‘Cúrate’ de los ataques de compras

Sacrificar tu presupuesto de comida o la mensualidad de tu auto por el ‘shopping’ es un mal síntoma; las mujeres son más propensas a padecer un trastorno compulsivo relacionado con ofertas y rebajas.
comprass  (Foto: Thinkstock)
Viridiana Mendoza Escamilla
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

Si eres de los que no puede dejar pasar una barata, o consideras que es imposible salir de un centro comercial sin comprar algo, es probable que seas parte del las estadísticas de compradores compulsivos.

Un estudio sobre hábitos de consumo de la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) arrojó que el 55% de las mujeres compra para sentirse mejor en situaciones de enojo, tristeza y aburrimiento.

Esto se convierte en un problema si se considera que en México existen más de dos millones de tarjetas de crédito con problemas de pago, lo cual implica que, además del desorden de conducta que implica tratar de mejorar el estado de ánimo a través de las compras, adquirir artículos por compulsión se puede convertir en un problema para tus finanzas.

El Instituto de la Familia explica que experimentar euforia desmedida por ofertas y promociones al ir de compras es una sensación similar a la que se produce en personas que padecen alcoholismo o son adictos al juego.

De acuerdo con la institución es posible que existan más de dos millones de mexicanos, en especial mujeres, que padecen adición a las compras por impulso.

La temporada navideña y los periodos de rebajas son las épocas más peligrosas para los adictos a las compras, pues los descuentos apoyan la idea de que vale la pena hacer ‘un esfuerzo' por comprar artículos que quizá no habrá otra oportunidad de adquirir.

La ropa, calzado, cosméticos, discos y películas son los artículos más ‘tentadores' para las personas que tienen problemas con su manera de gastar, de acuerdo con la Profeco el 34% compra con tarjeta de crédito, 84% con efectivo y 14% utilizan los sistemas de apartado.

Seis de cada 10 compradores se arrepienten de haber gastado demasiado, los principales motivos son: porque no necesitaban el artículo, porque excedía su presupuesto o, porque después de haberlo pensado, llegaron a la conclusión de que el artículo en cuestión no les gustaba tanto.

"La adicción al consumo no es una enfermedad como tal, más bien es un síntoma de un problema psíquico, como depresión, baja autoestima o insatisfacción", señala la Profeco.

De acuerdo con el Instituto de la Familia, existen una serie de indicadores para detectar si tus compras son por compulsión o por necesidad, toma nota:

Eres comprador compulsivo si...

1. Pierdes fácilmente la noción de cuánto has gastado en una ida de compras.

2. No te importa sacrificar tu presupuesto para necesidades básicas por comprar un artículo que acabas de ver (como comidas, vacaciones familiares, el pago de tu mensualidad de automóvil, pago de colegiaturas)

3. Experimentas arrepentimiento tras haber hecho varias compras o una compra fuerte.

4. Tu único tema de conversación son las compras.

5. Tu manera de gastar es un motivo frecuente de discusión con tu pareja, padres o hijos.

Algunos consejos para rehabilitarte son:

1. Haz un presupuesto y apégate a cumplirlo.

2. Cuando vayas a un centro comercial, lleva sólo el dinero necesario para comprar lo que tienes pensado.

¿Quieres más noticias como esta?
Recibe los mejores tips para tu ahorro, gasto e inversión.

3. Evita llevar tus tarjetas cuando vas a lugares donde puedas hacer gastos fuertes imprevistos.

4. Si el no comprar te provoca depresión, pide ayuda de un profesional.

Ahora ve
Millones de cangrejos hacen suyo Google Street View
No te pierdas
×