Por qué los precios no preocupan a todos

El aumento del precio de los alimentos impacta en las finanzas personales, pero no en la inflación; sin embargo, su encarecimiento ha causado ya varias revueltas, alertan Beatriz Rumbos y Tapen Sinha.
tortilla-alza-precios  (Foto: AP)
Beatriz Rumbos y Tapen Sinha

De acuerdo con el Fondo Monetario Internacional, el índice de precios de los comestibles en el último año aumentó 31%; los precios de los cereales, como el maíz y el trigo, se incrementaron un formidable 60%.

Una de las razones principales es la disminución en la oferta de estos productos, ocasionada por fenómenos meteorológicos extremos. Lluvias torrenciales, sequías intensas y fuertes heladas, como la ocurrida recientemente en Sinaloa, acosan a los agricultores en forma inesperada.

En los países desarrollados el gasto promedio de una familia en alimentos es menor a 10% del ingreso, en consecuencia, el alza en el precio de los comestibles es un inconveniente menor sin mayor impacto sobre la inflación.

En México, la familia promedio gasta 30% de su ingreso en alimentación, de manera que el alza desmesurada en los precios de los productos agrícolas afecta negativamente el estándar de vida de la familia y promueve la inflación.

Como hemos visto en Medio Oriente, el aumento de los precios de los alimentos puede detonar movimientos sociales.

La semilla del descontento en Egipto puede encontrarse directamente en el alza del precio del pan; en México, el aumento en el precio de la tortilla a principios de 2007 tuvo repercusiones sociales importantes.

El impacto sobre la inflación en México del alza de los precios de los alimentos parece no ser considerable, al menos eso indican los reportes del INEGI y de Banxico que estiman una inflación para 2011 de 3 a 4%.

¿Podemos creer en las cifras oficiales? El semanario británico The Economist publicó en su número del 27 de enero el índice McFlation, mismo que mide la inflación mediante la evolución de los precios de la hamburguesa Big Mac.

De acuerdo con dicho índice, un buen número de países tienden a subrreportar su inflación (Argentina y Brasil encabezan la lista); en cambio, las cifras oficiales de México son certeras, lo cual es una buena noticia.

¿Quieres más noticias como esta?
Recibe los mejores tips para tu ahorro, gasto e inversión.

El alza en el precio de los alimentos puede ser grave por el efecto que tiene en las finanzas personales de la mayoría de la población en México (y en otros países con un alto índice de pobreza).

El aumento repentino de los precios de los alimentos es un catalizador de inestabilidad política y revueltas sociales: no hay una causa más justa y encomiable que la lucha por el pan nuestro de cada día.

Ahora ve
Estatuas de la Confederación, los símbolos de la discordia
No te pierdas
×