Tips financieros para universitarios

Presupuestar la diversión y utilizar el crédito con precaución son algunas claves para sobrevivir; si ya estás trabajando, lo conveniente es empezar a ahorrar en tu afore para el retiro.
joven dinero  (Foto: Thinkstock)
Ilse Santa Rita
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

Asistir a la universidad es una buena forma de crecer profesionalmente,  pero también puede ser una oportunidad para graduarte con honores en el manejo de tus finanzas personales.

Adquirir buenos hábitos financieros durante esta etapa de la vida sentará las bases de tu comportamiento en este aspecto durante la etapa adulta cuando alcances tu independencia monetaria.

Aprovecha esta etapa de la vida, en la que los compromisos financieros son limitados, para practicar y desarrollar habilidades que te permitan manejar tu dinero, en temas como la elaboración de presupuesto, uso del crédito y ahorro para tu retiro.

Además, para los padres, la independencia financiera de sus hijos puede ser una oportunidad para reevaluar su situación financiera. Quizá podrán tener la capacidad de ahorrar más para su jubilación o hacer pagos más altos a su hipoteca, expuso el director de Educación a Inversionistas del CFA Institute, Robert Stammers, en un documento dirigido al público inversionista.

1.       Determina rubros de gasto

En muchas ocasiones, los estudiantes universitarios, salvo aquellos que son originarios de otros lugares y que deben pagar renta de vivienda y servicios, no tienen gastos fijos y sus ingresos son limitados, lo que puede complicar la elaboración de un presupuesto.

Sin embargo, siempre se pueden establecer rangos o topes máximos de gastos para determinados rubros como comida, transporte y materiales escolares, dijo la coordinadora del curso ‘Saber planear cuenta para mi vida', de la Universidad Iberoamericana, Verónica Rodríguez Padilla.

Ese presupuesto también debe incluir el rubro del ahorro, eso te permitirá separar ese monto desde el momento en el que recibes tus ingresos. Si intentas ahorrar lo que te sobra, muy probablemente jamás empezarás a hacerlo.

Enfoque relacionado: Gobierno lanza app para tus finanzas personales

2.       ¿Depa con balcón? Piénsalo dos veces

Para quienes estudian fuera de su lugar de origen, pagar la renta de un departamento en la colonia más cara de la ciudad, con balcón, jardín y salón para eventos sociales podría comerse la mayor parte de su presupuesto. Lo ideal es elegir la vivienda que realmente responda a sus necesidades sin comprometer otros gastos prioritarios.

"Para evitar que el estudiante se sienta ahorcado o demasiado limitado en sus gastos para otros rubros, lo ideal es que destine como máximo 25% de su presupuesto general a la renta de vivienda", dijo la especialista de la Universidad Iberoamericana.

3.       Presupuesta la diversión

Presupuestar la diversión puede ser tan importante como calcular los gastos de comida o cualquier otro rubro. Lo más probable es que, aunque no los consideres, seguirás gastando en salidas con amigos, por lo que siempre sentirás que te falta dinero.

"Divertirse no es malo, lo malo es no presupuestarlo; no por el hecho de no presupuestarlo, vamos a dejar de gastar en diversión", dijo la directora de la licenciatura en Administración y Finanzas del Tecnológico de Monterrey, Campus Santa Fe, Montserrat Reyna.

4.       No lo compres, pídelo prestado

Antes de realizar el gasto en cada libro que te solicitan, primero verifica si está disponible en alguna librería, incluso de tu misma escuela.

En otros casos como la compra de una cámara fotográfica u otros artículos de uso duradero, puedes comprárselos a los compañeros de generaciones anteriores a la tuya que ya no los utilicen.

Enfoque relacionado: 7 consejos financieros para jóvenes

5.       ¿Crédito?  Con precaución

Muchas universidades tienen convenios con instituciones financieras que da a sus estudiantes acceso a cuentas bancarias sin comisiones, o incluso a tarjetas de crédito.

"El crédito en la edad universitaria no es malo, porque es una buena oportunidad para generar historial crediticio, pero debe usarse con responsabilidad. Lo ideal es que el estudiante lo utilice para financiar un gasto inesperado, no para gastos cotidianos", sugirió la especialista del Tecnológico de Monterrey.  

Además, el estudiante debe considerar que su capacidad de endeudamiento es menor que para alguien que trabaja. "La suma del pago de todas las deudas de un estudiante no deben exceder 25% de sus ingresos, mientras el límite máximo de endeudamiento de una persona financieramente independiente no debe ser superior a 30% en promedio", agregó.

6.       ¿Tu primer empleo? Ahorra en tu afore

El ahorro obligatorio que realizan los trabajadores a su cuenta afore, que representa el 6.5% de su salario base de cotización, no será suficiente para alcanzar una pensión que le garantice mantener su calidad de vida al momento de su retiro laboral, afirman los especialistas.

Sin embargo; en México, sólo cuatro de cada 10 jóvenes han pensado en lo que sucederá en el momento de su propio retiro laboral, según los resultados de la encuesta ‘Ahorro  y futuro: ¿Cómo piensan  los estudiantes universitarios?', elaborada por la Asociación Mexicana de Afores.

 

"Lo ideal es comenzar a ahorrar en la afore desde que se comienza la vida laboral. Mientras más pronto se comience a ahorrar, más generosa será su pensión", recomendó la especialista de la Universidad Iberoamericana.

Ahora ve
“Durante años, él fue mi monstruo”, dice Salma Hayek sobre Harvey Weinstein
No te pierdas
×