¡Cuidado con las trampas en preventas!

Comprar una casa o departamento que aún no está terminado requiere de un análisis cuidadoso; los expertos en materia inmobiliaria recomiendan poner atención en algunos puntos clave.
preventa  (Foto: Getty)

Durante la búsqueda para adquirir un inmueble, las preventas son siempre opciones atractivas, pero es importante tener cuidado de algunas trampas que pueden aparecen en el camino. "Tu casa es el ticket más alto que pagarás, ya sea una obra terminada o una preventa, la cuestión es que cuentes con la información necesaria para que la compra sea una decisión acertada", señala Sandra Hendrix, directora comercial de la consultoría inmobiliaria Coldwell Banker.

De acuerdo con la especialista, existen tres tipos de preventa:

Obra negra: que implica sólo la construcción de ladrillos, sin divisiones.

Obra gris: aquella que tiene divisiones ya aplanados.

Obra blanca: propiedades con acabados de baños y cocinas a las que les falta la carpintería y detalles menores.

El primer paso, según explica Hendrix, es conocer al desarrollador y cerciorarte de que la entrega se realice cuando la propiedad tenga al menos un 80% de terminación.

"Cuando la gente no conoce el sector y se da a la búsqueda de un desarrollador es muy fácil que caiga en manos de empresas fantasma o poco profesionales, esa es la importancia de contar con un profesional inmobiliario acreditado que te asesore", advierte.

Preventas e inversión

Las preventas pueden ofrecer propiedades hasta un 30% más baratas que las construcciones terminadas, sin embargo debes estar atento pues no todas las preventas ofrecen este nivel de ahorro y no todas constituyen opciones seguras de inversión.

¿Quieres más noticias como esta?
Recibe los mejores tips para tu ahorro, gasto e inversión.

De acuerdo con la Asociación Mexicana de Profesionales Inmobiliarios (AMPI) un inmueble que se encuentre por encima de los 120 metros cuadrados o situado en una zona con poca densidad de población, resulta de más difícil salida que otro que se ubique en área céntrica y de menores dimensiones y en algunos casos puede aprovecharse para edificar desarrollos que se venden en preventa como oportunidad de inversión.

"No es lo mismo invertir en un departamento de dos habitaciones en una colonia residencial que una casa de cuatro recámaras en la periferia de la ciudad, pues aunque ésta última tenga más espacio, su ubicación urbana podrá resultar más barata para adquirir, pero mucho menos rentable, lo que en lugar de hacer que nuestros ahorros se preserven, representaría una pérdida", señala la Asociación.

Ahora ve
Esto es lo que deja el año 2017 en América Latina
No te pierdas
×