¿Cómo elaborar tu calendario financiero?

Aprende cómo realizar una guía para identificar los desembolsos que deberás realizar en 2012; vacaciones, pago de servicios y regreso a clases son gastos que puedes planear con anticipación.
calendario  (Foto: Thinkstock)
Viridiana Mendoza Escamilla
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

Las primeras fechas que se marcan en los calendarios son los cumpleaños, a nadie le gusta que un día llegue un familiar o un amigo sonriendo esperando un abrazo (y generalmente un regalo) que olvidaste por completo porque no tuviste un recordatorio de que era su cumpleaños. La llegada imprevista de las obligaciones financieras es incluso más dolorosa, es posible que durante 2011 te hayas sorprendido con preguntas como: ¿cómo? ¿ya me toca la verificación del coche?, o ¿tan rápido es el regreso a clases y el pago de colegiaturas?. La falta de previsión de este tipo de eventos financieros generalmente desemboca en deudas que desequilibran a tu bolsillo.

Para evitar que los gastos ‘te agarren en curva' puedes implementar una estrategia tan sencilla como empezar a marcar los gastos fijos que tienes mes con mes en tu calendario.

Por ejemplo: si no recuerdas las fechas de corte de tu tarjeta de crédito o la fecha límite de pago de tus recibos telefónicos, empieza por anotar este dato en la esquina superior derecha de tu calendario mensual, así lo tendrás presente cada vez que agendes alguna fecha especial.

Como segundo paso realiza una lista de los gastos programables, como las salidas de vacaciones o los regalos de aniversario, la clave para que el calendario financiero funcione es que marques las fechas en que realizarás estos gastos y te pongas algunos recordatorios con semanas (o hasta meses) de anticipación, tener presente que deberás realizar ciertos desembolsos te ayudará a administrar mejor tu dinero.

Como un tercer paso marca las obligaciones, como la verificación del automóvil, por ejemplo, en la casilla mensual correspondiente. A continuación te presentamos una guía de algunos de los compromisos mensuales probablemente que tendrás en 2012.

Enero

Enero generalmente es un año de planeación, aprovecha los últimos días de vacaciones y organiza tus gastos. Si tienes todavía un poco de dinero sobrante de las fiestas de fin de año aprovéchalo para disminuir tus deudas lo más posible. Recuerda que enero también implica un regreso a clases que deberás considerar en tu presupuesto.

Febrero

Febrero es un buen mes para pensar en Abril. Aunque las vacaciones de Semana Santa luzcan lejanas debes tener en cuenta que tan sólo los pasajes aéreos te pueden generar un ahorro de 70% en transporte si los compras con dos o tres meses de anticipación, según la agencia Despegar.com.

Marzo

Si tienes adeudos de servicios públicos como agua, luz o predial, los gobiernos locales generalmente ofrecen descuentos en multas y recargos si te pones al corriente en los primeros meses del año, no dejes que se te vaya de las manos la oportunidad de tener las cuentas de tu casa al corriente.

Abril

Llega Semana Santa y aunque ya hayas previsto algunos costos de las vacaciones, si tienes pensado salir eso implicará un desembolso, asegúrate de provisionarlo.

Mayo

Los niños están a punto de salir de la escuela, empieza un pequeño ahorro para los gastos de fin de curso, los bailables por el día de la madre (y en algunos casos del padre) pueden convertirse en descalabros para tu cartera conforme avanza el año.

Junio

¿Listo para las vacaciones de verano?, pues lo estés o no, tu cartera deberá enfrentar los paseos y las ganas que te darán por asistir a las rebajas de verano de las tiendas departamentales, toma tus precauciones.

Julio

La temporada de lluvias llegará a sus momentos más agresivos en cualquier momento, asegúrate de que tu casa esté impermeabilizada y que tu auto esté en buenas condiciones para hacer frente al tráfico y los encharcamientos. Lo ideal es que también cuentes con algún seguro de gastos médicos mayores para hacer frente a cualquier imprevisto.

Agosto

El muy temido regreso a clases hace su aparición apenas se cruza la primer mitad del año, meses antes deberás provisionar el gasto en uniformes, inscripciones y colegiaturas, recuerda que puedes deducir este último concepto aún si eres asalariado.

Septiembre

Hay quienes dicen que el maratón Guadalupe-Reyes ahora es el maratón Viva México-Reyes, septiembre marca el inicio de la época de mayores fiestas, planea tus festejos patrios y si puedes, hasta tus compras navideñas, eso hará que los gastos de fin de año no luzcan como un ataque fulminante para tu cartera.

Octubre

El ‘Buen Fin' estará muy cerca para cuando llegue octubre, así que ve preparando tu presupuesto para la semana de rebajas que las cámaras de comercio realizarán en noviembre.También es un buen momento para empezar a pensar en las vacaciones de fin de año.

Noviembre

Noviembre es un buen mes para poner tus cuentas en orden y crear planes de pago para 2013, no esperes que llegue nuevamente el final del año pues diciembre generalmente está plagado de gastos imprevistos.

¿Quieres más noticias como esta?
Recibe los mejores tips para tu ahorro, gasto e inversión.

Diciembre

Si realizaste una buena planeación financiera diciembre sólo será el mes en el que debas preocuparte de los regalos, las fiestas y la adopción de propósitos para el año próximo.

Ahora ve
Una probadita de Game of Thrones: llegó el nuevo tráiler
No te pierdas
×