Editorial mexicana se cuelga de la red

Editorial Ink es la primera empresa mexicana dedicada a publicar sólo libros electrónicos; la empresa confía en su crecimiento pese a la baja penetración de dispositivos móviles en México.
smartphone  (Foto: Getty)
Ilse Santa Rita
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

Dos sucesos de 2012 dieron la visión a Diego Echeverría para poder emprender su negocio en México: en marzo de ese año y tras 244 años de vida, la Enciclopedia Británica anunció que dejaría de editarse en papel; meses después, en octubre, la revista Newsweek dijo que seguiría esos mismos pasos para convertirse en una revista 100% digital para Estados Unidos.

Ink es la primera editorial mexicana especializada en publicar libros electrónicos. Desde su creación en noviembre de 2012 ya cuenta con un catálogo de 90 libros en categorías como ficción, no ficción, arte, desarrollo personal y cocina, entre otras.

"Lo que desarrollamos son aplicaciones para cada libro para que quien lo compre, tenga una experiencia multimedia. No nos dedicamos a publicar archivos en formato PDF", explicó el emprendedor.

Las aplicaciones más sencillas tienen un audio del autor donde dedica el libro y después pueden hacerse más complejos. En los libros infantiles el texto va narrado y las letras se iluminan con la lectura.

En Estados Unidos, el 80% de los editores ya producen libros electrónicos, según datos de una encuesta de Aptara en 2012, una empresa proveedora de servicios editoriales electrónicos.

El año pasado, la gigante del comercio electrónico Amazon reportó que en el Reino Unido se vendieron 100 libros impresos por cada 114 eBooks para Kindle, lo que implica que el mercado para los eBooks está en crecimiento. 

Enfoque: Amazon abre cauce digital en México.

A nivel local, el interés también crece. En México, 13% de las personas se conecta a Internet a través de cualquier dispositivo para leer libros, revelaron datos de la Encuesta Nacional de Lectura 2012, elaborada por la Fundación Mexicana para el Fomento de la Lectura, A.C.

Durante 2011 se registró una producción de 1,709 libros digitales, de los que el 58% correspondió a novedades y, el resto 42% a reediciones, según datos de la Cámara Nacional de la Industria Editorial Mexicana.

Sin embargo, el acceso a aplicaciones móviles queda en su mayoría condicionado a contar con dispositivos electrónicos y conexión a Internet.

En México, de los 112 millones de habitantes, 45 millones son internautas, según datos de la Asociación Mexicana de Internet (AMIPCI).

Tres de cada 10 teléfonos móviles en México son inteligentes, y se estima que para 2015, siete de cada 10 usuarios de telecomunicaciones móviles en nuestro país tengan al menos un smartphone, según información de la consultora de telecomunicaciones The CIU.

"En México vamos un poco atrás respecto a otros países", reconoció el emprendedor. Pero es optimista: "muchas escuelas ya piden tabletas, muchas librerías ya tienen programas digitales que están ayudando a que se difundan los libros electrónicos".

¿Quieres más noticias como esta?
Recibe los mejores tips para tu ahorro, gasto e inversión.

"Actualmente 80% de las casas editoriales en Latinoamérica aún no han experimentado el formato digital. Lo mismo se dijo del celular, cámaras digitales y la industria de la música, pero una vez que entras, se come un poco a las otros soportes. Creemos que el libro impreso nunca van a desaparecer, pero habrá libros que sólo se publicarán en papel y otros que sólo lo harán en soporte digital", agregó.

Al cierre del 2013, Editorial Ink quiere cerrar su oferta con un catálogo de 300 títulos y agregar una tienda más para dispositivos con sistema operativo Android.

Ahora ve
Oficialismo se queda con más de 300 de los 335 municipios venezolanos en disputa
No te pierdas
×