¿Cómo contratar un gestor financiero?

Si buscas al mejor administrador para tus inversiones, hay cuatro preguntas que debes hacer; asegúrate de entender cuál es su estrategia para tu capital y cómo actúa con sus demás clientes.
asesor financiero  (Foto: Thinkstock)
Melanie Hicken
NUEVA YORK -

Hacer ciertos cuestionamientos importantes a un prospecto de gestor de fondos es un gran primer paso antes de contratar uno y puede significar la diferencia entre cumplir o quedarte corto en tus metas financieras.

De hecho, un administrador de fondos puede desempeñar un papel increíblemente importante. Algunos no sólo fungen como planificadores financieros, ayudándote a ahorrar para ciertos objetivos como la universidad de tus hijos o tu jubilación, su principal objetivo es tomar las decisiones de inversión que afectan directamente tu capacidad para cumplir con esos objetivos.

Es por eso que es tan importante que encuentres a una persona que sea el ajuste perfecto para ti. De hecho, la mayoría de los expertos recomiendan que entrevistes a varios administradores antes de comprometerte con uno. Éstas son algunas preguntas importantes:

1. ¿Cómo procederías al invertir mi dinero?

Mientras que algunos gestores de fondos se enfocarán en tus objetivos y circunstancias particulares, otros podrían usar la misma estrategia o filosofía de mercado básica para todos sus clientes, dijo Eleanor Blayney, una defensora de los derechos de los consumidores del CFP Board, una organización sin fines de lucro que establece normas para la certificación de planificadores financieros.

Así que, es importante averiguar si tus inversiones bursátiles pueden ser personalizadas a tus objetivos de ahorro particulares y horizontes de tiempo.

"La pregunta es: '¿Son mis circunstancias financieras tomadas en cuenta o estás administrando el dinero siguiendo un objetivo general específico'", dijo.

2. ¿Cómo te pagan?

Es esencial que entiendas cuánto dinero te costará tu acuerdo con el administrador de fondos.

El pago de los administradores de fondos típicamente proviene de comisiones cobradas a los clientes, las cuales usualmente están basadas en un porcentaje de los activos totales gestionados. Incluso una comisión de administración del 1%, que es un estándar bastante generalizado, puede sumar miles de dólares al año.

Puede haber otros cargos también, así que es una buena idea pedir una copia de su formulario ADV (requerido por la Comisión de Valores de Estados Unidos o SEC), que debe revelar todos los detalles de las comisiones. Los inversores deben tener cuidado con cualquier administrador que no ofrezca libremente el formulario cuando se le solicite.

En el caso de México la información puede estar contenida en el prospecto de información para el público inversionista que debe proveer la sociedad de inversión o la administradora de fondos. Además de las comisiones, también se debe buscar información sobre cualquier medida disciplinaria o conflictos de interés.

3. ¿Cuáles son tus otros clientes?

No te conviene ser el cliente más pequeño o el más grande de alguien en términos de activos disponibles, dijo Blayney. En cambio, un administrador de fondos ideal deberá tener experiencia en ayudar a las personas con una situación financiera y objetivos similares.

4. ¿Cómo vas a agregar valor?

Pocos administradores de fondos superan de manera constante el rendimiento de los fondos indizados, que son mucho más baratos, especialmente una vez que las comisiones son tomadas en cuenta.

Si estás pagándole a un administrador de fondos, probablemente estás en busca de alguien que vaya a hacer más de lo que tú sientes que puedes hacer por tu cuenta. Así que asegúrate de preguntarle: ¿Cómo vas a hacer eso? ¿Cómo vas a ayudarme a manejar el riesgo? ¿Harás cambios en mis inversiones si mis metas están en riesgo?

"Creo que es importante entender hasta qué punto tienen una disciplina de ventas, así como una disciplina de compras", dijo Blayney.

La respuesta correcta es la que equivale al propio nivel de tolerancia al riesgo, dijo.

Preguntar sobre el desempeño pasado también es importante, pero ten cuidado de cualquier persona que diga ser capaz de superar al mercado año tras año. Si parece demasiado bueno para ser verdad, probablemente lo es.

Ahora ve
Beber hasta 12 latas de refresco diario y otros excéntricos hábitos de Trump
No te pierdas
×