El Buró de Crédito depura sus registros

De 2002 a la fecha se ha eliminado a más de 42 millones de personas que cumplieron en sus pagos; el vocero de esta sociedad dice que 95% corresponde a personas físicas que ya pagaron sus deudas.
credito  (Foto: Photos To Go)
Isabel Mayoral Jiménez
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

Desde 2002 y hasta la fecha, el Buró de Crédito ha eliminado más de 42 millones de registros de personas que han cumplido con sus adeudos. De ellos, 95% corresponden a personas físicas y 5% a empresas, dijo Miguel Tijerina, vocero de esta sociedad de información crediticia. En el historial crediticio de cada persona, cada uno de sus adeudos contraídos debe permanecer por seis años si el monto es mayor a 1,000 udis (aproximadamente 4,500 pesos) y hasta 400,000 (1.8 millones de pesos) el registro se eliminará a los seis años, siempre y cuando la persona no enfrente una demanda legal.

Por el contario, cantidades de entre 500 y hasta 1,000 udis se eliminarán a los cuatro años; adeudos de entre 25 y 500 udis se borran a los 2 años, mientras que aquellos créditos inferiores a 25 udis se eliminan al año. "Es un barrido que hacemos todos los meses para que aquellos registros que han cumplido con la temporalidad que marca la ley se eliminen", puntualizó Tijerina.

En los 16 años que tiene de operar el Buró de Crédito, aún no está tan arraigada la cultura entre los usuarios del crédito de consultar su historial, aunque ya son más quienes se dan cuenta de la importancia que para ellos reviste el que cumplan en tiempo y forma con sus obligaciones, puntualizó en entrevista.

Por el contrario, comenta que existen personas que enfrentan problemas en el otorgamiento de un crédito porque no cuentan con un historial y "si la institución que otorga el préstamo no encuentra referencias en el historial de las personas, no hay como comprobar y, por tanto, no genera confianza".

Es normal que una persona que tiene 20 o 22 años no cuente con historial porque está aplicando por primera vez para obtener una tarjeta de crédito o departamental. Sin embargo, si tiene más de 30 años "y no tiene historial en el mundo del crédito, sí llama la atención el hecho de no tener registro y para la institución que está tomando la decisión de otorgarlo le implica un riesgo muy alto, porque no tiene las herramientas adecuadas para evaluar el riesgo al cual potencialmente se estarían involucrando".

Por ello, recomienda que la persona que solicita el préstamo lo que debe hacer es "picar piedra"; tratar de conseguir un crédito pequeño, de riesgo limitado, o si le niegan el préstamo convencer a la entidad que es buen pagador.

"La ley marca que cuando a una persona se le niega un crédito y la razón es derivada de su historial crediticio le deben comentar que el problema deriva de un problema en su historial; en ocasiones, el problema es precisamente la ausencia de historial".

Por ello, insistió en que la gente debe checar su historial crediticio y que esté al tanto de lo que ahí está contenido. "Antes de contratar una obligación y adquirir un compromiso, deben hacer un presupuesto, pero si ya tiene el problema encima, hay que resolverlo y no esconderse, hacer un presupuesto para pagar a tiempo la cantidad a la que se está comprometiendo para que pueda salir del problema en tiempo y forma".

Las "Reparadoras de Crédito"

En este sentido, Tijerina comentó sobre las "reparadoras de crédito" que han surgido y ofrecen el servicio de solucionar adeudos de la gente.

"Cuando se habla de una consideración monetaria, siempre hay que tener cuidado y atender que lo que estén proponiendo sea conducente", dijo. Aclaró que si ofrecen eliminar el registro del Buró, hay que tener cuidado porque eso no es posible y "ahí claramente estamos hablando de alguien que no está tratando de ayudar, sino estafar".

En este sentido, la Condusef consideró que el concepto de "reparadoras de crédito" es positivo y se puede trabajar bien. "El problema que estamos viendo es que hay empresas que se hacen pasar como reparadoras y no necesariamente puedan darte el servicio adecuado", dijo hace unos días su vocero, Marco Carrera.

"El tema de fondo es que se requiere que, en nuestro país, opere y se legisle a favor de esa figura porque la necesidad existe y hay gente que no tiene ni de donde agarrarse para enfrentar sus deudas y el hecho de que estés solo es lamentable, genera problemas y costos y en ocasiones requieren que alguien les ayude, que les reparen el crédito", mencionó entonces.

Puntualizó que el tema ya ha sido visto en la Condusef y habría tres opciones que se están considerando como reparadoras: Reparadora Nacional de Crédito (Renace), Resuelve tu Deuda y Deuda Fin. El punto es que no hay un marco, ni la figura legal para esa actividad, y con la agenda cargada que hay en el Congreso no hay mucha opción para avanzar en una regulación para el tema.

Sin embargo, advirtió que hay otras empresas que ofrecen el servicio para pagar las deudas y así aparece en anuncios y dan un teléfono. Piden dinero para investigaciones u otras cosas, a veces la gente les da la cantidad que solicitan y no lo resuelven o dan el crédito, pero no se sabe bajo qué condiciones y qué se termine firmando.

Por ello, instó a las personas que enfrentan problemas a acercarse primero al banco a negociar y buscar una solución, sin que en ello necesariamente entre un tercero bajo el esquema de "reparador", pero si a lo mejor tiene dos, tres o más deudas, es muy difícil negociar y la "reparadora" puede ayudar ante la banca.

Ahora ve
México es la cuna de la nochebuena, la flor de la Navidad
No te pierdas
×