menor consumo y retrasar la recuperación económica, de acuerdo con los expertos.

"A raíz de la disminución de ingresos y del encarecimiento de la deuda, el consumo se verá afectado, lo que terminará por retrasar la recuperación y la expansión del mercado interno", señala De la Cruz.

Otro factor que debe tomarse en cuenta es que la rebaja podría inhibir los flujos de divisas al mercado cambiario mexicano y debilitar a la moneda local, lo que fomentaría una aceleración en la inflación.

¿Quieres más noticias como esta?
Recibe los mejores tips para tu ahorro, gasto e inversión.

Y ya que  el ingreso familiar se verá disminuido a causa de la aprobación de las nuevas tasas de impuestos, el directivo de la UP recomienda a las familias ser más precavidas con su gasto.

El alza en los préstamos, sobre todo en tarjetas de crédito y automotriz será la que mayores dolores de cabeza traerá a los mexicanos, por lo que en diciembre lo mejor será aprovechar el aguinaldo para saldar deudas y empezar el 2010 con el pie derecho sin compromisos financieros con intereses que acaben con el ingreso, finalizó.

Ahora ve
Maduro afirma que “el objetivo de EU es ocupar militarmente Venezuela”
No te pierdas
×