10 formas de evitar estafas al turista

Mark Orwoll examina los pequeños crímenes que acechan a los viajeros y te dice cómo evitarlos; los carteristas son un gran problema, pero los robos en sitios turísticos se han sofisticado.
turista  (Foto: Especial)
Mark Orwoll

Hay algunas estafas que se relacionan con ciertas ciudades en específico, pero otras, pueden ocurrir en donde sea. “Es bueno ser cauteloso ante los crímenes que se pueden presentar cuando viajas”, señala Fred Lash, del Departamento de Estado de Estados Unidos, el cual monitorea los crímenes callejeros alrededor del mundo.

Lash indica que los celulares y las Blackberry han ayudado a los estafadores a comunicarse con más facilidad para identificar a turistas vulnerables que puedan convertirse en su objetivo. “Podrías perderlo todo en un abrir y cerrar de ojos”, afirma. “Hay fraudes de cambio de divisas, taxis, pasaportes, o lo que se te ocurra. Y no tienes una segunda oportunidad.” A continuación, te presentamos las 10 estafas más comunes y cómo identificarlas.

1. El ataque del periódico (Roma)

LA ESTAFA: Un grupo de niños te rodea, agitando periódicos frente a tu cara y alrededor de tus hombros. Éstos sirven simplemente para confundirte y bloquear tu visión mientras los chicos registran tus bolsillos, roban tu bolsa o toman cualquier otra cosa que lleves puesta.

CONSEJO: Camina con determinación para separarte de ellos y retírate del lugar de inmediato. Pide ayuda si la necesitas.

2. Robo en el autobús 64 (Roma)

LA ESTAFA: El autobús 64 pasa por muchos de los sitios históricos más famosos de Roma, así que es muy popular entre los turistas… y los rateros. Trabajan en grupos de tres o cuatro y buscan carteras, cámaras y otros pequeños objetos de valor. Normalmente provocan una distracción que hace que no prestes atención a tus pertenencias.

CONSEJO: Mantén tus cosas bien guardadas y cerca de ti, especialmente cuando viajes en autobuses o trenes llenos. Incluso, cuando camines en lugares concurridos.

3. El ZigZag (Bangkok)

LA ESTAFA: Según se ha publicado en la prensa, este crimen consiste en que un viajero sea arrestado por manejo de mercancía en la tienda duty-free del aeropuerto. Una vez que se encuentra en custodia, aparece un intermediario que promete liberar al viajero… a cambio de una cuota. La policía, que es parte del problema, recibe una comisión.

CONSEJO: No toques la mercancía en las tiendas duty-free, a menos que tengas la intención de comprarla.

4. El truco del hotdog (aeropuertos)

LA ESTAFA: El criminal te salpica mostaza “accidentalmente” mientras come un hotdog (realmente se trata de un recipiente de mostaza escondido en un pan). Se disculpa repetidamente y torpemente intenta limpiar el desorden mientras su cómplice se lleva tus maletas de mano.

CONSEJO: Siempre que te encuentres en un lugar público, coloca las bolsas y maletas entre tus piernas, sin importar si estás sentado o de pie.

5. El anillo de latón (París)

LA ESTAFA: Un transeúnte encuentra un anillo de oro en la banqueta, cerca de ti, y te propone vendértelo por una pequeña suma. Después te enteras que esta supuesta ganga está hecha de latón.

CONSEJO: No hay anillos de oro perdidos en París, ni en ningún otro lugar. Simplemente di “non”.

6. El brazalete (Roma y París)

LA ESTAFA: “Alguien, comúnmente atractivo, se te acerca para ofrecerte algunas indicaciones sobre qué puedes visitar o cómo llegar a los sitios. De repente, esta persona ata un brazalete tejido alrededor de tu muñeca y hace un nudo doble. Después, te exige que le pagues. Si te niegas, él se pone a gritar que te estás robando el brazalete”, explica Karen Schaler, autora de Travel Therapy. Las víctimas suelen sentirse tan asustadas, que acaban pagando una buena cantidad de euros.

CONSEJO: Ten cuidado con la gente que parezca muy amable y que se te acerque en la calle para ofrecerte servicios que no quieres ni las necesitas.

7. El servicio de lubricación (África del Este)

LA ESTAFA: Conduces por un pequeño pueblo y un transeúnte amable te dice que tu auto está tirando aceite. “De hecho”, señala el cofundador de Lonely Planet Publications, Tony Wheeler, “este transeúnte acaba de salpicar tu neumático con una taza de aceite y te dice que hay un taller justo a la vuelta de la esquina donde te solucionarán el problema”. El dueño es parte del engaño, te cobra una suma exagerada y divide las ganancias con el transeúnte.

CONSEJO: Ten cuidado con cualquier persona que te señale un problema que no sabías que tenías y luego te ofrece arreglarlo.

8. El truco del taxista (Estambul)

LA ESTAFA: Pagas una cuota con un billete de 50 liras. El conductor lo tira al piso y lo cambia por uno de cinco liras, el cual es muy similar. Luego discute que no le pagaste la tarifa completa.

CONSEJO: Si te pasa esto, llama a la policía al 155 desde un teléfono turco. Las autoridades ya conocen este viejo truco, así que le quitarán su licencia a ese conductor.

9. La exposición inexistente (Beijing)

LA ESTAFA: Ésta me pasó en la capital china, pero también es común en Shanghai. Vas por la calle y se te acercan unos amables jóvenes “estudiantes de arte” que te convencen de visitar la galería de su escuela. Ahí te ves forzado a comprar obras carísimas de tercera categoría que, supuestamente, venden como arte.

CONSEJO: Aléjate de cualquier persona que te invite a una exhibición de arte.

10. El bar del engaño

¿Quieres más noticias como esta?
Recibe los mejores tips para tu ahorro, gasto e inversión.

LA ESTAFA: Dos viajeros, que se encuentran en una ciudad ajena, conocen a dos mujeres bonitas que los invitan a un bar. Los llevan a un salón privado, donde los hombres toman varias copas. Cuando les traen la cuenta, ésta es exagerada. El camarero les pide un pago en efectivo (por supuesto que no aceptan tarjetas de crédito) y los porteros exigen a los turistas que paguen y se vayan.

CONSEJO: No confíes en extraños que te invitan a un bar o un centro nocturno.

Ahora ve
Rescatistas cantan ‘Cielito lindo’ mientras buscan sobrevivientes en CDMX
No te pierdas
×