Cómo invertir en una buena causa

Antes de donar a una causa social verifica si ésta tiene reconocimiento del SAT como donataria; los indicadores del Centro Mexicano para la Filantropía son otro referente de confiabilidad.
donaciones  (Foto: Thinkstock)
CUIDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

¿Quieres donar pero no estás seguro de que tu dinero se usará bien? No te preocupes, pues existen ciertos indicadores que te pueden servir como guía para identificar a las organizaciones filantrópicas confiables.

Donar formalmente no es una práctica generalizada en México, pues sólo el 16% de los mexicanos lo hacen y menos de 10% da algún donativo de manera recurrente, refiere Michael Layton, director del Proyecto de Filantropía del Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM), a la revista Dinero Inteligente de mayo de 2012.

Según expertos consultados por la publicación, el desconocimiento y desconfianza son los principales factores que limitan a los mexicanos al momento de apoyar a las organizaciones que trabajan sin fines de lucro por una causa social.

Esto no se debe a que los mexicanos no sean solidarios, sólo implica que son más propensos a hacer donaciones informales -como dar dinero a gente en la calle-, que no tienen el mismo impacto a largo plazo como lo podría tener una asociación formal.

Sin embargo, existen elementos que distinguen a las organizaciones y les dan confiabilidad. Uno de ellos es ser donataria autorizada por el Servicio de Administración Tributaria (SAT).

Al permitirles recibir donativos deducibles, les otorgan confiabilidad, pues para lograr ese reconocimiento, las organizaciones deben demostrar ser transparentes, profesionales y cumplidas.

Además, una vez que lo obtienen son auditadas y revisadas constantemente por la autoridad. Actualmente existen 5,500 donatarias registradas en el SAT.

"Su objeto social debe ser el fomento a la cultura, la ciencia, las artes o beneficencia, sus estatutos deben señalar que los socios no recibirán beneficio económico, sólo pueden realizar las actividades que les autorizaron, entre otras cosas", dice Pedro Carreón, socio de la práctica de impuestos de PriceWaterhouseCoopers.

Por otro lado, como estas organizaciones no tienen fines de lucro, están exentas del pago de impuestos con la idea de que destinen el total de los donativos a su objeto social. Con ese mismo fin, otro de los requisitos para ser donatarias es que sus gastos en administración no superen 5% de sus ingresos.

Además del SAT, en el país existen asociaciones civiles que también se dedican a certificar y avalar la institucionalidad y transparencia de dichas instituciones.

Uno de ellos es el Centro Mexicano para la Filantropía (Cemefi), el cual creó los Indicadores de Institucionalidad y Transparencia, un conjunto de referencias sobre las organizaciones de la sociedad civil en México que sirven para su autoevaluación y autorregulación.

Dichos indicadores pueden servir de guía antes de colaborar con una organización y son:

  • Acta Constitutiva ante notario público.
  • Ser reconocida como donataria por el SAT.
  • Misión, visión y objetivos.
  • Domicilio y teléfono verificables.
  • Informe anual y estados financieros auditados.
  • Consejo directivo o patronato voluntario con miembros distintos al equipo profesional.
  • Personal profesional contratado en nómina.
  • Voluntarios trabajando en los programas.
  • Más de tres años de operación.
  • Más de tres fuentes distintas de ingresos.
¿Quieres más noticias como esta?
Recibe los mejores tips para tu ahorro, gasto e inversión.

Hasta abril de 2012, el Cemefi acreditó a 497 instituciones que cumplieron con la mayor parte estos puntos. El listado puede ser consultado en su sitio web: www.cemefi.org.

No obstante, si la figura de donataria autorizada no es suficiente elemento de confianza, los expertos recomiendan no donar dinero sino tiempo y buscar ser voluntario de la causa de interés. "Al ayudar te das cuenta cómo opera la organización", recomienda Jorge Villalobos, presidente del Cemefi. Antes de elegir cómo apoyar a una organización, sea donataria o no, con dinero o con tiempo, es necesario elegir la causa, y eso tiene que ver con las convicciones e intereses de cada persona.

Ahora ve
Blue Origin, de Jeff Bezos, prueba con éxito una nave para el turismo espacial
No te pierdas
×