Remodela tu casa… por Internet

Elegir un contratista u ordenar materiales para mejorar tu vivienda puede hacerse mediante la Web; sin embargo, debes investigar y verificar la confiabilidad de los proveedores antes de contratar.
casa compu.jpgPho  (Foto: Photos to go)
Josh Garskof

El segmento de reformas del hogar está entre los que más crece en el comercio electrónico. Sin embargo, las consecuencias de una mala decisión en torno a un contratista o a un producto para reformar la vivienda son de consideración.

¿Y si las buenas referencias que lees en Internet sobre un contratista son comentarios dejados por su hija? ¿Y si el lavabo que pediste online tarda dos semanas en llegar y todo tu calendario de reformas va al caño?

Sigue los siguientes consejos para reducir los errores y obtener más por tu dinero.

Encontrar un contratista: Busca los sitios Web basados en las calificaciones de los consumidores, es la mejor apuesta. De esa forma puedes ver lo que los clientes han opinado de los profesionales de la construcción en tu zona. Por ejemplo, para el área metropolitana de Nueva York, Chicago, Los Ángeles, o condados como Connecticut y Florida, el sitio Franklin-Report.com reúne opiniones de los usuarios.

Otra alternativa en territorio estadounidense es Angieslist.com, que cobra 5 dólares al mes y usa la información de la tarjeta de crédito para prevenir que una persona genere más de una cuenta y coloque múltiples comentarios.

Investigar el trabajo del contratista: El siguiente paso es hablar con clientes anteriores y visitar reformas ya finalizadas o en proceso. Desafortunadamente, esto no puedes hacerlo aún por la Red, tienes que acudir en persona.

Pero sí que puedes hacer algo online: comprobar sus antecedentes. En el sitio contractorcheck.com puedes obtener información sobre la licencia del contratista, fianzas, seguros, bancarrota, sentencias civiles, antecedentes penales, embargos preventivos, calificación crediticia, la página es operada por el buró de crédito Experian y la consulta tiene un costo de 13 dólares.

Solicitar suministros: Los sitios operados por importantes cadenas de reformas del hogar (tipo HomeDepot.com y Lowes.com), fabricantes más especializados (como BeadBoard.com y Horizon-Shutters.com) y minoristas que venden online (eFaucets.com y TileShop.com, por ejemplo) ofrecen mayores selecciones de material que los minoristas locales. El principal atractivo es el precio: los descuentos de 10 a 50% son usuales.

Sólo recuerda que si algo sale mal, lo que te ahorras al final puede traducirse en costos excesivos. Como sucede con cualquier compra online, corres el riesgo de que el producto se dañe en el envío, lo que puede retrasar un proyecto del que depende el trabajo de otros profesionales.

Así que haz tus pedidos online solamente si tu contratista da el visto bueno y te proporciona las especificaciones técnicas del producto; estás muy a tiempo de realizar cambios si aparece un problema; el sitio es un distribuidor autorizado por las marcas que estás comprando; y de ser posible, si has visto el producto de primera mano.

¿Quieres más noticias como esta?
Recibe los mejores tips para tu ahorro, gasto e inversión.

Si estos requisitos no se cumplen, entonces no compres online sino en tiendas de la zona. Será más sencillo si tienes que combinar artículos y te evitarás llamar a un centro de atención al cliente si algún problema se presenta.  

 

Ahora ve
Donald Trump hizo, durante el eclipse, lo que no se debe de hacer
No te pierdas
×