Cambia tu hipoteca y ahorra

La ley te permite mover tu crédito a una institución que te ofrezca mejores condiciones de pago; la subrogación se recomienda cuando las tasas del financiamiento son demasiado altas o variables.
casa-dinero  (Foto: Jupiter Images)
Tania M. Moreno
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

Si compraste tu casa a crédito y las condiciones actuales del mercado son mejores que cuando adquiriste el financiamiento o simplemente estás buscando una tasa menor, puedes subrogar o sustituir tu hipoteca y pagar menos por tu propiedad. La subrogación permite a los acreditados cambiar de institución financiera para obtener una tasa menor o mejorar el plazo de su financiamiento, de acuerdo con expertos.

Esta opción es posible desde 2003 gracias al artículo 15 de la Ley de Transparencia y de Fomento a la Competencia en el Crédito Garantizado que establece la subrogación del Acreedor, o sea sustituir a la entidad acreedora en un financiamiento por otra.

Ello tiene como objetivo fomentar la competencia entre los oferentes, ya que el cliente puede cambiar su crédito a un banco distinto que ofrezca mejores condiciones de pago y beneficiar sus finanzas personales, de acuerdo con la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef).

"Esta opción es una oportunidad para el acreditado, pero no es un producto popular debido a la poca información que tienen los usuarios y los trámites derivados del cambio", dijo el director de Crédito al Consumo de Scotiabank, Ricardo García Conde.

Uno de los principales obstáculos es que es necesario hacer una nueva escritura pública, ya que la casa queda como garantía y por lo tanto requiere una doble inscripción en el registro popular: una para cancelar la hipoteca anterior y otra para acreditar la nueva.

A este proceso, que puede tardar entre 15 y 20 días hábiles, debe sumarse el gasto de escrituración y los gastos del notario, que en promedio oscilan en 20,000 pesos.

Además el deudor debe pagar en la mayoría de los casos la comisión por apertura, que es de 2.5% sobre el monto del crédito.

"Lo principal es comparar el esquema actual contra el que se planea cambiar, tomando en cuenta el importe de las mensualidades, las comisiones, el plazo a pagar y los gastos accesorios", aconseja el director ejecutivo de Crédito Hipotecario de HSBC, Flavio Franyuti Barreda.

El directivo recuerda que esta opción es recomendable sobre todo para quienes tienen una tasa de interés mayor al 14%, por ejemplo aquellas personas que contrataron un crédito en los 90.

También debe considerarse en casos donde las hipotecas tengan tasas variables o en Unidades de Inversión (Udis), sobre todo cuando se quiere tener mayor certeza y pagos fijos.

Los directivos recomiendan al interesado solicitar a la institución elegida toda la información pertinente sobre la posibilidad de subrogar su crédito incluyendo la Oferta Vinculante, que es el documento que emite la institución y en el que se establecen los términos y condiciones mediante los cuales se obliga a otorgar por un determinado periodo el crédito para la vivienda.

En ambas instituciones este tipo de productos, llamados formalmente créditos para pago de pasivos hipotecarios, no representan más allá del 5% de su colocación.

Para hacer esta operación, el solicitante, que tiene un crédito en el Banco "A" y encuentra que el "B" le ofrece mejores condiciones, debe solicitar el cambio a este último.

El Banco "B" deberá hacer un análisis de viabilidad y medir la capacidad de riesgo del acreditado; generalmente los bancos buscan que el nivel de endeudamiento del solicitante no sea mayor al 40% de sus ingresos brutos.

Si el análisis resulta favorable para el acreedor, será necesario que el banco con quien se originó el crédito (Banco "A") esté de acuerdo con que la deuda sea subrogada al Banco "B". También existen créditos para la mejora de vivienda.

Es importante destacar que aunque el usuario tiene el derecho de sustituir su crédito, es necesario el consentimiento de ambas instituciones financieras para efectuar el movimiento, de acuerdo con Condusef.

En México existen 8 instituciones financieras que permiten esta operación: Banamex, Banca Afirme, BBVA Bancomer, HSBC, Inbursa, Ixe, Santander Serfín y Scotiabank.

Para conocer los plazos, tasas de interés y montos que estos productos financian, verifica el cuadro comparativo de Condusef.

Finalmente recuerda que antes de tomar una decisión debes considerar las ventajas y desventajas que implica concretar el proceso de subrogación.

"Lo importante es mejorar las condiciones (...), muchas veces se temen los trámites pero cuando se comparan con los beneficios el cliente se da cuenta que no es tan engorroso y puede lograr grandes ahorros", finaliza  Flavio Franyuti Barreda.

Ahora ve
Tras ataque en Las Ramblas, Mariano Rajoy pide unión contra el terrorismo
No te pierdas
×