6 lecciones financieras para niños

Cómo hacer que tus hijos aprendan a ahorrar y a manejar correctamente su dinero.

Enseña a tus hijos a manejar el dinero

1
Quizá al principio no sea fácil enseñar a tus hijos a manejar su dinero, pero no importa qué tan mal tome el niño las primeras explicaciones, hay que seguir intentando, señalan los expertos.  (Foto: Getty Images)
niños dinero  (Foto: Getty, )

No importa qué tan pequeños sean, es necesario que los niños entren en contacto con el dinero, que aprendan a ganarlo, administrarlo, presupuestarlo y, por qué no, a gastarlo con responsabilidad.

Todo niño entre el preescolar y el tercer grado de primaria es capaz de comprender algunos aspectos financieros básicos, como los efectos de tener más o menos dinero, pero no la relación entre el costo de las cosas y el dinero que la familia tiene para gastar, dicen Danes y Dunrud, autores de Children and Money: Teaching Children Money Habits for Life.

Es justo en ese periodo, cuando los niños comienzan a pedir cosas, que debe comenzar el diálogo sobre lo que es el dinero, cómo se gana, para qué sirve, su carácter finito y las prioridades en la familia.

Para un poco más tarde se recomienda la práctica de conceptos relacionados con el dinero y la prosperidad, como el ahorro, el control de gastos, las inversiones, el presupuesto y la planeación.

Lo primero que debes tomar en cuenta es que los niños aprenden del ejemplo de sus padres, por lo que si utilizas la mitad de una quincena, el día que la cobras, para pagar las deudas de la anterior, será difícil pretender que tu hijo ahorre 10% de su 'domingo' o mesada antes de decidir en qué la gastará.

Cada decisión financiera del día puede ser un buen o mal ejemplo que el chico aprenderá.

La revista Dinero Inteligente de noviembre 2012 te da seis tips para enseñar a un niño a usar el dinero correctamente. Conócelos a continuación.

1. Dale dinero, de muchas maneras

2
Hablar con los niños sobre dinero los hace más conscientes de sus gastos. (Foto: Getty Images)
niños dinero  (Foto: Getty, )

La práctica ayuda a la hora de enseñar a tus hijos a manejar correctamente el dinero. Dejar que los niños usen el dinero en pequeñas cantidades, controladas y supervisadas, les ayudará a comprender su valor y a realizar elecciones inteligentes.

Un buen comienzo son los 'domingos' o pagas semanales, que pueden comenzar desde los tres años. Impúlsalo a que lo guarde en su 'cochinito', aunque quizá debas esperar un año o dos para que realmente lo haga. De vez en cuando déjalo gastar una parte de su domingo en un dulce que te pida.

Cuando vayas a la tienda o al supermercado, déjalo pagar con apoyo, si es muy pequeño es casi seguro que confunda las denominaciones o use las monedas como juguete. No importa. Recógelas cuando las abandone y ponlas en su alcancía.

Cuando sea mayor (de cinco a siete años), permítele hacerlo solo y llévalo a distintas tiendas para que aprenda a comparar precios y calidades.

2. No desperdicies

3
Si rompe un juguete, plantea una reparación con su dinero; si es imposible, dile que no será repuesto y que debe cuidar sus objetos personales. (Foto: Getty Images)
niños dinero  Si rompe un juguete, plantea una reparación con su dinero; si es imposible, dile que no será repuesto y que debe cuidar sus objetos personales. /  (Foto: Getty, )

Para introducirlos al concepto de ahorro, es importante enseñarles a no dañar, despilfarrar o desperdiciar los bienes, comunes o propios, pues reponer cualquier cosa implica un gasto.

Por lo que si se avería algo en casa, como tu cafetera, coméntaselo y pídele que te acompañe al taller para ver si se puede reparar.

Explícale que será más barato que comprar una nueva; si no es así, no la repares. Platícalo con él/ella y pídele que te ayude a decidir qué hacer.

3. Enséñale a ser paciente

4
Dejar lo que estás haciendo para servirle el vaso de agua que te exigió es una mala idea. Mejor ayúdalo a ejercitar su paciencia. (Foto: Getty Images)
niños dinero  Dejar lo que estás haciendo para servirle el vaso de agua que te exigió es una mala idea. Mejor ayúdalo a ejercitar su paciencia. /  (Foto: Getty, )

Cuando pida algo, escúchalo y respóndele para que sepa que, en cuanto termines, atenderás su solicitud. Aprenderá a ser paciente en espera de la recompensa.

Si te pide un vestido nuevo o un juguete de moda, dile que lo anote en su lista de cumpleaños, Navidad o fin de cursos, lo más cercano.

Si ya es mayor, impúlsalo a comprar el objeto con su propio dinero. Si no le alcanza, deberá esperar a reunirlo o trabajar para obtener más.

Pequeños trabajos que no sean su responsabilidad habitual servirán para este fin. Tender su cama no aplica, lavar el auto de papá, sí.

4. Haz del ahorro una costumbre

5
Impúlsalo a que ahorre para comprar un pequeño obsequio para abuelita o para el cumpleaños de su mejor amigo (Foto: Getty Images)
ahorro  Impúlsalo a que ahorre para comprar un pequeño obsequio para abuelita o para el cumpleaños de su mejor amigo /  (Foto: Getty, )

A partir de los cinco años explícale que si guarda una parte de sus domingos podrá comprar en unos meses aquel juguete que tanto anhela. Impúlsalo a guardar una cantidad fija antes de ir a la tienda por dulces.

A los ocho años ya podrá planear qué hacer con su flujo de efectivo y con su ahorro. Dile que no es preciso que gaste todo lo que tiene y enséñale a hacer un presupuesto.

Cuéntale que no debe olvidar el rubro 'emergencias', y dile que es su fondo para cuando rompa el vidrio del vecino, la maceta de su tía o para reponer su material escolar si lo pierde. Si a final del año no utilizó ese fondo, permítele gastar una parte.

5. Involúcralo en la economía familiar

6
Elabora el presupuesto con toda la familia, sé claro en los compromisos de ahorro, en la meta y en la recompensa.  (Foto: Getty Images)
niños dinero  Elabora el presupuesto con toda la familia, sé claro en los compromisos de ahorro, en la meta y en la recompensa. /  (Foto: Getty, )

El ejemplo y la práctica se complementarán bien con algunas explicaciones de cómo funciona la economía familiar.

Esto significa explicar que los padres trabajan para conseguir el dinero y que una parte de ese ingreso está destinado a la compra de alimentos, al pago de la casa, a la educación, a la salud y a la compra de ropa y otros bienes necesarios.

Reúne a toda la familia en la mesa cuando planeen las vacaciones o las fiestas de cumpleaños. Explica que son gastos mayores y pide que colaboren, puede ser con acción, el ahorro en alcancía, o por omisión, dejar de comer golosinas y frituras o llevar agua de fruta hecha en casa a la escuela en vez de un jugo procesado.

Ofrece llevar un termo con café a la oficina en vez de comprarlo en la cafetería. Contemplen la viabilidad de comer en casa más días al mes y cambiar el entretenimiento pagado por visitas a parques y actividades gratuitas o más baratas.

6. Llévalo al banco

7
Hay que enseñar a los niños que el ahorro es un primer paso hacia la libertad financiera y que es preciso acceder a la inversión para prosperar. (Foto: Getty Images)
niños dinero  Hay que enseñar a los niños que el ahorro es un primer paso hacia la libertad financiera y que es preciso acceder a la inversión para prosperar. /  (Foto: Getty, )

Cuando el cochinito esté lleno, lleva a tu hijo al banco y ayúdale a abrir una cuenta.

Aprovecha para hablar de las tarjetas y los cajeros. Los niños tienen la gran ventaja de que pueden dejar sus ahorros en una inversión a largo plazo.

Ayúdalos a elegir una de bajo riesgo, el tiempo será su aliado para que ese dinero crezca y le sirva para mejores fines.